Lo hemos contado mil veces, pero ahí va la mil una: cuando Ellen DeGeneres salió del armario, la industria del entretenimiento la mandó al ostracismo más absoluto. Nadie quería trabajar con ella, le cancelaron la serie, y durante tres largos años el teléfono dejó de sonar. Alucinante. Pero antes de eso, sus representantes le aconsejaron que fingiera, que ocultara su orientación sexual, y por eso la mandaban con modelos masculinos a las alfombras rojas, y e controlaban hasta lo que decía.

Esta semana ha vuelto alas televisiones de Estados Unidos, con la temporada número 14 15 de su show matutino, y ha contado cómo sus representantes le prohibieron hablar en plural, para que el público no supiera que tenía pareja y no pudiera intuir que era una mujer.

Me acuerdo que me pasó algo en el dedo, yo entonces estaba en una relación, e iba a decir “nosotras” (we), pero no me dejaron decir “nosotras” (we) porque alguien podría de repente pintar una mujer en mi vida

Es una tontería, pero a mi me parece una historia super triste: no poder decir que tienes “pareja”, ya no novia directamente, porque alguien podría atar cabos y darse cuenta de que eres lesbiana. Esta anécdota, que tiene como poco veinte años, ya que Ellen salió del armario para el público en 1997, no es tan infrecuente hoy en día, y en fin, es una pena. Vamos a poner un video de Ellen feliz y haciendo el melón para que se nos pase la congoja.

Vía: Pink news