Vamos a empezar las cosas bien. Dentro video.

Hace mucho tiempo que no vivía con tanta intensidad una serie, y toda la conversación a su alrededor. The white lotus, la serie de HBO sobre un grupo de gente rica y despreocupada de vacaciones, es la historia de la que todo el mundo habla, y no es para menos. A través de tramas bien contadas, de decenas de pistas y easter eggs, de una ambientación exquisita y de mucha inteligencia, Mike White nos transporta, como si fuéramos lotófagos, a un universo de obsesión en el que no importa nada más.

Por supuesto, y no solamente por su croquetismo, uno de nuestros personajes favoritos es Valentina, la manager del resort. Para la actriz que la interpreta, Sabrina Impacciatore, ha resultado ser un cambio brutal en su vida. En sus 25 años actuando, sobre todo en comedia, Impacciatore no había interpretado una escena sexual, y las circunstancias que vive Valentina hasta llegar ahí le hicieron cambiar muchas de las cosas que pensaba.

Ese día, cuando filmé la escena en la que digo: “Nunca antes había estado con una mujer”, recuerdo lo que sentí. No estaba actuando, estaba viviendo el conflicto de este personaje de una manera muy profunda. Me hizo entender, “¿Cómo viven sus vidas las personas que no se aceptan a sí mismas?” Después de esa escena, lloré durante media hora. Salté a los brazos de Mike y le dije: “¡Te amo! ¡Gracias!” Y él dijo: “¿Sabrina? ¿Por qué dices eso? Eres tú quien está haciendo estas cosas”. Y le dije: “Estoy haciendo estas cosas por ti. Y estoy entendiendo más sobre la vida gracias a ti

En Italia, ser LGBT sigue siendo un gran problema. No tienen derechos en Italia. No pueden casarse, no pueden tener hijos. Y a veces son atacados en la calle solo porque aman a alguien de su mismo sexo. Entonces comencé a entender la responsabilidad como actriz. Debemos aceptar y respetar cada naturaleza diferente. Así que esta escena fue una experiencia profunda para mí.

Si no te has dejado arrastrar por la ola, te recomiendo con la fuerza de los mares esta serie. La primera temporada tiene seis episodios, y siete la segunda. Obsesión pura.