Dorothy Lucille Tipton

La historia de Dorothy Lucille Tipton es una historia peculiar donde las haya, quizás por su nombre esta mujer no os suene de nada, pero eso es por dos motivos: El primero es que lo que le dio la fama fue el Jazz y que falleció hace ya unos cuantos años, el 21 de Enero de 1989, y lo segundo y más importante es que falleció con el nombre de Billy Lee Tipton. ¿Cómo pasó de Dorothy a Billy en aquellos años 30 y 40? Esa es la historia que os queremos contar hoy.

Dorothy nació en la ciudad de Oklahoma el 29 de Diciembre de 1914, hija de un piloto y una mujer muy metida en el mundo del espectáculo, tuvo una infancia normal con un divorcio de sus padres no tan normal en aquellos años. Tras la separación su madre se mudó a Kansas y nuestra Dorothy siguió el famoso camino de baldosas amarillas durante toda su infancia sin salirse ni una sola vez, pero sus ambiciones iban más allá de lo que la sociedad marcaba que debía ambicionar. ¿Y por qué? Por el simple hecho de haber nacido mujer. En aquella época las mujeres no podían tocar música, aún así ella aprendió a tocar el saxofón y el piano, dándose cuenta poco a poco de lo mucho que amaba la música y de que se le daba bastante bien el Jazz, pero en las bandas sólo podían entrar hombres.

A los diecinueve años tuvo la opción de dedicarse a la enseñanza o de formar parte de una banda de mujeres, pero su ambición fue mucho más allá y fue cuando tomó la determinación de vestirse de hombre para dedicarse a lo que más le gustaba; la música. Formó un grupo de Jazz llamado Cotton Club que empezó a ganar fama poco a poco y ya no hubo forma de detener la bomba que Dorothy había creado. El grupo iba siendo cada vez más famoso, las actuaciones se sucedían una tras otra, una bola imparable de música y mentiras que la engulló.

Siempre se dice que una mentira te lleva a otra, y ésta a la siguiente, y llega un momento en el que es más sencillo continuar mintiendo que explicar toda la verdad, supongo que eso fue lo que le sucedió a Dorothy y que por ello vivió prácticamente toda su vida como Billy. Pero lo curioso no es eso, sino su vida sentimental en ese momento. Por su cama pasaron cinco mujeres, la primera fue una bailarina de maratones de música catorce años mayor que Dorothy que sí supo que era en realidad una mujer, así que podemos asumir a la perfección que a Dorothy le gustaban las mujeres. Non Earl Harrell, que así se llamaba la bailarina, dicen que fue quien la enseñó todo lo que se debía saber sobre sexo y que tan conveniente le fue después a Dorothy. Ambas vivieron juntas hasta el año 1942, cuando se separaron. En 1943 Dorothy contrajo matrimonio con June, quien asegura que jamás supo que Billy era realmente Dorothy. A pesar de que su matrimonio duró sólo tres años, tras June hubo otras mujeres y ninguna llegó a saber nunca cuál era el secreto que tan profundamente guardaba Dorothy, pero una de ellas aseguró que jamás tuvo un amante tan bueno como lo fue Billy.

Las dos caras de Dorothy
Las dos caras de Dorothy

¿Y cómo pudo lograrlo? Dorothy creó una prótesis que sostenía con vendajes y que justificaba diciendo que había sido un accidente de coche o un caballo que le había coceado. Ya sé que a día de hoy nosotras no nos creeríamos algo así, pero recordad la época y el papel que la mujer tenía en aquel entonces en el sexo y en casa con sus maridos. No es tan imposible. Triste sí es, y mucho. Los datos como tal están en todas partes, pero nadie habla de cómo debió ser para Dorothy vivir de aquella manera, supongo que porque nadie lo sabe realmente. No sólo era lesbiana, porque para mí el hecho de que su primera pareja supiera que era una mujer muestra claramente que era una lesbiana que se vistió de hombre simplemente por lograr conseguir su sueño: tocar Jazz para el mundo entero; sino que fingió ser un hombre y esa mentira acabó por delegarla a un segundo plano.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=f3JAAxFYEws]

Según parece sólo Non Earl supo que en realidad era una mujer, el resto de las mujeres que pasaron por su vida, lo hicieron enamorándose de Billy Tipton. Y ahí es donde llega la pena. Tuvo cinco mujeres en total y acabó sola. ¿Por qué? Supongo que es complicado ser feliz cuando sabes que tu esposa realmente no está enamorada de ti, sino de un hombre que no eres tú. Y por si fuera poco, cuando Dorothy tuvo la oportunidad de saltar a la fama y convertirse en uno de los grandes de la música, pero lo rechazó. ¿Y por qué? Pues cuentan sus allegados que eso hubiera sacado a la luz su secreto en cuanto se hubiera empezado a investigar para saber más sobre Billy Tipton.

6283259931_11c7ea82b6_m

Y así fue como Billy, tras cinco matrimonios fallidos con tres hijos adoptivos, acabó solo viviendo en una caravana en la más absoluta de las pobrezas hasta que la muerte le encontró y, con ella, se desveló el secreto que Dorothy enterró en lo más profundo de su alma. Su última esposa, avergonzada al conocer la verdad, hizo que el cuerpo de Dorothy fuera incinerado lo antes posible y se negó a hablar hasta años después cuando los componentes de su banda y sus anteriores amantes empezaron también a hacerlo.

Y así acaba la triste historia de Dorothy Tipton, quien luchó por conseguir algo que era pecado para las mujeres en aquella época y acabó sin música, sin esposa, sin hijos, sin dinero y sin fama. Espero que, estés donde estés, estés tocando Jazz vestida de mujer con un público entusiasmado que coree tu nombre.

Fin.

10 Comentarios

  1. Hay algo que no me ha quedado claro. Cuando Dorothy dejo la música y se fue a vivir a esa caravana ¿Por qué no volvió a vestirse de mujer? A lo mejor ella se sentía hombre y no lo hizo solamente por la música

  2. Buena pregunta, pero la cuestión es que nadie sabe qué hizo y qué dejó de hacer en esa caravana, o sea, que bien pudo volver a haberlo hecho y que nadie lo supiera puesto que, según investigué, esos últimos años los pasó en completa soledad.

  3. Increíble ! gracias por compartir esta historia … muchas de las mujeres que optaron por seguir su sueño aparentando ser un hombre, no han trascendido y lo merecen, por su valentía y coraje.
    Al recordarlas les damos un minuto de inmortalidad.

  4. Gracias por este comentario maravilloso. Precisamente por eso quise escribir este artículo, porque creía que merecía ser recordada de nuevo por la gente y tener ese momento de inmortalidad en nuestros corazones.
    Gracias por comentar, de verdad.

  5. Increíble y desconocido. Gracias a los unicornios no nací en una época en donde todo lo lesbico era oscuro y desconocido! Y vivo en el siglo 21

Comments are closed.