Que somos propensas a las relaciones a distancia es un hecho. Es como si viniera en el pack de bienvenida de bollera, ¿no te parece? Hice un sondeo hace unas semanas y descubrí que tan solo el 32% de mujeres lesbianas nunca han tenido una relación a distancia. Eso me llevó a pensar en una de las cosas más importantes de las relaciones: el sexo. ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo lo hacemos? 

Pues bueno, cada una se apañará como buenamente sepa. El caso es que me entró mucha curiosidad sobre el tema y me puse a investigar sobre mi especialidad: los juguetes. Y resulta que encontré uno muy interesante especialmente diseñado para mantener sexo a distancia: se llama Nora, es de la marca Lovense y puedes sincronizarlo con otro idéntico gracias a la app. 

Físicamente tiene toda la pinta de un rabbit: la parte más larga rota (tiene un largo insertable de 12 cm.) y la más corta vibra. Para mí la parte que rota tiene una cabeza un poco gruesa, pero una vez dentro ya no me resultó incómoda. Si te pasa, recuerda que siempre puedes ayudarte de un lubricante de base agua. 

La interfaz de tres botones te permite utilizarlo de forma manual: pulsas el rayo unos segundos para encender y vuelves a pulsarlo si quieres que vibre. Para la rotación, basta con pulsar una vez. Podrás cambiar la intensidad y el modo usando los mismos botones. Para mi grata sorpresa, la vibración es mucho más potente que la de otros rabbit que he probado y la rotación es muy agradable. El único inconveniente es que esta última función convierte al juguete en un tanto ruidoso. ¡Ah! Si lo deseas, puedes olvidarte de botones y controlarlo con la app, luego te cuento. 

Volviendo a las relaciones a distancia, debo confesar que hasta que no me llegó y lo probé no entendí de qué manera podían sincronizarse dos vibradores a la vez. Para que te hagas una idea, la app funciona como el control remoto y debéis tenerla instalada y activa tanto tu pareja como tú. Así, os iréis cediendo (o quitando, que es más interesante) el control de la app y, por ende, del juguete. De esta manera, al decidir qué patrón o intensidad deseas, tanto tu juguete como el de tu amante empezarán a funcionar como indiques. 

Una vez tengas tu Nora lo primero que debes hacer es descargarte la app LovenseRemote y sincronizarla con el juguete. He de decir que de todos los juguetes que funcionan con app, este es el que ofrece una sincronización más rápida y sencilla. En treinta segundos tenía a Nora emparejado con mi móvil. 

Una vez sincronizado, seleccionas el menú “Larga distancia” y añades a tu pareja como contacto con su nombre de usuario. Entonces se abrirá una conversación, como si fuera una de WhatsApp, y pulsando el botón + podrás acceder a todas las opciones. Para jugar en pareja deberás elegir “Sincronizar juntos”. 

Imagínate la escena: tú con el juguetito y tu pareja controlándolo desde su casa. ¿Cómo lo ves? Además, en el chat puedes enviar fotos, mensajes de voz, de texto o incluso patrones. ¿Te va el sexo telefónico? También puedes llamar con vídeo o solo por voz. Tienes para rato, porque como es recargable puedes usarlo hasta 4 horas de forma continuada. También está diseñado a prueba de salpicaduras. 

Como te contaba más arriba, también te da la opción “manos libres” y controlarlo desde la app en el menú “Corta distancia” > “Control remoto”. Ahí tienes tres tipos de control distinto para manejar el juguete como quieras: solo rotando, solo vibrando o ambas cosas al mismo tiempo. Incluso puedes sincronizar la app con tu cuenta de Spotify, Apple Music o con un sonido concreto y… ¡hasta poner una alarma!

El packaging de Nora está muy cuidado, va bien protegido y va acompañado de todos los manuales que necesitas para utilizar la app. Aun así, es una aplicación muy intuitiva y sencilla, sin complicaciones. No te hace falta leer las instrucciones para saber cómo funciona. 

Lo último de lo último: el precio. Nora no es excesivamente barato, pero tras haberlo probado te puedo asegurar que merece la pena hacer la inversión. Va muy bien, es fácil de utilizar y tiene la app. Es que salvo eso y el ruido no se me ocurren más cosas negativas. El coste del envío son 13 euros, que dentro de lo que cabe es razonable en este tipo de productos. 

Si tú y/o tu pareja tenéis pene, también podríais sincronizar dos juguetes de la misma manera. El compañero de Nora es Max 2

El kit para irse de vacaciones

En pocas palabras: Nora me ha dejado fascinada. No había visto nada igual antes. Como juguete solo me ha convencido muy mucho por su potencia y sencillez, pero sumándole la app y la posibilidad de mantener sexo a distancia con tu pareja es una pasada. Las opciones son infinitas y no te vas a cansar de usarlo de maneras distintas. Si tienes una relación a distancia, Nora es indispensable

Hazte con Nora para tu pareja y para ti AQUÍ