Seguro que tú también has tecleado alguna vez «películas lésbicas» en el buscador de Netflix, y no te has quedado muy convencida de si lo que te devolvía la plataforma te iba a interesar. Pero sí, me congratula decirte que en Netflix hay películas con lesbianas y bisexuales, y además algunas están bastante bien. Para estos días de fresquito y manta, te recomendamos algunas de ellas, sin ningún orden determinado.

Lovesong

Escrita por Bradley Rust Gray y dirigida por So Yong Kim, Kovesong cuenta la hsitoria de Sarah, una mujer casada que se siente sola en su matrimonio. Un día se embarca en un viaje improvisado con su hija pequeña y su mejor amiga, Mindy (Jena Malone). En el camino, la dinámica entre las das amigas se intensifica antes de que las circunstancias los separen. Años más tarde, Sarah intenta reconstruir su conexión íntima en los días previos a la boda de Mindy.

The feels

Un grupo de mujeres lesbianas se van de despedida de soltera para celebrar que dos amigas se casan. El fin de semana promete ser divertido, entre alcohol y juegos, hasta que todo empieza a girar en torno a un hecho que las desconcierta: Lu jamás ha tenido un orgasmo. Película divertida y fresca que se deja ver con facilidad. Desde aquí la recomendamos mucho. 

Below her mouth

Jasmine (Natalie Krill) es una periodista de moda que vive con su novio. Pero una noche de marcha conoce a Dallas (Erika Linder), una techadora que acaba de romper con su novia. Dallas no pierde el tiempo e intenta ligar con ella, y Jasmine la rechaza, aunque después descubrirá que no se la puede quitar de la cabeza e inician un tórrido romance. Junto a Erika y Natalie están otras caras conocidas como Elise Bauman (Carmilla) o Daniela Barbosa (Bella y Bestia).

Duck Butter

Antes de nada, os avisamos: esta película es rarísima, y es posible que en determinados puntos no sepas ni qué estás viendo. Tal cual. Yo la terminé de ver, pero por ejemplo Paula Plath tuvo que quitarla porque le estaba desagradando profundamente. Cuando Naima (Alia Shawkat, Search Party) y Sergio (Laia Costa, Victoria) se conocen en un club, reaccionan al instante, conectando por la deshonestidad que han experimentado en sus respectivas relaciones románticas. En lo más alto de su euforia, las dos mujeres inventan un experimento romántico: las siguientes 24 horas las pasarán juntas, teniendo sexo una vez cada hora, sin que nada lo impida. Chorprecha, su experimento de relación no va según lo planeado, y pronto el peso de su compromiso comienza a cerrarse, amenazando los ideales del experimento de un día y sus posibilidades de un futuro romántico mañana. 

The intervention

Esta es, con total seguridad, la película con trama lésbica que más me ha gustado este año (y mira que me las veo todas). Un grupo de amigos vuelve a reunirse en la casa donde han pasado tantos momentos. Pero, esta vez, el objetivo no es divertirse, sino hacer una intervención, aconsejar a una pareja que, por su propio bien, debe divorciarse. ¿Funcionará esta terapia de choque? Clea DuVall, que a su vez es la directora, y Natasha Lyonne interpretan a una pareja de mujeres con algún problemilla. Muy, muy recomendable.

Margarita with a straw

No solemos ver a Margarita with a straw en las listas de películas lésbicas, pero el conmovedor retrato de una chica con diversidad funcional que se embarca en un viaje de descubrimiento sexual es más que recomendable. Tierna, divertida y bien construida, si no la has visto te aseguramos que te va a sorprender.