¡Hola, croquetillas! Hoy voy a comentar la última serie que me han pedido en el fansub. Es cierto que acepto normalmente el 10% o menos de peticiones que se me hacen. Es que hay veces que me han escrito auténticas cartas a los reyes magos, sinceramente. Acepto propuestas porque hay muchas series que no conozco, es una forma de que lleguen sugerencias. Esta petición fue bastante original y curiosa, por eso la acepté y me puse a verla. Aún no la he visto entera, me quedan 4 episodios [de 12], pero puedo emitir opinión con lo que he visto.

La serie en sí es “Ramen daisuki Koizumi-san”, a Koizumi-san le gusta el ramen. El ramen es, para quien no lo sepa, una sopa con fideos largos a la que le puedes echar muchas cosas. Pero siempre lleva el caldo de la sopa y los fideos largos.

Yuu acompañando a Koizumi

La serie tiene tres elementos comunes en cada uno de los episodios. Uno, son historias cortas. Cada capítulo tiene 2 o 3 mini historias que son bastante independientes aun siendo todo ello un continuo. Dos, Koizumi come ramen. Creo que no se alimenta de otra cosa. Es más, me pregunto si bebe agua o solo el caldo del ramen. Aunque no lo parezca, es una duda razonable. Tres, el acoso sin derribo de Yuu a Koizumi en todas las historias. Con lo que en cada historia corta tendremos a Koizumi comiendo un tipo de ramen y a Yuu siguiéndola a todas partes porque quiere ligar con ella.

La serie empieza con Koizumi apareciendo nueva al instituto donde va Yuu con sus amigas Jun y Misa. Jun es la delegada responsable con gafas. Por favor, dadme tópicos más grandes. Misa intenta ser el centro de atención de todos, aunque no lo logra siempre. Se pondrá celosa cuando Yuu dedique toda su atención a la chica nueva.

Seré sincera. No hay croqueto en sí. Yuu sí acosa a Koizumi y Misa tendrá celos, pero la serie trata de cómo comen ramen todas ellas. Porque claro, Koizumi es la fan, pero como Yuu la persigue, terminará enganchándose a este tipo de restaurante y comida. Vamos, no sé si al final Koizumi cederá, pero mucho tiene que cambiar la trama en lo que queda. Lo comento porque me ha resultado curiosa y hay una croqueta suelta. Aunque no haya romance, el hecho de incluir en la trama a alguien no cishetero es importante. La serie va de comer sopas, sin más. Algunas veces sorben los fideos de un modo un poco bastante porno, pero no es ni romántica ni sexual ni nada. Comen sopas, punto. Eso sí, te dan muy buenas ideas para cocinar cosas.

La serie se resume con Koizumi haciendo ruta culinaria

Sé que me va a quedar una reseña corta, porque es que la serie no da para más, sinceramente. No está mal, es entretenida, te da hambre, pero es lo que es.

La próxima semana hablaré de las series que van a venir en verano, que hay unas cuantas a las que he echado el ojo, espero que con mejor tino que en primavera. Creo que también tendré pronto una reseña de las series que a mí me gustan, de esas que pasan desapercibidas y encuentras por casualidad, pero primero quiero vérmela para comentar bien. Y esta le gustaría hasta a Sonámbula, que va de chicas ciclistas.

¡Gokigenyou!