Sola o en pareja, los juguetes eróticos y bueno, introducir cosas nuevas en el dormitorio, siempre es algo divertido a tener en cuenta. Pero, ¿cómo saber cual comprar, si nunca has tenido uno, o nadie te ha orientado? Antes de que te lances a la tienda erótica y de lencería de debajo de tu casa sin saber ni por donde empezar, vamos a darte unas sencillas pistas para que tu primera experiencia en el mundo de los juguetes sea lo más placentera posible, que de eso se trata.

Vibrador de dedo

Mini Vibrador Dedo Silicona 75 Cm, Hay una lesbiana en mi sopa

Si te apetece empezar por lo más pequeño, porque te da reparo, porque no te atreves con otros formatos, o quizá porque crees que es más discreto a la hora de tenerlo en casa, esta puede ser una buena opción. Este vibrador de dedo es lo suficientemente potente como para que la sensación que tengas sea completamente nueva para ti, y puedes usarlo tanto sola como en pareja. Además, puedes retirar la parte vibradora, lo que lo convierte en un dedil de silicona que puede usarse por separado, haciendo de este producto algo muy versátil. Éxito asegurado.

Satisfyer pro

Satisfyer Pro 2, Hay una lesbiana en mi sopa

Es uno de nuestros favoritos, y tiene que ver con su calidad. Satisfyer pro es lo más parecido al sexo oral que encontrarás, ya que funciona con ondas, sin contacto. Al tener once niveles de intensidad, puedes estar segura de que puedes ir con él de menos a más, y exprimir todo su potencial que, espoiler, es mucho.

Saninex Banana

Saninex Dildo Banana Orgasmic Fantasy 1, Hay una lesbiana en mi sopa

Quizá para tu primer dildo busques algo que no sea realista, algo más divertido, pero que sea igualmente placentero. Saninex Banana es la solución. Sus 15 cm son perfectos (ni muy grande, ni muy pequeña, dirían algunas), y atención a la anilla inferior, que sirve también para estimular suavemente el clítoris. Un win win. Está fabricado en silicona, un material totalmente hipoalergénico, y en el que puedes usar tu lubricante favorito. Si lo quieres amarillo o rosa, depende de ti.

Crema de masaje

Crema De Masaje Shunga De Frambuesas 200 Ml, Hay una lesbiana en mi sopa

Además de juguetes, algo nuevo que puedes probar con tu chica son las cremas de masaje. A todas nos gusta tocar y ser tocadas, y, por ejemplo, esta de Shunga con un agradable perfume a frambuesa, puede hacerlo todavía más guay. Imagina la escena: velas aromáticas, la música que os guste, y todo el tiempo del mundo. No sé, mi reino por esto, vaya. La crema de masaje de Shunga es apta para personas veganas, y aunque te darán ganas de comértela, no lo hagas, porque no es comestible y a ver si vamos a tener un disgusto y pasamos la tarde en urgencias.

Bijoux Poeme sabor a Donut

Bijoux Poeme Pintura Corporal Sabor A Donut Glaseado, Hay una lesbiana en mi sopa

La que si es comestible es esta pintura que tiene…¡sabor a Donut!. Si lo tuyo es el canibalismo, puedes usarla contigo, pero lo suyo es que el lienzo sea el cuerpo de otra persona, para aprovechar al máximo no sólo el sabor (¡a donut!, esto lo han diseñado para mi), sino las sensaciones que provoca la pluma sobre la piel, y, bueno, el estar a gusto con otra persona mientras os tocáis. Supongo que se entiende lo que estoy diciendo.

Puedes adquirir todos estos productos en nuestro sex shop patrocinador, PlaceresSecretos. Tienen envío económico y discreto, y puedes consultarles vía WhatsApp cualquier duda que tengas.