Hace unos meses me propusieron enviarme una copa. Como llevo una temporada que han pasado más copas por mi vagina que por mis labios (los de la boca), me pareció buenísima idea que quien hiciera la prueba en esta ocasión fuera una amiga que jamás había usado una. Aquí os dejo con su experiencia utilizando la Sileu Cup Rose…

M. al habla:

La copa menstrual Sileu Cup Rose ha sido, por así decirlo, mi iniciación en el mundo de las copas menstruales, ya que era la primera vez que utilizaba una, y tenía ganas de comprobar por qué tanta gente habla de ellas y sus beneficios. A primera vista, esta copa menstrual me llamó la atención por su intenso color rojo y por su dibujo en forma de una rosa, tal y como su nombre indica. Me fijé en que es bastante finita, no sé por qué esperaba que fuese algo más gruesa, pero me alivió porque así la inserción sería más fácil.

Pero la copa no venía sola, sino que me llegó acompañada de dos accesorios muy útiles, como fueron un estuche del mismo color que la copa y con el dibujo de una rosa en su parte frontal, muy bonito estéticamente y práctico si queremos llevárnosla de viaje o para pasar un día fuera; y un esterilizador plegable para esterilizar la copa después de cada periodo, que se usa de forma muy fácil en el microondas siguiendo las instrucciones que contiene.

La primera vez que la usé me costó un poco insertarla, quizá también estaba un poco tensa al no saber bien cómo se hacía, pero con un poco de paciencia la pude introducir sin demasiadas complicaciones. Además, es muy fácil doblarla, puesto que es muy flexible, y eso ayuda mucho a la hora de la inserción.

Lo cierto es que, debido a mi inexperiencia, los dos primeros días de utilización tuve unas pequeñas pérdidas, pero enseguida le coges el truquillo, tanto a meterla como a sacarla muy fácilmente con ayuda del rabito que tiene al final de la copa. Mi buena amiga Thais Duthie me dio un consejo muy útil, y es pasar el dedo por el contorno de la copa una vez esté introducida para asegurarnos de que esté correctamente colocada, y así seguro no habrá ninguna pérdida.

Después de usarla varios meses, puedo decir que estoy muy satisfecha con su utilidad, y, además, he reducido el número de compresas y tampones que utilizo notablemente, con lo cual es una ventaja extra en cuanto a lo económico se refiere. Creo que Sileu Cup Rose es una muy buena opción para todas aquellas personas que, como yo, se quieran iniciar en la utilización de copas menstruales y que no sepan cuál escoger.

Para hacerte con tu Sileu Cup Rose pásate por AQUÍ.