Desde que Lauren Jauregui saliera del armario tras la victoria de Trump en Estados Unidos se ha convertido en todo un referente para, sobre todo, los jóvenes LGBT. La cantante, componente de uno de los grupos más conocidos de la actualidad, Fifth Harmony, no ha dejado de hablar sobre cómo es ser mujer, latina, y LGBT en 2017, en una realidad que a veces parece sencilla, pero que está sometida constantemente al juicio de los demás, y en la que cualquiera de estas tras facetas se puede convertir en objeto de crítica fácil.

Jauregui lanzó hace unos meses un hit junto a Halsey, otra de las cantantes contemporáneas cuya orientación sexual traspasa su vida personal y llega a sus canciones. ¿Qué opina Lauren de esta colaboración?

Para mi, esta canción tiene un valor cultural porque la gente se siente invalidada y distante de si mismos, como si estuvieran avergonzados de lo que son. Está bien ser anarquista y simplemente quererte a ti misma. Es la cosa mas rebelde que puedes hacer ahora mismo

Hasta que Jauregui salió del armario de manera pública, ella misma tuvo que lidiar consigo misma, recapacitando y reflexionando sobre etiquetas, personalidad, e identidad.

Incluso el hecho de etiquetarme a mi misma me enfadaba a veces, porque tío, soy un espíritu libre.

De su vida sentimental actual prefiere no hablar, pero sí lo hace del pasado, como cuando se colgó de una compañera de clase en el instituto. «Vivía en una casa latina y era parte de una comunidad católica. ¿Qué iba a hacer?. La gente habla mierdas. Pero es como… ¿Qué es lo que te hace sentir incómodo? Puedes ver un crío siendo bombardeado y no hacer nada, pero ¿no puedes verme darle un beso a mi novia? Que te den». Y este mismo mensaje es el que transmite a los ejecutivos de las compañías, que todavía hoy en día siguen aconsejando a los cantantes que oculten determinados aspectos de su vida privada para complacer a las fans.

Muchos artistas están retenidos por la noción de que perderán su fanbase. Incluso algunos amigos y familia me dijeron que me lo guardara. Pero cuanto más pienso en ello, más es cómo ¿Por qué?

Vía: Out