Un estudio publicado por Journal of Homosexuality asegura que cuando las parejas de lesbianas se dan la mano es mucho más que una demostración de afecto.

hold-hands

Los autores de este estudio, Alison Che y Richard Wassersug dicen que sus resultados “sugieren que la posición en la que se dan la mano no refleja un desequilibro de poder en la pareja, por lo menos en las relaciones entre mujeres”. Sin embargo, en la pareja heterosexual normalmente es el hombre quien toma el control y la mujer la que emplaza su mano debajo de la suya.

La investigación está basada en los hábitos de 340 mujeres estadounidenses que mantienen una relación lésbica y a pesar de todas las posibles variantes (altura, duración de la relación, sueldo, si previamente habían estado con un hombre, etc), solo dos variantes ofrecían resultados diferentes: la altura y si habían mantenido previamente relaciones heterosexuales.

El resultado que se desprende del estudio es que las parejas más igualitarias son las de lesbianas, ya que en ellas se opta por la imparcialidad y desaparecen los tradicionales roles de género. En conclusión: las lesbianas nos damos mejor la mano o por lo menos cuando lo hacemos es mucho más equitativo.

Relacionados:

 

2 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.