Esta semana Beatriz Miranda analiza en su blog de elmundo.es el estilo ‘lesbian chic’ y en él nos cuenta que «la androginia llevada al extremo es una tendencia al alza», hasta el punto de que cada vez son más las famosas que se apuntan al look masculino. Laura Ponte, Tilda Swinton, Natalie Portman, Demi Moore… ya son muchas las que se dejan seducir durante al menos una temporada por este look ambiguo.

lesbchic

Es decir, que lo que antes estaba mal visto o causaba cierto rechazo -salvo por nosotras, las croquetas, que siempre vimos su potencial, reconozcámoslo-, ahora es lo más de lo más. Esto es lo que tiene la moda, que te pones unas hombreras en los 80 y eres la repanocha, pero si te las pones a comienzos de 2000 corres el riesgo de cometer un sucicidio social.

El estilo ‘lesbian chic’ se le debió de ocurrir a algún gurú de la moda, que en un profundo ejercicio de reflexión pensó eso de «¡Anda, mira, las bolleras lo molan todo! ¡Voy a ponerle un par de complementos aquí y allá!». Pero lo que es el nombre en sí no sentó del todo bien. De hecho, causó cierto revuelo en las comunidades LGBT, que al principio no vieron con buenos ojos que se utilizara la palabra «lesbiana» para bautizar una moda.

dianne keaton
Diane Keaton, la lesbian chic de todas las lesbian chic.

Pasado el trance terminológico, el ‘lesbian chic’ empezó a cobrar fuerza hasta hacerse un hueco entre el famoseo de Hollywood, y ahora no solo está más que socialmente aceptado, sino que ya son muchas las mujeres que tienen en su armario alguna prenda de este estilo.

Con el permiso de mis adoradas Marlene Dietrich y Dianne Keaton, yo estoy convencida de que la corriente actual se la debemos en parte a Miley Cirus con su rapado-cresta-rapado (izquierda-centro-derecha) y esos aires que me lleva de haber salido directita de un after-hours de Chueca, tras haberse bebido toda la producción de tequila del local.

Miley-Cyrus
Miley-sideboob-Cyrus

Pero no debemos caer en el error de pensar que Miley ha inventado el cocido de patatas en esto de llevar aspectos andróginos. P!nk ya estaba ahí mucho antes, con sus camisas a cuadros y su pinta de croqueta que nos hace aplaudir con las orejas. A ella sí que le profesamos nuestro amor eterno y, además, se lo merece, porque tiene más carisma y talento.

pink
*guiño, guiño, codazo, codazo*

Así que tanto si odias el término como si te encanta, el ‘lesbian chic’ está de moda y ha venido para quedarse. Ejemplo rápido: Jessie J y su reciente rapado con el que nos ha dejado a todas un poco con el pie cambiado. ¿Está guapa? ¿Está fea? ¿Es de otro planeta? Para mí tenía un pase hasta que se tiñó de rubio platino sus pelos de 1 cm de largo y empezó a parecerse a una versión Eeeeh, Macarena! de Miley Cirus. Pero es vuestro criterio el que importa, no el mío. Os invito a que juzguéis por vosotras mismas:

Jessie2
Al principio tenía un pase…
jessie5
…después… ¿soy yo o parece sacada de ‘Mars Attacks’?

La clave de todo esto es no caer en la confusión, porque no por raparte el pelo ni entrar a todas las niñas del antiguo Medea eres ya una ‘lesbian chic’. Se necesita algo más que dejarte los mechones en el suelo de la peluquería. En la mayoría de las ocasiones ni siquiera hace falta que te pongas una cresta. Unos pantalones caídos y una camisa a cuadros llevados con actitud son más que suficiente:

lesbianchic2lesbian chicPara resumir: no deja de ser curioso que un estilo que las croquetas hemos cuidado, abrazado, mimado y preservado durante tantos años sea ahora… el último grito en las revistas de moda.

Y tú, ¿adoras el lesbian chic o lo odias?

@unachicademarte

14 Comentarios

  1. Ni amor ni odio, aunque debo decir que hay mujeres que vestidas con ese estilo me hacen tener muchos pensamientos impuros y que me dan mucho morbo. Y obviemos a Pink, que debe ser la que más me pone EVER. El crush que tengo con ella no es ni medio normal, pero bueno, no me pondré a hablar de ella que no acabamos ni mañana XD

    Ya te digo, el look en sí está bien; quizás el nombre no es lo más acertado, pero yo tampoco soy de las que se ofende por cualquier cosa, así que lo apruebo sin problemas.

  2. Bueno, a mi me gusta, aunque es algo que siempre he tenido presente (ya por culpa de series como lady Oscar) y ya de ahi a veces me gusta vestir asi a personajes femeninos mios, pero ya son casi mujeres travestidas que otra cosa (un amigo me dijo eso, que le gustaba «La travesti»).

    En fin, si pega y le queda bien a X persona bienvenido, yo tengo por ahi una camiseta de cuadros y ya de hace tiempo!!! Si es que soy una visionaria (?)

  3. Ya somos dos! A mí este estilillo siempre me ha gustado. No es que lo practique mucho, pero siempre tengo una prenda o dos así y, en general, me fijo en las chicas que lo llevan.

    Y por supuesto que eres una visionaria!!! 😉

  4. Bienvenida Sumire! Y yo te entiendo muy bien con el tema Lady Oscar, las que hemos crecido con el tópico príncipe ya sabíamos el poder de atracción de un uniforme masculino en una mujer XD

    Camiseta, no camisa? ¡Eso si que es original!

  5. A mi gusto el lesbian chic se ha de saber llevar MUY bien para que quede guay. En general me gusta el estilo andrógino, pero tiene que ser muy elegante o muy cuidado para que realmente mole. Si no parece que te hayas pagado la heroína vendiendo tu melena y los zapatos.

    La verdad es que llamarlo «lesbian chic» si que es llevarlo a terrenos pantanosos…

  6. La verdad es que el «lesbian chic» me va porque no soy ni femme ni butch. Y adoro a Diane Keaton! She’s so moe.

  7. Pues no…pero cuando los diseñadores se ponen creativos… acaban saliendo términos controvertidos como estos. Bueno, pensemos en positivo: a mí el estilillo me gusta y a algunas mujeres les queda genial. Si lesbian chic acaba siendo sinónimo de estilazo, bienvenido sea.

  8. Si os fijais, el lesbian chic le queda mejor a chicas q ya tienen una apariencia un poco andrógina, para lo cual no hace falta ser bollo (perdón, croqueta) , eso te lo da la naturaleza y te lo mantiene la dieta dukan , cual no es mi caso.

  9. Creo que hemos obviado un punto en todo este asunto. Nos han jodido el gaydar con esto del lesbian chic igual que se lo jodieron a los gayers con el metrosexualismo. Dicho esto, camisas de cuadros 4eva.

Comments are closed.