El noir es uno de los géneros más reconocibles dentro del cine. Ambientes oscuros, guiones que desafían al espectador, y, sobre todo, un crimen por resolver, hacen que sea de los favoritos de los cinéfilos. Pero excepto algunas personas en Twitter, que parecen sacadas del siglo XV, todo avanza, y esto también, y con el paso de las décadas el género se ha ido amoldando a las nuevas tendencias, y de ahí surge el neo noir, una renovación, y que incluye, sobre todo, nuevos aspectos estéticos, pero manteniendo la esencia de los años 40.

Después de esta chapa que te acabo de echar, te digo: hay una película nueva, Gemini, que ya giró por festivales el año pasado, pero cuyo estreno oficial en cines de Estados Unidos es este viernes, y que nos interesa. Nos interesa mucho. No porque las cintas de detectives y espías nos flipen, no porque nos recuerde a Atómica en lo visual, no porque salgan Zoe Kravitz y Lola Kirke que también, y por todo eso, pero sobre todo porque tiene un tinte lésbico y misterioso que mira, estamos deseando verla.

Kirke es Jill LeBeau, la asistente, la sombra invisible de una joven estrella de cine llamada Heather Anderson (Zoë Kravitz). Anderson, entre otras cosas, quiere ocultar al público que le gustan las mujeres, por el impacto que esto podría tener en su carrera. Pero, entonces, sucede un crimen, y eso pondrá a prueba la relación entre asistente y estrella, una relación que la prensa da a entender que podría ir más allá de los estrictamente profesional. 

En Variety cuentan que la película tiene mucho que ver con Mulholland Drive, la obra de David Lynch que alzó al Olimpo hollywoodiense a Naomi Watts que contaba una historia de amor entre dos mujeres, y que la BBC cree que es la mejor película de lo que llevamos de siglo. Tenemos muchísima curiosidad por esta cinta, que no teníamos en el radar de películas croquetas de este año, y en cuanto la veamos, te traeremos la crítica correspondiente.

Si te gusta lo que has leído, puedes ayudarnos en Ko-fi o Patreon. Te estaremos infinitamente agradecidas.