Bueno… en mi libro My Thoughts Exactly (que sale el 20 de septiembre) detallo algunas cosas de mis días oscuros, en la era Sheezus. Dormí con escorts femeninas cuando estaba de gira, porque estaba perdida y sola y buscaba algo. No estoy orgullosa, pero no me avergüenzo. Ya no lo hago. The Mail va a sacar la historia mañana porque alguien la ha filtrado, y van a hacer que suene peor de lo que es.

Así cuenta Lily Allen, una de las cantantes de pop inglesas mas reconocidas, su experiencia a la hora de contratar los servicios de escorts, y de rebote que es bisexual. Allen se divorció a principios de este año de Sam Cooper, de quien se separó en 2016, y que es el padre de sus dos hijas. En una entrevista reciente con Vulture con motivo de la promoción de su último disco, No shame, la cantante contó que le fue infiel.

Perdí el sentido de mi misma. Perdí mi identidad. Estaba siendo una mala madre. Estaba siendo mala en mi trabajo. Me despertaba en el autobús de la gira en mitad de Wisconsin con una resaca enorme. Engañé a mi marido. Todo lo que quería era estar con mi hijos. Ni siquiera estaba haciendo dinero.

No shame está recibiendo unas criticas considerablemente mejores que su anterior album, que supuso un bache en su, hasta entonces, sólida carrera.

Vía: Pink news