Unas semanas atrás te hablaba de High Fashion, el Satisfyer de lujo que salió hace muy poco y que llegó pisando muy fuerte. Pues junto a él vieron la luz otros dos juguetes de la misma colección Luxury: Haute Couture y Prêt-à-porter. Pues de Prêt-à-porter te voy a hablar hoy… una revolución en toda regla.

WHsHkxY, Hay una lesbiana en mi sopa

¿Qué te parece? El oro rosado le da un toque precioso, así como la fusión del rosa palo y el blanco. ¿Te recuerda a algún otro Satisfyer? A mi modo de ver, High Fashion es la versión de lujo del Pro 2 y Prêt-à-porter la del Pro 3 Vibration. Creo que las similitudes son razonables, teniendo en cuenta que todos los Luxury incorporan vibración además de la succión.

En general, los tres Luxury tienen características muy similares. Lo que hace único a Prêt-à-porter es, sin duda, el acabado: de piel y metal noble auténtico. Me ha dado una mayor sensación de suavidad, no parece tan frío como otros. Para aquellas personas que disfruten de los estímulos sensoriales, es muy agradable acariciar la superficie del juguete y notar la textura de la piel. Eso sí, no es apto para veganxs.

WYymG6a, Hay una lesbiana en mi sopa

La verdad es que es un Satisfyer precioso, y se aleja bastante de las formas que han tenido la mayoría de succionadores de la marca. Por tanto, cambia su ergonomía: se coloca distinto a High Fashion (que tiene el cabezal más hacia fuera), dejando los botones muy accesibles para ir cambiando de modo o programa.

En este sentido, Prêt-à-porter dispone de 11 intensidades y un sistema independiente de vibración y succión. Puedes usarlas a la vez o al mismo tiempo. Para activar la succión debes presionar un par de segundos el botón de +, y volver a pulsar si quieres incrementar la intensidad. Para bajarla, con el botón de -. Con el tercer botón, el circular, podrás accionar la vibración si pulsas un par de segundos (también ofrece 10 intensidades).

IMG 1838 1, Hay una lesbiana en mi sopa

Otra de las ventajas de este juguete es la característica silicona líquida de los Luxury. La boquilla es muy suave y flexible. De esta forma, se adapta mucho mejor al clítoris. Si utilizar un succionador bajo el agua ya era toda una experiencia, el plus de este cabezal aumenta la precisión y la estimulación.

Como todo juguete de calidad, Prêt-à-porter es recargable. Lleva su cargador magnético, convirtiéndolo así en estanco. Por tanto, puedes llevártelo a la ducha o a la bañera y utilizarlo todo el tiempo que quieras. Bueno, setenta minutos hasta que se acabe la batería… Luego solo necesitarás cargarlo alrededor de cuatro horas, entonces la luz del piloto se quedará fija.

JB2pYyE, Hay una lesbiana en mi sopa

En su lujo también tenía que reflejarse su discreción: dispone de un modo susurro que, si bien no lo hace extremadamente silencioso, es menos ruidoso que la mayoría de succionadores del mercado. Tenemos que recordar que este tipo de productos funcionan con un sistema de ondas de presión, lo cual no es demasiado compatible con el modo mute.

También lleva su packaging cuidado al detalle: caja negra acolchada y funda de satén para guardarlo.

CjYKIoQ, Hay una lesbiana en mi sopa

Con respecto a sus hermanos de la colección, entre Prêt-à-porter y Haute Couture solo cambian los colores. El primero combina rosas y blanco, y el segundo combina blanco, dorado y negro. Frente a High Fashion, los dos juguetes de piel son algo más económicos.

En resumen: Prêt-à-porter aúna belleza y funcionalidad. Un juguete de alta gama para las vulvas más exigentes, esas que disfrutan de los acabados de lujo y un diseño como pocos.

Si quieres hacerte con tu Prêt-à-porter pásate por AQUÍ.