Maria Del Monte Isabel Pantoja , Hay una lesbiana en mi sopa

Los años noventa fueron la juventud de España. Después de la década anterior, en la que todo fue rápido y a trompicones y está imbuida de mitos, la cultura popular de los 90 ha perdurado en el tiempo, entre otras cosas, porque los que la vivimos seguimos rememorándola cada que vez que podemos y tenemos oportunidad. Sin redes sociales, sin móviles, las revistas y la televisión eran la realidad, porque era la única ventana abierta al mundo, y desde ahí, uniendo un comentario de aquí y otro de allá, componíamos el cuadro completo. Y esto fue lo que sucedió con las fotos más famosas que se han hecho en una playa.

14068942759195, Hay una lesbiana en mi sopa

En agosto de 1995 la revista ‘Diez Minutos’ publicó unas instantáneas de Isabel Pantoja y María del Monte jugando en la playa. De hecho, el titular era literalmente ese, «Juegos y mimos en la playa». Como contaron años después los fotógrafos que tomaron las instantáneas, estas fueron compradas por 6 millones de pesetas (36.000 euros, pero una cantidad ingente en la época) Desde entonces, ambas tonadilleras se hicieron inseparables. María la acompañaba a todos los saraos y fiestas, la llevó a su programa de TVE para promocionar un álbum, la acompañó durante el proceso de adopción de Chabelita en Perú, e incluso fue madrina en el bautizo de su hija.

Pantojadelmonte, Hay una lesbiana en mi sopa

La relación entre las dos cantantes fue incluso el tema principal del especial de Nochevieja de Televisión Española de aquel año, en el que Martes y Trece parodiaron un viaje mano a mano entre las dos.

Las dos compartirían reportajes y portadas durante varios años, hasta que en el 99 se distanciaron. Pero fue justo esa, esa portada, la que fue para el ojo público el comienzo de una relación entre Isabel y María, la que supuso también el fin de otra, la de Encarna Sánchez, locutora todopoderosa de una de las radios más influyentes de España en ese momento, con la propia Isabel. Pero esa es otra historia.