¡Gokigenyou, croquetillas! Aunque todavía no quiero comentar las series de este otoño porque aún no han acabado, sí quiero valorar en términos generales lo que me está pareciendo, porque creo que pocas veces hemos tenido temporadas tan completas. Y eso que a pesar de todo no ha sido mal año, a pesar de todas las circunstancias hemos tenido joyas como Hamefura y series chulas como Houkago y 22/7. Pero, sin duda alguna, este otoño está compensando bastante el año, hay muchas series buenas de muchos géneros.

Por supuesto, centraré el artículo en las series que nos interesan, que hay varias. Además, no solo es que haya varias, sino que hay variedad entre ellas. Porque Adashima se parece a Lily Bouquet en el blanco de los ojos, aunque las dos me parecen una maravilla, cada una a su estilo.

Para empezar, el número de series que nos interesan: 8. ¡8 en una sola temporada! Es muchísimo. Obviamente no todas tienen el mismo nivel romántico. Pero oye, tenemos Adashima que es una auténtica joya, Lily Bouquet que va a ser de mis favoritas, Love Live y D4DJ, dos ovas de Toji no Miko. Luego Kuma Kuma Kuma Bear, Majo no Tabitabi y Sport Climbing Girls, que no son muy bollo, pero tienen su punto [y ojo que la de Majo va a ser otra joya a atesorar que menuda trama tiene].

Sinceramente, esto es muy atípico. Por norma hay una serie por temporada, como hemos podido ver este año. En enero tuvimos dos, y Oshibudo fue decepcionante el final. En primavera Hamefura. En verano Houkago y Lapis. Pero ya, y hay temporadas que ni eso. Ha habido años que habremos tenido en total 3 o 4 series con lesbianas o bisexuales. No sé por qué tenemos este cambio, pero oye, no me voy a quejar.

Adashima no sé cómo acabará, pero dudo que sea un final malo. Está siendo una trama súper dulce, realista [alien aparte, me refiero a la forma de expresar los sentimientos y comportarse], con toques de humor y que muestra cómo puede llegar a influir una persona cuando entra en tu vida.

Adashima, Hay una lesbiana en mi sopa

Lily igual, aparte de que me parece una fusión genial lo que han hecho con la trama. Yo es que soy muy simple y si tienes a unas chicas hermanadas diciendo a cada momento “Gokigenyou, Onee-sama” pues mira, me ganas. Y las peleas me parecen súper chulas. Hay cosas para matarlas un poco, pero estoy disfrutando mucho con esta tontería. Y tengo clarísimo que no tiene la calidad de Adashima, pero oye, yo me lo estoy pasando de lujo [iba a decir una palabrota, pero me he sujetado, que queda feo].

Lily, Hay una lesbiana en mi sopa

Las OVAs de Toji no Miko, que dan a entender que habrá continuación. Esto lo comentaré cuando me vea la segunda OVA que aún no he podido.

Toji, Hay una lesbiana en mi sopa

Love Live Nijigasaki y D4DJ. Son de la misma productora, aunque son tramas y chicas diferentes entre ellas tienen ese toque de croquetismo que tanto nos gusta. Todas las chicas son muy poco hetero y encima disfrutas con la música chula que hacen.

Kuma Kuma Kuma Bear, aunque no es romántica, la admiración que tienen todas las chicas por Yuna es para hacérselo mirar. E insisto, los osos son un amor.

Majo no Tabitabi. Tienes momentos croquetas como los patrocinados por Saya, tienes también personajes femeninos que son la leche [yo quería que saliera más o vuelva a salir Sheila, que me ha encantado] y una trama maravillosa.

Majo, Hay una lesbiana en mi sopa

Sport Climbing Girls. Igual, no es romántica precisamente, pero tiene personajes curiosos. Aparte de que solo salen 3 personajes masculinos, es todo tías. Eso sí, algunas muy raras. Aunque tiene muy buenas seiyuus, la trama no es lo que me esperaba y tiene cosas cuestionables, se deja ver.

Lo mejor de todo esto es que la temporada de invierno también viene cargadita, ya he visto 6 posibles y unas cuantas de idols que siempre son interesantes. Sinceramente creo que las cosas empiezan a cambiar a mejor.

Nos vemos la siguiente semana con la reseña de las OVAs de Toji no Miko.

¡Gokigenyou!