Como varias veces me habéis dicho que os enseño juguetes muy caros, hoy te traigo un par de los BBB (buenos, bonitos y baratos) para que puedas echarles un vistazo. Ya sabes que para mí un requisito que debe cumplir un buen vibrador es que funcione con batería, por eso de no gastar demasiadas pilas y que la vibración sea potente.

Curvy y Wavy son dos juguetes de la colección Power Vibe, no superan los 21 euros y prometen horas y horas de diversión. Pertenecen a la You2Toys, y te confieso que hacia 2014 me hice con mi primera Magic Wand de la misma y me decepcionó un montón. Por suerte, estos dos que te enseño hoy han mejorado mi opinión hacia la marca.

Como ves en la foto, no son juguetes demasiado aparatosos: Curvy mide 12 cm. (solo 10,5 cm. insertables) y Wavy 9,7 cm. (8 cm. insertables). Además, tienen un diámetro de 3,6 cm. y 2,6 cm. respectivamente, lo que significa que son pequeños y cómodos de llevar. Perfectos para meterlos en el bolso o en el neceser y llevártelos al trabajo. ¿Quién sabe cuándo podrás estar en apuros?

Además de las instrucciones, en la caja encontrarás el cargador para ponerlo a punto. Para conectarlo al juguete, deberás desenroscar la base y encontrarás un orificio. Fácil, ¿eh? Esta misma base, una vez vuelvas a enroscarla, sirve como interfaz. Es supersencilla de utilizar, pues solo tiene un botón con el que podrás encender el vibrador, apagarlo y cambiar de velocidad. Tiene 10 distintas, ¡pero puedo adelantarte que es muy potente!

Sobre el material, debes saber que están hechos de silicona. Si estás acostumbrada a juguetes de gama alta es muy probable que notes la diferencia del acabado. No obstante, teniendo en cuenta el precio que tiene no está nada mal. Por este mismo motivo, el packaging es sencillo.

Hasta aquí, ambos juguetes son prácticamente iguales. Tanto Curvy como Wavy son recargables, potentes y manejables. Sin embargo, llega el momento de decidir. Además del tamaño, solo hay dos diferencias más: el color y la forma. Curvy es azul y comienza recto, hasta que se curva ligeramente en la punta para alcanzar el punto G. Wavy, por lo contrario, es de color rosa y es recto, algo más corto y tiene pequeñas ondas a lo largo.

Si lo que te gusta es estimular el clítoris, tendrás que elegir entre un perímetro de vibración mayor (en este caso te recomiendo a Curvy) o uno menor pero más específico (te apañarás con Wavy). Si tu idea es utilizarlo para la penetración, Wavy te resultará muy agradable por sus ondas, pero es difícil que llegue al punto G, mientras que Curvy lo hará seguro.

En resumen, la colección Power Vibe es muy prometedora y Curvy y Wavy están recomendadísimos. Por un precio muy muy bueno, podrás tener un vibrador en condiciones, perfecto para empezar, para llevar en el bolso o incluso de viaje.

¿Quieres conocerlos mejor? Puedes elegir entre Curvy y Wavy. ¿Con cuál te quedas?