Instituto Voltaire Mixte, Hay una lesbiana en mi sopa

En los años 90 se hablaba muchísimo del concepto ‘gaydar’, esa especie de instinto que las personas LGBT a lo mejor teníamos para ‘detectar’ a otras personas LGBT. Yo no sé si lo tengo, ni siquiera sé si existe, pero desde luego algún tipo de sensor habita en mi que me permite poner una serie completamente RANDOM que encuentro en cualquier plataforma y que, sorpresa, tenga croquetas. Es lo que me ha sucedido este fin de semana con Instituto Voltaire, Mixte en su nombre original, una serie que se ha convertido en una agradable sorpresa.

El argumento enlaza con un hecho histórico real: la inclusión de las mujeres en el sistema educativo público francés, hasta 1962 solamente permitido a los chicos. La Francia de principio de los sesenta es francamente fascinante, y eso es lo que en un primer momento me atrajo hasta la serie, que nos muestra los conflictos que ya nos esperamos (uuuh, chicas en un entorno hasta el momento solamente masculino; uuuuh, la chica es la más lista de la clase; uuuuh, van a surgir parejitas), pero no por eso deja de ser entretenida en todo momento. Y, claro, cuando aparecen las croquetas la cosa sorprende (y mejora).

Instituto Voltaire, Hay una lesbiana en mi sopa

*A partir de aquí, espoilers*

Maud Wyler, actriz que también apareció en La vida de Adéle, interpreta a Madame Jeanne Bellanger, la enfermera del instituto y también mujer del jefe de estudios. Al final del primer episodio se revela, de manera totalmente inesperada, que en realidad su matrimonio es una tapadera, ya que ella es lesbiana y tiene una relación entre esporádica y estable con otra mujer. Esto no se queda aquí, y van desarrollando esta trama a lo largo de toda la temporada, con puntos que me sorprendieron agradablemente y otros que, bueno, no están tan bien traídos pero porque los hemos visto mil veces en otras series.

*Fin de espoilers*

Los ocho episodios de Instituto Voltaire se ven de una sentada, y pese a los buenos resultados de audiencia tanto en su país de origen como en la distribución internacional, no hay segunda temporada prevista. Una pena, pero disfrutaremos de lo que tenemos.