El chasco de la temporada tiene nombre, y es Heathers. La adaptación a televisión de la película de culto de los ochenta, cuyo primer episodio vimos la semana pasada, ha resultado ser no una castaña, porque no es malo, sino un alegato horrible sobre todo lo que está mal en el mundo real. Presentar a comunidades enteras que lo están pasando regular como opresores y tiranos… pues no, cariños, igual no es lo mejor del mundo, que estamos en 2018. Y si ya la alt-right te convierte en su serie favorita de la temporada, a lo mejor tienes que recapacitar sobre lo que estás haciendo (a no ser que tú mismo seas filonazi, en cuyo caso lo estás haciendo genial, pero alguien debería pararte los pies).

El caso es que nada de esto es lo que ha hecho que el estreno oficial se retrase, sino que la cadena ha esgrimido el tiroteo en Parkland, Florida, como la razón por la que la serie va a estrenarse en algún momento, pero no ahora.

La serie original de Paramount Network Heathers es una comedia satírica que asume riesgos creativos al tratar con muchos de los temas que más desafían a la sociedad, desde identidad personal hasta raza y estatus socioeconómico hasta violencia con armas de fuego. Si bien apoyamos firmemente la serie, a la luz de los recientes eventos trágicos en Florida y por respeto a las víctimas, sus familias y seres queridos, creemos que lo correcto es retrasar el estreno hasta más adelante este año

El estreno estaba previsto para el día 7 de marzo, y la cadena no ha dado una fecha oficial, ni siquiera aproximada. Sinceramente, teníamos un poquito de curiosidad por ver de qué maneras más la serie podia ser peor y más ofensiva, que seguro que lo conseguía, pero tendremos que esperar para hacer el experimento.

Vía: Pagesix