He visto A pesar de todo. Y no te va a gustar.

Una amiga me mandó el sábado este mensaje, y os tengo que decir que acertó. Pero vamos por partes. A pesar de todo es la última película de producción propia de Netflix España. Protagonizada por, básicamente, todos los pesos pesados en femenino de nuestro cine, y con toda la maquinaria de Netflix detrás, nada podía ir mal, ¿no? Pues un poco sí.

Cuatro hermanas, interpretadas por Amaia Salamanca, Belén Cuesta, Blanca Suarez y Macarena García, descubren a la muerte de su madre que esta les ha estado guardando un secreto gigantesco que va a cambiar sus vidas. Y nada, ahí que se embarcan las cuatro hermanas en un periplo físico y emocional para descubrir lo que su madre no les dijo en vida.

Una de ellas, y que es el motivo por el que estoy escribiendo esto, es Sofía (Amaia Salamanca), una mujer lesbiana con miedo al compromiso, y de la que se decía que tenía «un perfil artístico, una mujer lesbiana, abierta a las nuevas experiencias, que respeta las diferencias y que uno pueda hacer locuras en su vida. Entiende la libertad como parte del desarrollo humano. Pero esa libertad a veces le puede generar algún equívoco». A partir de aquí, espoilers.

La trama de Sofía es, con mucho, la peor. No sólo es un personaje antipático, sino que, una vez más, los guionistas vuelven a sorprender al público con una trama jamás vista, la de la mujer lesbiana, que verbaliza ochenta veces que es lesbiana, a la que vemos con otra mujer, que hace comentarios sobre mujeres, que no te deja duda ninguna de que es LESBIANA, así, con mayúsculas… que de repente aparece en la cama con un hombre.

Vamos todas a obviar lo obvio, que es que las mujeres lesbianas no se acuestan con hombres y que a lo mejor, igual, hubiera sido procedente que nombraran la palabra bisexual por algún lado, y vamos a hablar de que cómo es posible que a alguien le pareciera buena idea este giro de guión que no es sorprendente, sino una puta mierda.

Marca teniendo unas palabritas con los guionistas

Yo soy una espectadora muy agradecida, porque te puedo comprar muchísimas cosas. Casi todo me suele parecer bien si está hilado con gracia, y es por esto que, bueno, si me vas dejando caer de alguna manera que a Sofía le hace tilín un tío, cuando la veo con Carlos Bardem ME SORPRENDO IGUAL porque ella tiene novia, pero no pienso lo que pienso, y es que estoy hasta las chachas de que líen a las mujeres lesbianas de las películas y series con hombres. Que no, que de verdad, que no hace falta, que stop que todo gire en torno a ellos y a lo irresistibles que son. Porque luego se acaba la película y las que nos tenemos que comer ese razonamiento en la calle somos las demás.

A las lesbianas no nos gustan los hombres. No es complicado, de verdad. No nos gusta ninguno, ni siquiera «el adecuado», el que podría hacernos felices en la imaginación de quien está diciendo esa memez. Porque no nos va a hacer feliz ninguno, por definición. Ni nos acostamos con ellos «por probar», ni nada parecido. No querría ponerme en plan trascendental, pero es súper tóxico que esto se siga perpetuando en la pantalla, una y otra vez. Toda la vida validando nuestras relaciones, y validándonos nosotras como seres individuales, y viene Netflix y te distribuye esta historia en 300 países. Pos ok.

De todos modos, y si no contamos esta trama, que viene a ser como el 15% de la película, el resto, pues bueno. No sé, si un día no te apetece dormir la siesta con el telefilm alemán de turno, te la puedes poner. Belén Cuesta está graciosísima, y es capaz de animarte un funeral. Y Blanca Suárez, aunque tiene una trama que meh, no ha estado tan guapa en su vida, y mira que es guapa. ¿Compensa? No, pero yo es que ya no puedo des-ver una película.

7 Comentarios

  1. *Aplaude agresivamente* Me hacía ilusión ver la película y acabé de verla super enfadada. Osea al principio el tio estaba babeando por ella y a ella le daba asquito pero después mágicamente, ¡bum! ¿Lesbiana? ¿Eso qué es? Y el final así como para acontentarnos, resulta que se ha prometido con la novia pero en un final super abrupto.

  2. Da pena y vergüenza al mismo tiempo. Quieres cerrar los ojos y que haya sido una pesadilla de Resines. Llevaba tiempo, mucho tiempo, sin ver algo tan malo. Repleta de estereotipos sin ningún sentido. Belén Cuesta es lo único que podría salvarse, pero una vez más, hace el mismo papel que interpreta siempre. No sabes si estás viendo La llamada o Buscando el norte. El papel de Amaia Salamanca ya lo has descrito perfectamente, Blanca Suárez hace un papel tan plano y soso que no merece ni la pena nombrarlo (por supuesto con su final feliz y cliché de amor romántico) y Macarena Gómez… ni hablamos de arco de transformación. Por no nombrar a Rossy de Palma, que te hueles desde el funeral qué es lo que pasa, pero te lo ponen como algo trasgresor y novedoso cuando Almodóvar ya nos lo había contado a finales de los 90 en Todo sobre mi madre. Solo puedo decir que A pesar de todo no me suicidé al verla, aunque me quedé con las ganas.

  3. Ay amigas… Gracias, mis pensamientos resumidos en un artículo. Además al principio parecía que le daba asco el pintor y pensé, bueno, al menos es consistente. Pero no. Muy triste todo.
    También me decepcionó el que hayan elegido a Rossi de Palma para ese papel (que no lo hace mal, ojo) pero en fin, lo mismo de siempre… (Véase Pose para comprobar que es posible elegir actrices trans para hacer de trans… Mind-blowing)

  4. La vi hoy y de verdad que de haber sabido me lo ahorraba, y lo peor es que la peli carece de profundidad, osea se enteran de este secreto enorme y como si nada, y el papá, que personaje mas aburrido nada de profundidad, a la unica que le ponen algo de conexión con su padre biologico es a sara, y digo algo porque de verdad muy por encimita. Ni es graciosa ni es dramatica ni nada.

  5. Es muy fuerte que en 2019 haya una película española en netflix en la que una mujer ¡lesbiana! se acueste con un hombre porque sí. Oye que hubieran dicho que era bi y estaríamos aplaudiendo la representación. Las lesbianas no nos acostamos con hombres! Vaya mensaje que da la pelicula, increible y decepcionante. Lo unico que podemos hacer es darle mala puntacion. En sí la pelicula no es mala, es malisima.

Comments are closed.