¡Hola, croquetillas! Hoy quiero hablaros de una serie nueva, Saintia Sho. Apenas he visto un episodio, pero me ha picado fuerte. No sé cómo irá, si me cansaré a la mitad o si podrá cumplirse la esperanza que tengo.

Saintia Sho

Antes de entrar en materia, hay explicaciones previas, más que de costumbre.

Primero, explicar cómo funciona mi intuición. Normalmente con dos minutos sé si algo me va a gustar o no. A veces tengo dudas, obviamente. Pero descarto pronto las series si veo que eso no va a salir bien. Eso como gusto personal. Luego puedo descartar porque el argumento sea flojo o no me convenza como yo me pensaba. Que un primer capítulo me guste así es raro. Que ya lo he dicho, quizás luego sea un chasco más adelante por cómo llevan la trama. Pero, de momento, me gusta. Por eso este artículo.

Segundo, ¿qué leches es esto? Bien, es un spin off o historia paralela de Saint Seiya (en España decidieron que “Los Caballeros del Zodiaco” quedaba más guay que “El Santo Seiya”). La serie original trataba de los guardianes de la Diosa Atenea, que se reencarnaba en una chica cada X años. Aparte de Atenea, había más dioses. En vez de luchar los dioses entre ellos, ponían a luchar a sus caballeros guardianes. El grupo original eran Pegaso, Dragón, Cisne, Andrómeda y Fénix. Aunque había mujeres en papeles secundarios como guerreras, tenían otra categoría. Aparte de menos protagonismo. La serie original tenía 3 sagas. Santuario, que era larga con avaricia, Asgard y Poseidón. Luego vino la saga del Hades que se dividía en 3 arcos. Aparte de esto, hubo películas. En una de ellas se contaba la historia de la diosa malvada Eris, que quería quedarse con la energía de Atenea.

Tercero, no es un refrito. Es una historia original dentro de este universo. No es la primera historia aparte. Ya tuvimos Lost Canvas y Gold Soul. Tampoco es la mierda que va a hacer Netflix. Se está emitiendo vía web, un capítulo cada lunes. No sé cuántos capítulos va a tener esto. Estimo (que quizás me equivoco en mi idea, esto es un poco apuesta de lo que me imagino) que podrían ser 26 o 39 episodios. Tampoco mucho más.

Bien, ahora ya sí. ¿De qué trata? Pues es una historia paralela. Entre los protectores de Atenea hay un grupo de chicas, como su guardia más personal. Son personajes nuevos y los animales de los que obtienen su fuerza son nuevos también. Una de las chicas es el delfín, que nunca antes ha habido un delfín. Solo he visto un episodio y no voy a destripar nada, tampoco tengo medios para hacer el destripe. La historia comienza con dos hermanas, Shoko y Kyoko. Cuando se reencuentran tras un tiempo, Kyoko forma parte de esas fuerzas personales de Saori (la reencarnación de Atenea). Eris atacará al grupo y ahí es donde se inicia toda la trama que vamos a tener.

Saintia Grupo

Como he dicho, solo he visto un capítulo que dura 24 minutos. No es material para juzgar nada. Entonces, ¿por qué hacer un artículo tan pronto cuando tengo otros temas en el tintero? Pues por culpa de mi intuición. No sé por qué, pero creo que puede ser algo bueno esto. En la serie original, aunque era una serie de peleas de tíos, había variedad de personajes. Había unos cuantos más femeninos pero fuertes, como Andrómeda, Piscis, Tethis y Misty. Que hay que entender que esta serie es vieja y esa posible homosexualidad la mostraban en forma de personajes andróginos y algo raro.

¡Pero! Y sí, lo he enfatizado. Es precisamente por esto. El dibujo de Saintia está muy cuidado. La historia, aunque pueda estar sacada de la manga, parece mínimamente sólida. ¿Qué espero de todo esto? Pues que muestren la fortaleza de estas chicas nuevas, el compañerismo entre ellas, que ese amor que tienen por Atenea pueda generar otras cosas.

Sinceramente, tampoco espero un shoujo ai de los que a mí me gustan, pero tampoco creo que pueda salir mal esto. Yo creo que puede sorprendernos de forma muy grata. Así que, si os gustan este tipo de animes, este como mínimo va a ser feminista con las chicas dando caña. Yo tengo esperanza al menos.

Y hasta aquí el desvarío semanal. La próxima semana, como es Navidad, habrá artículo, pero diferente.

¡Gokigenyou!

Nanaho.