Si eres lectora asidua de este blog, esta noticia no será para ti una sorpresa. Hay muchos, pero que muchos posts en los que llevamos semanas debatiendo nuestras impresiones sobre La Vida de Adèle. Pero no somos las únicas. La polémica en torno a la cinta de Abdellatif Kechiche, lejos de irse apagando, está hoy más viva que nunca. El director la historia lésbica que conquistó Cannes este año acaba de declarar que “lamenta muchísimo” la controversia que amenaza con ensombrecer las críticas positivas que ha recibido La Vida de Adèle.

blue-warmest-color-1

Kechiche dice no entender las afirmaciones que siguen manteniendo las actrices principales del filme y que airean sin tapujos en todas aquellas entrevistas que conceden, especialmente en las que protestaron por sus métodos de dirección que, en sus propias palabras, las martirizaba psicológicamente en algunos casos. “Me cuesta entenderlo porque ella (Léa Seydoux) ha hablado de cosas que nunca sucedieron, y de cosas que supuestamente experimentó pero de las que nunca me comentó nada… cada vez que hablo sobre esta controversia, me siento como si estuviera delante de un jurado”, afirmó Kechiche a los periodistas que estos días cubren el Festival de Cine francés de Hong Kong. Desde su punto de vista, las actrices han sido “manipuladas” para hacer estos comentarios a la prensa con el objetivo de generar una publicidad turbia que consiga hacer daño a la película.

blue-warmest-color-3 blue-warmest-color-4 blue-warmest-color-5 blue-warmest-color-6

El director también le dedicó unas palabras a Julie Maroh, la autora de la novela gráfica en la que está basada la película, comentando que le parecen “estúpidas” sus afirmaciones de que la película ha representado el sexo lésbico desde un punto de vista completamente pornográfico. Considera que Maroh solo está aprovechando el tirón de La Vida de Adèle para darse publicidad a sí misma. “Encuentro sus comentarios muy grotescos, sin sentido y no demasiado apropiados por su parte”, apuntó. “Creo que lo ha hecho para darse publicidad gratuita a sí misma y captar más atención para su novela gráfica. Esto no era necesario, porque tras el estreno, la novela se ha hecho inevitablemente mucho más popular, en comparación con las pequeñas ventas que estaba teniendo antes de la película”.

Y así están las cosas. Mientras tanto, todo el drama que rodea a La Vida de Adèle y a sus protagonistas no da muestras de decrecer ni siquiera un poquito, sino más bien lo contrario. Es como un partido de tenis en el que todo el mundo golpea cada vez más fuerte, pero nadie hace match point. De seguir así, habrá que comprarse unas palomitas, porque esto ya es un espectáculo en toda regla.

Vía: AFP

72 Comentarios

  1. -.- cada vez que hacen un comentario de la película en el blog me dan mas ganas de verla, y tirar por la ventana el computador, porque en Venezuela jamas llegara y tendré que esperar en enero o mas para poderla ver por Internet…

  2. Drama Queen total el bueno de Kechiche…
    Hasta ahora no habia opinado de la peli; basicamente por q no la habia visto, y en honor a la verdad no tenia intencion de verla, pero como todo una propone y las amigas disponen…
    Esperando q q no me lapiden y si lo hacen q sea con suabidad… “La vida de Adèle” me parecio IN FU MA BLE… da una imagen completamente desvirtuada y parcial de los personajes, de la relacion de ellas y de las relaciones humanas en su totalidad.
    El mensaje de la peli, es completamente opuesto al mensaje de la novela grafica, q me parecio sobervia.
    La Emma de Kechiche, es snob, prepotente y arrogante. Los saltos en el tiempo estan tan mal señalados q no se detectan, con lo cual hay q estar adivinando para poder comprender la evolucion de la historia. El abuso del close-up y del hiperealismo, desvirtua completamente los matices q se han querido resaltar…
    Y las escensa de sexo q tanta tinta estan haciendo correr… sin hacer un juicio de valores, si son pornograficas o no lo son, si fueron o no fueron coreografiadas o no, o el argumento q quieran usar; simplemente no me las creo, ni las de Adèle y Emma, ni la de Adèle y Tomás.

    Personalmente creo q lo que fallo fue su “fantastica” direccion, y pienso q de no haber coincido con la votacion para la ley de matrimonio igualitario, ni de coña ganaba la Palma.

    Besitos

  3. Lo mismo pasa en Argentina. Dudo que la estrenen aquí en los cines… y en internet aun no hay nada. Y me encantaría verla, sinceramente. Habrá que como dicen seguir esperando…

  4. En Argentina se estrena el 7 de diciembre con el INCAA, después hay que esperar hasta enero para que esté en todas las salas.
    No puedo opinar, aún no he visto la película pero es absurdo que un film de 3 horas sea criticado solamente por las escenas sexuales que no duran más de 10 minutos.
    Por el momento es lo que puedo aportar, esperaré a ver la película completa y hacer una mejor idea sobre La vida de Adele.

  5. Creo que las escenas sexuales (evidentemente pornográficas) causan tanta indignación porque en ellas el director está lejos de ser ingenuo o esteta al haberlas rodado, sino morboso. Ni las lesbianas practicamos tan frecuentemente las tijeras (de hecho es una postura poco común y que está más presente en las fantasías heteros que en nuestras prácticas reales) ni desde luego tampoco follamos así la primera vez, como dos actrices porno que ya lo supieran hacer todo. No seamos inocentes, por favor: nuestra indignación radica en el hecho de que la mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que vemos es pura recreación pornográfica con fines comerciales. El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas nos parecen cuentos y engaños bastante perversos. De ahí nuestra indignación. Aunque quizá es difícil de comprender por el colectivo ajeno a las lesbianas… es como si hubieran cogido algo importante o valioso para nosotras y lo hubieran pervertido y convertido en algo barato y ofensivo, algo que sirviera para que el público se excitara y se regodeara vulgarmente. Nuestra indignación viene de que se haya manipulado y ninguneado el sexo lésbico por parte de un director heterosexual, y en esto tengo que darle la razón a la autora del cómic: ¿tanto habría costado contar con la opinión de alguna lesbiana durante el rodaje?
    Las lesbianas (y las mujeres en general) han sido durante mucho tiempo (y todavía lo siguen siendo, desgraciadamente, y películas como ésta son la prueba) simples objetos invisibles y subordinados al placer masculino. Es decir, que sólo han existido visualmente para poner cachondo al hombre heterosexual. Nuestra liberación ha llevado mucho tiempo para que ahora vengan de nuevo con esos mismos principios ofensivos y ninguneantes. Sí, hace falta ser lesbiana para comprenderlo. No es “tener un carnet de lesbiana” ni “alma pura de lesbiana”, no, sino haber vivido la humillación, la represión y el silencio que el colectivo ha sufrido durante siglos (los gays también, pero qué sorpresa, en ellos el hombre heterosexual no encuentra motivo para regodearse). La marginación, la ofensa y el ninguneo al colectivo lésbico sigue estando a la orden del día, en detalles tan cotidianos como películas o cualquier otra manifestación audiovisual y en mil cosas más, porque el heteropatriarcado y el heterocentrismo/heteronormativismo sigue haciendo muchísimo daño, incluso a niveles muy sutiles, y su gran triunfo es hacer pensar que quien lo ve exagera, es una histérica o está desfasada porque “estas cosas ya no pasan”.
    Por todo ello esas escenas sexuales me han ofendido, indignado y humillado como mujer y como lesbiana.

  6. 🙁 Lo siento muchísimo. Y lo entiendo. Yo también estaría frustrada y enfadada si ese fuera mi caso. Ojalá pudiéramos ayudaros, pero no podemos. ¿Paciencia? Os mandamos todo el cariño y ánimos del mundo, eso sí 😉

    PD: y no tires el ordenador por la ventana, que, entonces, ¿cómo vamos a leernos? xD

  7. Hasta ahora no he entrado a valorar esta peli porque preferí dejar que otras personas dieran su opinión, y por lo de pronto solo voy a decir una cosa: EMOCIONALMENTE hablando salí del cine igual que entré. Exactamente igual. La peli no consiguió removerme ni un solo pelo. Esperaba tener mariposas en el estómago al menos con algunas escena, pero es que ni con las de sexo lo consiguió Kechiche. No sé, a lo mejor es que estoy muerta por dentro, pero de veras no conseguí conectar con la historia de amor en ningún momento.

    Respecto a las escenas de sexo… no voy a entrar a valorarlas porque no me ofendieron. Vaya, es cierto que para mí algo tan explícito no es un “must” para hacer una película de amor, pero de veras tampoco me sentí ultrajada ni es lo que más me sorprendió, quizá porque, tras haber leído miles de reseñas, ya iba sobre aviso y me las esperaba. El elemento sorpresa hace mucho en este caso. Lo que sí achaqué, como he dicho, fue la falta de ¿feminidad? de la película. Me pareció todo hecho desde una mirada muy masculina. Me parece preocupante que una cinta que en teoría está tan galardonada y considerada una obra de arte y que va sobre el despertar sexual y el amor y blablabla consiga hacerme sentir menos que un teórico truñaco como Imagine me and you. Y no, no se trata de que no tenga gusto filmográfico. Puedo ver que es una gran película formalmente hablando, pero emocionalmente hablando a mí me dejó vacía, lo siento.

  8. Personalmente las escenas de sexo pasan sin pena ni gloria, no creo q se merezcan ni la cuarta parte de todo lo q se ha escrito sobre ellas.

    Tampoco creo q sea una “gran pelicula” francamente no creo q tenga ni una de las cualidades necesarias para serlo. Y no creo q sea por que es “cine frances” como escuche/lei por algun lado, de hecho me gusta bastante el cine frances ( 😛 ) ni por q no tenga gusto o cultura cinefila. Por ejemplo CUNCUSSION, q paso de una manera mucho mas silenciosa y sin hacer tanto autobombo, si me parece una “gran pelicula”; con excelentes trabajos actorales y de direccion. (sin hacer juicios de valores, sobre el argumento y su mensaje…)

    La novela grafica/comic “SI” va de el despertar sexual y del descubrimiento, del amor, de la amistad, de relaciones humanas que nos ayudan a crecer y a encontrarnos. En la pelicula no veo reflejado nada de eso, sino mas bien la vision pueril y ademas morbosa y cruel de un señor que deja reflajado en su obra q tiene serios problemas con las relaciones humanas…

    Como dijeron po ahi abajo en otro comentario, es llamativo q de 3 horas de pelicula solo se comenten los 6/10 minutos de las escenas de sexo…

  9. Mi hermana de sufrimientos!
    Es que en este país, imagínate. Nos toca esperar por internet. O echarnos una pasadita por la UCV a ver si en los pasillos la tienen.

  10. Pero qué exageración de comentarios, por dios. ¿Tan difícil es disfrutar de una buena película sin llevarlo todo al terreno personal? lo que dice Tatana (“Como dijeron por ahí abajo en otro comentario, es llamativo q de 3 horas de película sólo se comenten los 6/10 minutos de las escenas de sexo…”) es totalmente falso. Si buscas un poco, bueno, sin necesidad de buscar ni siquiera un poco, encontrarás cientos de críticas profundas, argumentadas, preciosas, a favor, en contra, en las que se escribe de pasada sobre las escenas de sexo. Las que más comentas dichas escenas, convirtiéndose en adalides del sexo lésbico, son/somos las propias lesbianas. De verdad que ya cansa tanto comentario categórico y ofendido. Siempre hay algo de lo que quejarse, da igual que por una vez se haya hecho una obra de arte en muchos aspectos, conectes o no emocionalmente con ella. En la Vida de Adèle hay muchas escenas inolvidables que valen por doscientos mil minutos de otras películas lésbicas francamente cutrillas.

  11. Hombre, pues no, Desirée, no estoy de acuerdo en eso que dices de que “da igual que conectes emocionalmente con ella”. No da igual porque se supone que es una historia de amor. Si en una historia de amor no conectas emocionalmente… es que apaga y vámonos. Que no estamos hablando de una película que documente la evolución de las hormigas. Es que el propio director la ha vendido como una historia de despertar sexual, emocional, de locura, desenfreno, amor a primera vista, etc, etc, etc y si resulta que cuando la veo no siento nada de todo eso.. pues Houston, tenemos un problema. Que la hubieran vendido entonces como otra cosa, ¿no?

    Al menos, este es mi punto de vista. No digo que otras personas no se hayan sentido super emocionadas por ella; en mi caso no fue así y soy consciente de que no me ha pasado solo a mí… Aunque no tiene nada que ver con las escenas de sexo.

    PD: insisto en que no me siento para naaaada ofendida por esta película. Solo digo que me dejó fría. Muy fría. Y por eso fue una decepción. Por otro lado, tengo tanto derecho yo a no haberme sentido “conectada” a la película como tú a haberte sentido súper identificada. Me refiero a que La Vida de Adèle no te TIENE QUE gustar por el mero hecho de ser lesbiana. Que a mí no me parece una mala peli, oye, pero no me llegó. No me tocó la fibra sensible para nada. Hay que respetar eso también.

  12. Una preguntita y solo por tocar un poco los cataplines 😛
    Les abria gsutado esta peli, con el mismo manejo de camara, los mismos vinculos interpesonales, el mismo trato y evolucion en la pareja protagonista, los mismos “no” saltos en el tiempo marcados, los mismos primeros panos de mocos, puntos negros, granos. las mismas escensa sexuales etc etc etc.
    Es decir, la misma peli pero con una pareja heterosexual o hay, si no hubiera girado en torno a una pareja de lesbianas?
    Es solo curiosidad….

  13. Es una pelicula MARAVILLOSA y la recomiendo enormemente. Entra en el cine, cuando se apaguen las luces dejate llevar sigue a Adele en esta aventura hermosa y real como la vida misma.

  14. Es una basura pornográfica destinada a excitar a salidos, ya estoy harta de tanta tontería con esta película. Que si bella, realista, sensible, artística… PORNOGRAFÍA Y PUNTO, rodada y dirigida por un hetero baboso, no os dejéis engañar más.

  15. Pues claro que escriben “de pasada” sobre las escenas sexuales en esas críticas maravillosas que tanto la alaben, para que no se note tanto que es en lo que más se han fijado y que se ha puesto cachondos viéndolas. Qué casalidad que el 90 por ciento de esas críticas las hayan escrito tíos… ¿Qué creeis que han ido a ver? ¿El despertar amoroso de una dulce adolescente con otra mujer o a dos tías follando salvajemente? De verdad, sois muy inocentes. Lo primero les importa una mierda tanto al público como al propio director, que rodó esas escenas con fines únicamente comerciales y morbosos.

  16. Con mi novia estamos totalmente de acuerdo con G.

    A lo largo de la escena, sólo podíamos expresar muecas de “wtf”, y, por favor!, no se supone que Adele (Que es bastante diferente al personaje original: Clemmentine), tiene sólo 15/16 años, y es su primera experiencia??? También nos molestó eso del cambio de “poses” cada 10 segundos, eso es evidentemente tomado de la pornografía, no existe!, los golpes, y eso también… WTF….

    En serio, tanto les cuesta a los directores contar con la opinión de alguien que -viva- esas experiencias? (o conozca exhaustivamente, llámese un gamer, entrenador de caballos, chef, persona con síndrome de lo que sea…)…. =_= Eso es algo que realmente me molesta.

  17. Por alguna “extraña razon” esta pelicula capta una auténtica, veraz y sentida historia de amor cosa que en historias heteros no se si se daria igual….pero seguro le daria la oportunidad. Es tan real esta pelicula pero tanto tanto

  18. Pero de verdad no lo veis??? El sexo en el cómic ocupa sólo dos páginas y está tratado de una manera explícita pero artística y sensible, en la película es todo lo contrario. No es cuestión de mojigatería, no tengo nada en contra del porno ni del sexo explícito, pero que le llamen a las cosas por su nombre: estas escenas revelan una mirada absolutamente masculina y hetero, ¡es como un vídeo del Youporn! Y otra prueba más: ¿qué me decís de las fotos promocionales? Salen ellas dos en blanco y negro, en sugerentes posturas pseudoeróticas, tumbadas en una cama, medio desnudas, una sentada sobre la otra pintándole los labios… ¿eso tampoco está al servicio de fines comerciales y del morbo? ¿Qué sentido hay si no de promocionar la película con esas fotos? Vendernos la supuesta historia de amor así no está justificado en absoluto, pero sí alimentar fantasías y llevar a la gente al cine. Es que yo lo veo claro. ¿Por qué si no se ha quejado tanto la autora? A mí también me habría jodido muchísimo que se hubieran cagado de esa manera en mi creación, vulgarizándola de esta manera para ofrecer puro sexo gratuito.
    Seguro que un director hetero rodando escenas de sexo lésbico lo hace para aumentar la convivencia y el respeto entre todos y no para despertar el morbo más facilón, claro que sí, este es un mundo de unicornios donde mana leche y miel…. ¡¡¡dejad de ser tan inocentes y que no os engañen más!!!!

  19. Yo creo que en este punto al que hemos llegado se ha llegado a devaluar tanto la intimidad que a quienes vemos en esas escenas una verdadera violación de la intimidad de dos mujeres se nos acusa de estrechas de mente, fanáticas, mojigatas o cualquier otra cosa.

    Sí, soy otra lesbiana ofendida e indignada con las escenas sexuales, me parecen una vergüenza y un canto al morbo más gratuito.

  20. Yo sólo puedo decir que, en general, el sexo me parece un recurso barato a la hora de contar historias. Además de incómodo (y ahí, quizás, entra mi parte más pudorosa). Si las escenas de cama de las pelis convencionales me parecen casi siempre tópicas e innecesarias, las películas que basan su argumento en momentos de alcoba directamente me inspiran rechazo. (Y aquí, lo aseguro, no entra mi parte más pudorosa). El sexo forma parte de la vida real y del amor, claro, pero no es imprescindible mostrarlo. Es como si por hacer una película sobre gente que come (Tomates Verdes Fritos, El banquete de bodas) hubiese que meter escenas de gente que caga. Forman parte de lo mismo, pero no van forzosamente juntas.
    Por si esto fuera poco, lanzo una pregunta al aire. ¿Tendríamos los mismos miramientos con La vida de Adele si la hubiese dirigido un español? Un Médem, un Vicente Aranda o cualquiera de los pajilleros que nutren la Academia…

  21. Hola, Rafa: solo decirte que yo estoy muy de acuerdo contigo en que no es necesario mostrar escenas sexuales para contar una historia de amor. Sí, es cierto. Pero ya que tú haces una pregunta, yo te respondo con otra: ¿Estaría la gente en general (no los católicos) así de indignada si fuera la misma película pero con una pareja heterosexual? Pienso que no. No se habría armado ni la mitad de revuelo. Seguramente, ni estaríamos hablando de las escenas de sexo. Entonces, ¿por qué tanto pudor cuando se trata de dos chicas?

    Pienso que tan malo es rodar esas escenas por puro morbo como querer tratarlas de una manera diferente porque se trata de dos mujeres, ¿no te parece? Si pedimos igualdad, deberíamos exigirla en todos los frentes, también en este.

    El problema de esta película es que es complicado ver las líneas rojas entre lo que es morbo y lo que no, pero mi comentario viene a cuento porque anhelo que llegue un día en el que no hagamos distinciones entre unos y otros. Que si hay una escena en una película en la que dos personajes follan salvajemente, tenga el mismo recibimiento si se trata de dos mujeres, dos hombres o un hombre y una mujer. A eso me refiero.

    PD: no sé qué decirte sobre lo del director español. Supongo que ya experimentamos algo así con Habitación en Roma y yo no tiré cohetes de alegría con esa peli… no sé.

  22. Hola Emma, gracias por responder. Pues mira, no sé si estarían igual de indignados o no pero lo cierto es que no es muy fácil de comprobar porque escenas de sexo (heterosexual) tan explícito como éstas he visto pocas… lo cual me reafirma en mi opinión que muy necesario no era incluirlas y que si el director (heterosexual) lo ha hecho ha sido para vender el morbo de dos mujeres follando salvajemente… Si las sacan de manera tan explícita, cuando en las pelis de temática hetero nunca se llega ni a la mitad que esto por muchos polvos que aparezcan en pantalla, comprendo hasta cierto punto la indignación e incomodidad de muchos/as.

  23. Bueno, Rafa, eso de que no hay películas con escenas tan explícitas como esta sería discutible. Lo que sí es cierto es que a lo mejor esas pelis no se han hecho tan famosas como La Vida de Adèle, pero de eso ya tendría parte de culpa la morbosidad del público y el bombo que se le ha dado en todos los medios de comunicación, ¿no crees?

    Mira, por ejemplo, ahora se va a estrenar Nymphomaniac: http://hayunalesbianaenmisopa.wordpress.com/2013/11/25/adios-amor-hola-sexo-the-nymphomaniac-no-deja-indiferente-a-nadie/ que aunque no es una historia de amor, nos va a dar la oportunidad de comprobar si el público se indignará tanto como con La Vida de Adèle. Va a ser muy interesante verlo.

  24. No creo que se indignen tanto por una razón muy simple: “Nymphomaniac” se vende desde el principio como una peli con escenas pornográficas, nadie (empezando por el propio director) tiene miedo a llamarlas por su nombre. Con “La vida de Adele” yo noto todo lo contrario: ¡hay quien se indigna por escuchar decir que estas escenas son pornográficas, y es que lo son! No me meto a juzgar la calidad de la película entera, pero sí de las escenas sexuales, las cuales hay que llamarlas por lo que son y no tratar de venderlas maliciosamente bajo otra apariencia o nombre. “Nymphomaniac” puede también escandalizar o no, pero es mucho más honesta a este respecto, me parece a mí.

  25. Sí, en eso tienes razón y ya lo he dicho más arriba, pero no en cuanto a las escenas de sexo (eso lo advirtieron durante meses, por activa y por pasiva), sino, para mi gusto, a la carga emocional de la película.. porque se vendió de una manera y al final me parece que no cumplió con las expectativas. Podíamos estar discutiendo indefinidamente este tema, la verdad. Yo he llegado a la conclusión de que el arte en todas sus modalidades también es transgresión y debate, así que cada uno es libre de sentirse con esta película como quiera. Para mi gusto, amor, sexo y desenfreno van de la mano, y supongo que por eso no me he sentido tan ofendida como otras personas por la carga erótica de la película, pero sí entiendo que haya gente a la que le haya chocado, aunque, como han dicho en repetidas ocasiones quedarse con 10 minutos de sexo en una película de tres horas, pues… tampoco es eso. De todos modos, no me parece mal que haya una película que ahonde y exponga las relaciones sexuales entre las lesbianas porque heteros hay muchas, y también explícitas, pero ¿lésbicas? Si no estoy equivocada, me parece que solo esta. En ese sentido para mí si ha cumplido una función de “normalizar” y llevar al gran público este tema con el que está tan poco acostumbrado, pero que existe, vaya si existe. Que lo hayan hecho bien, mal o regular para mí ya es otra valoración distinta.

  26. Hace un par de días me compré el comic “El azul es un color cálido”. Tengo una buena colección de novelas gráficas y la verdad me apetecía saber por qué tanto revuelo con la dichosa película que habían hecho. El comic me pareció bastante bueno. Intimista, tierno, pasional… contaba una historia de amor, hablaba de esa parte de Francia que no solemos ver tan a menudo (y que ahora vemos más con las protestas contra el matrimonio igualitario), la verdad es que lo disfruté mucho. Todavía no he visto la película pero he hablado con gente que la ha visto y he leído muchas reviews. Lo que me escama a mi de todo esto (aparte de que me es imposible simpatizar con un señor que ha hecho que sus actrices se sientan poco menos que abusadas…) es que el director (un hombre heterosexual que conoce todo y sabe todo sobre las lesbianas porque el también lo es) ha reducido una historia compleja sobre el amor, la amistad, la intimidad… en una escena de sexo de 10 min, hecha desde el punto de vista de un observador masculino y heterosexual (que sorpresa) que reduce a las lesbianas y a las mujeres en general en objetos hipersexualizados cuyas practicas sexuales son y deben ser aquellas que despiertan los deseos de este público en particular. No me parecen mal las escenas de sexo, ni siquiera el sexo real que se practica en por ejemplo Shortbus (que sí me parece una forma mas natural y respetuosa de acercarse al sexo) lo que me incomoda es que como siempre se nos reduzca a lo mismo. Objetos. Objetos con los que vender, comerciar, excitar… objetos masturbatorios y poco más.

  27. Icicle, no puedo estar más de acuerdo contigo, de hecho esto mismo es lo que yo he expresado más arriba:
    Las lesbianas (y las mujeres en general) han sido durante mucho tiempo (y todavía lo siguen siendo, desgraciadamente, y películas como ésta son la prueba) simples objetos invisibles y subordinados al placer masculino. Es decir, que sólo han existido visualmente para poner cachondo al hombre heterosexual. Nuestra liberación ha llevado mucho tiempo para que ahora vengan de nuevo con esos mismos principios ofensivos y ninguneantes. La marginación, la ofensa y el ninguneo al colectivo lésbico sigue estando a la orden del día, en detalles tan cotidianos como estas películasy en mil cosas más, porque el heteropatriarcado y el heterocentrismo/heteronormativismo sigue haciendo muchísimo daño, incluso a niveles muy sutiles, y su gran triunfo es hacer pensar que quien lo ve exagera, es una histérica o está desfasada porque “estas cosas ya no pasan”. Por todo ello esas escenas sexuales me han ofendido, indignado y humillado como mujer y como lesbiana.

  28. Icicle y G., os aplaudo por todo lo que habéis dicho. Está claro que películas como esta alimentan el mito erótico masculino del sexo lésbico. No me parece casual que la haya dirigido un tío. Es más: creo que forma parte de una corriente pseudoprogresista que confunde tías en pelotas con apertura de mente. Y no me lo trago: una tía semidesnuda en una peli de autor está tan desnuda como una tía semidesnuda en una peli de Pajares. De hecho, la actitud del cine de Pajares me parece más honesta. El día que nos pongan pollas en la pantalla con la misma naturalidad que tías en tetas, podremos empezar a considerar que hay ecuanimidad.
    El asunto de la cosificación de la mujer es tan preocupante que ni siquiera cuando se quiere criticar se está permitido darle a vuelta. Pienso, por ejemplo, en el videoclip de “Blured Lines”. Todos/as lo habéis visto, ¿no? Hace unos días me topé con el vídeo-réplica-femenino de Lily Allen. Lo lógico habría sido cosificar a señores en pelotas, ¿no? Ni siquiera: lo que Lili Allen hace para criticar el uso de mujeres en videoclips es mostrar lo feas que en realidad son cuando mueven el culo.

  29. Icicle y G: partimos de la base de que yo estoy cansada como la que más de ese patriarcado y cosificación de la mujer. Como la que más, de verdad. Pero entonces, desde vuestro punto de vista, una mujer como yo, lesbiana o bisexual, nunca podrá ver una escena de sexo lésbico explícita en una película que llegue al mainstream, ¿no? ¿Qué tengo que hacer? ¿Limitarme a verlas en productos residuales, que no llegan al gran público, como The L Word, para considerarla adecuada? ¿No es esa otra manera de represión? ¿Como barrerla debajo de la alfombra por si la ven pajilleros y salidos? ¿Hay que esconder el sexo lésbico solo por si se cosifica? Yo voto, en todo caso, por dar pasos hacia la igualdad, que se muestre y que en adelante salgan escenas parecidas con chicos homosexuales. Hasta que no consigamos eso tampoco vamos a poder decir que no se nos cosifica, ¿no creéis?

    Y por otro lado, ¿estaríais igual de indignadas si esta película la hubiera dirigido una mujer? Y no me vale que me digáis que una mujer lo hubiera hecho de manera diferente -que sí, vale, es muy probable, ya he dicho más arriba que me ha parecido un enfoque muy masculino y que a mí la historia no me conmovió- porque ese argumento no me vale. Ya veis que hay lesbianas a las que sí les ha encantado la película. Así que podría haber pasado perfectamente que tuviéramos una película igual, rodada por una lesbiana. En ese caso, ¿la aprobaríais? Me queda la duda.

  30. Vi esta película el fin de semana y salí llorando..Tengo claro que no la considero la mejor película, pero sin lugar a dudas, es la más intensa que he visto. No sé, quizás se deba a la etapa que estoy viviendo, pero de que definitivamente tuvo impacto en mi, lo tuvo (y uno bueno). Aún recuerdo escenas de la película y se me enchina la piel…

  31. Emma intentaré responder a las preguntas que has planteado lo mejor posible aunque la verdad se me da mejor hablar que escribir ^^ y este tema es muy complicado de explicar por escrito porque son tantas cosas asociadas a él…
    El problema con la representación de las lesbianas en el cine o los medios de comunicación en general no son solo las escenas sexuales o subidas de tono. Se nos reduce a nosotras y al resto de mujeres a un conjunto de clichés que facilitan mucho el trabajo de los que escriben historias sobre nosotras… no hace falta que recalquemos que en toda buena historia de lesbianas existe un nubarrón de drama que da gusto verlo y que ya cansa un poquito. A las mujeres en general se nos deshumaniza bastante y bueno la realidad es que normalmente son los escritores masculinos los que más tienden a retratarnos de esa forma (aunque por supuesto hay excepciones). Hay muchas pelis dirigidas por mujeres en las que se nos deshumaniza también.
    Tampoco creo que deba esconderse el sexo lésbico y no creo que logremos erradicar jamás la fantasía masculina con nosotras (así que debería darnos igual), lo que si podemos hacer es señalar que no todo el sexo lésbico es de buena calidad, que puede ser de muy mal gusto, que puede convertir a las protagonistas en muñecas hinchables bajo los deseos de un público masculino que coreografía la forma que tenemos de tener relaciones, el aspecto que tenemos y las partes mas profundas de nuestra sexualidad. Y esto me da pena, me da pena que las actrices de esta película se hayan sentido mal con este señor, me da pena que de un cómic tan bien hecho se haya sacado un producto que no haga sentir a los consumidores masculinos incómodos o apartados de nuestra sexualidad como mujeres (lesbianas, bisexuales o heteros) y me da rabia que el trabajo de Julie Maroh se haya tergiversado de esa forma.
    La visibilidad es muy importante para las mujeres con sexualidades no-normativas porque normalmente somos invisibles o no somos tomadas en serio dependiendo de nuestro aspecto. Y me parece perfecto que películas de esta temática sean proyectadas en salas de cine y reciban premios y reconocimiento, pero considero que esta película de la forma en la que esta orientada no es la más adecuada para ello. No está hecha para nosotras, no está escrita en nuestro lenguaje… al contrario que el comic de Maroh con el que te identificas completamente y que sí trata del amor, en general, el amor humano y de su fragilidad, de su grandeza y de su importancia. Ojalá la película expresase un 10% de lo que expresa el cómic.

  32. Rafa “Blurred Lines” es de lo peor que he escuchado en mi vida, es tan terrible por tantos motivos que haya llegado a ser número 1 en tantos lugares teniendo en cuenta lo que se sugiere en la letra…

  33. Icicle, aunque te doy la razón en casi todo lo que has expuesto, he de decir que, como amante de la ficción no creo en eso de productos hechos por lesbianas para lesbianas. Entiendo que un creador tiene que acudir a la fuente si quiere representar una realidad concreta. Pero no creo que haya que ser drogadicto para escribir sobre drogadictos. O que haya que ser un capo de la mafia para rodar una película de gánsters. Eso es cerrar demasiadas puertas que no veo necesario cerrar y un grave error que cometemos las lesbianas a menudo.

    Sin embargo, aunque me parece necesario acudir a la fuente para informarte de la realidad que quieres exponer, si lees las entrevistas de las actrices de La Vida de Adéle y las propias declaraciones de Kechiche, verás que en ningún momento se niega que hayan consultado con una lesbiana para esta u otra escena. Es algo que no sabemos, pero que hemos dado por sentado. Y, por otro lado, si hay que culpar a alguien de la irrealidad o masculinidad en esas escenas, en todo caso sería a las actrices porque ellas han repetido en varias ocasiones que lo que les pidió Kechiche fue que improvisaran. Ninguna de las escenas íntimas fue coreografiada, no había pasos a seguir, no había un guión ni posturas que se les pidieran en concreto. Ellas tenían que hacer lo que les viniera en gana, lo que les surgiera en el momento, por lo que no sé hasta qué punto se puede acusar al director de planear una mirada pornográfica cuando lo que estamos viendo es, en teoría, lo que les salió a las actrices de manera natural (condicionadas o no por la subcultura pornográfica que hay de la representación de dos mujeres juntas; pero ese es ya otro tema). Quería puntualizar esto.

    Por otro lado, estoy deseando que veas la película porque me interesa saber cuál será tu opinión una vez vista. En mi caso, aquí estoy, “defendiéndola” (?) aunque solo en algunos aspectos, porque, como ya he dicho, en general me llevé una decepción, aunque me he propuesto no reducir una cinta de tres horas a los 10, 15 minutos de escenas sexuales que hay en la película.

  34. No he querido decir en ningún momento que tuviese que ser una lesbiana la que dirigiese la película ni mucho menos. Por supuesto uno tiene que informarse un poco (sino te encuentras con cagadas como Misión Imposible 2 y la semana santa Sevillana donde un grupo de falleras quemaban a los santos) para poder reflejar ciertas realidades que le son ajenas. Simplemente hay que tener especial cuidado sobretodo con grupos que han soportado los abusos, la mala imagen, etc… que han soportado los homosexuales (y siguen soportando) a lo largo de la historia. Y no solo nosotros, también la gente de color, y eso no quita de que un hombre blanco como Spielberg dirigiese “El color púrpura” que toca temas como el racismo, las drogas, la homosexualidad y el amor de una forma en mi opinión increíble. Lo que he intentado decir y quizá no haya expresado muy bien es (habiendo visto la escena de sexo completa) que resulta rara, artificial y me incomoda precisamente por lo que me expresa esa sucesión de imágenes y todos los clichés asociados. Sé que el director quería expresar pasión, pero no puedes expresar pasión cuando tus actrices no solo se sienten cohibidas, sino que se sienten como invadidas por ti (algo muy común en algunos directores de cine y sus actrices a lo largo de la historia del cine), da la impresión de que no existe química entre las actrices porque no han tenido tiempo de conocerse (algo que es primordial si te vas a meter en la cama con una persona y a simular sexo con ellos). Cuando vea la película entera supongo que este fin de semana os diré a todas la nota en general de la película 🙂

    Supongo que por una parte también estoy un poco decepcionada en general por lo que me esperaba de la película cuando se estrenó y salieron críticas que me animaron a verla. El cómic de Julie Maroh habla sobretodo de descubrirse y aceptarse a uno mismo, habla del amor pero sobretodo desde el punto de vista de Clemmentine y de su incapacidad para disfrutar plenamente lo que tiene por las circunstancias. En cambio lo que me animaba de la peli es que iba mucho más del concepto del amor en un plano más abierto, tratando la sexualidad de Adele como algo más fluido y menos estático. Y la verdad me parecía interesante verlo, ver como se trataba el tema y como resultaba. Aún me sigue interesarlo verlo a pesar de mis críticas al director (artífice principal de la versión cinematográfica) no me malinterpretes, pero le ha quitado un poco de encanto con su forma de hacer las cosas.

  35. Hola! Tengo muchísima curiosidad por ver esta peli pero en el país en el que estoy, al ser francófono, la han puesto en el cine sin subtítulos! Y claro, no me entero de nada… ¿Sabéis si se puede ver por Internet? Pagando, me da igual! Pero es que no encuentro ninguna web…

  36. Hola, Rosario, lo cierto es que no tenemos ni idea de dónde se puede ver. Nosotras la vimos todas en el cine, lo siento.

  37. bueno yo no he visto la película ni se de qué va, pero a tenor de los comentarios que he podido leer, ¿ alguien me puede decir que es el sexo lésbico ?

    ¿ o el amor lésbico ?

    ¿ o el sexo gay masculino ?

    ¿ o lo que siente un hombre sexualmente por una mujer o lo que siente una mujer por un hombre ?

    personalmente a mi no me atrae la pornografía, ni las escenas lésbicas del cine x, salvo una serie llamada abby winters.

    por lo cual no se puede generalizar diciendo que esa película es para saciar las fantasias masculinas, quizás las fantasías de algunos hombres no de todos.

    un abrazo.

  38. bueno me olvidaba decir por si no se había entendido que habrá lesbianas que se sientan identificadas con la película y habrá otras que no,habrá hombres hetero que les gustará y a otros que no, habrá mujeres hetero que les gustará y otras dirán que asco de película , no se puede generalizar un hombre puede retratar perfectamente el amor entre dos mujeres de la misma forma que una mujer lo puede hacer entre dos hombres o entre mujer y hombre solo es cuestión de hacer bien las cosas, ahora sí un abrazo a todas.

  39. MENUDO COÑAZO DE PELÍCULA, ¿tanta expectación para esto? Para mí, fue una muy mala adaptación con un guion pésimo; el cómic es mucho mejor, muestra incluso más pasión y deseo… La chica es una insulsa (no me refiero a la actriz, sino a su personaje, Adéle), me ha parecido una persona sin intereses propios ni finalidad en la vida, que vive sólo por y para su pareja, está completamente anulada y obsesionada con Emma… A pesar de que todo el mundo dice que se puede ver a Adèle crecer durante todas las tres horas, yo no lo ví así: al final, seguí viendo a la misma niña indecisa que no sabe qué hacer con su vida ni por qué luchar. Por otro lado las escenas de sexo totalmente innecesarias. Sé que la finalidad del director era mostrar pasión y tal pero no le veo el fin de proyectarlas durante tanto tiempo a no ser que lo que en realidad quisiera era mostrar morbo y nada más. En serio, me ha parecido simple y aburridísima, menuda decepción… ahora entiendo por qué el director ha tenido que meter tantos minutos de sexo para dar carnaza, porque si no no la vería nadie!!!!!

  40. Madre mía,,, que mentes más pequeñas, que gustos más pobres.
    Por si sabeis leer es una maldita “master piece”. No importa lo que opineis, pues simplemente lo és.
    A [email protected] que se aburren, creo que lo que teneis que ver son telenovelas para que las podais entender.
    Está tan por encima de la mayoría de películas, que no etá hecha para mentes vacuas y grises. Hay que saber de cine y hay que ver no sólo con los ojos.
    Así que, entended tristes que criticais lo incriticable, que por mucha basura que eches sobre un diamante, seguirá siendo siempre un diamante.

  41. A lo mejor es que no tengo tu inteligencia suprema, esa misma que te lleva a acentuar la tercera persona singular del presente del verbo “es”… Más vacuas, grises y aborregadas me parecen a mí las mentes que están poniendo por las nubes una película que no es ni mucho menos para tanto y que nos han vendido como una obra maestra cuando simplemente es una historia mediocre con carnaza pornográfica para llegar al gran público, a la masa que la está alabando porque la crítica también lo hace. ¿y quién es “la crítica”? En su inmensa mayoría hombres heteros que sus buenas pajas se estarán haciendo viendo esta basura.

  42. Exhibicionismo puro y duro. Igual se podía haber hecho una película digna y valiosa sin tanto sexo, no era necesario y me molesta que traten de convencerme de lo contrario, porque al fin y al cabo es una intimidad muy grande la que se está mostrando, la de dos chicas desnudas practicando sexo, así que estoy de acuerdo con algunos de los comentarios anteriores, parece que se rodó para despertar morbo o excitación en el público. El director me parece un salido.

  43. Hola a [email protected]

    he visto en muchos sitios, sobre todo, de parte de las lesbianas, una profunda indignación con las escenas de sexo. Y me refiero a esto solamente porque no creo necesario ni pertinente hacer un análisis profundo de la película, la cual lo merece por su sutileza, pasión, maestría y exactitud. Pero bueno, como dije, no es el momento.
    solo mencionar algo, si no fuera por la escenas de sexo tan bien logradas (sin coreografía) no nos hubiéramos percatado del inmenso amor de estas chicas, amor además a primera vista, salvaje, colorido, apasionado, sincero. Creo que las escenas de sexo son de las más justificadas que he visto, y es la más grande muestra de amor y pasión.
    No sean tan cerradas, y no contribuyan a la mala racha que esta teniendo la película, porque sin excusa, es una obra maestra, por todo, guión, puesta en escena, la banda sonora perfectamente utilizada, actuación, todo. Y sinceramente creo, que si Kechiche hubiese actuado de otra manera durante el rodaje, no hubiera salido esta gran película, y no hubiese logrado ponernos los pelos de punta ante una historia de amor desgarradora.

  44. Hay una película también de temática LGTB que se llama Tomboy y que es mil veces mejor que esta basura pornográfica de La vida de Adèle, ¿por qué no habláis tanto de ella? Tomboy es mucho más honesta, realista y sincera y no necesita recrearse en ningún morbo gratuito con fines comerciales para luego venderse como si fuera arte.

  45. Tomboy se estrenó cuando este blog todavía no existía. Pero si haces una búsqueda verás que sí que hemos hablado de ella (y alabándola). Es solo que La Vida de Adele es ahora mismo noticia y Tomboy ya no. Sin más.

  46. Pues sinceramente, para que se hagan películas lésbicas como ésta prefiero que no se haga ninguna… Mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre mujeres se convierten en objetos de morbo masculino y en escenitas degradantes de tetas y coños antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance.

  47. Pues a mí la peli me gustó bastante, la fotografía es bellísima y la profundidad de los personajes te atrapa. Más allá de si la escena de sexo sea demasiado larga (lo es, pero también son largas muchas otras, como las escenas donde Adele sale bailando, pero así es el estilo del director), creo que hubiera sido bueno que las escenas fueran coreografiadas y no improvisadas. Las actrices han dicho que fueron improvisaciones y que ellas mismas no sabían mucho de sexo lésbico (por no decir nada). Esto al director pudo parecerle conveniente en el caso de Adele, quien era una novata, pero la otra chica supuestamente tenía más experiencia ¿cómo improvisar cuando no sabes qué se siente?
    Si ha habido controversia en parte es por eso: podemos imaginar cómo es una relación sexual, pero una vez que la tenemos descubrimos lo distinta y diversa que puede ser (y que es muchas veces más sencilla que lo que hemos visto en las pantallas). Hubiera servido un poco de asesoría de una u mujer con experiencia para hacerla más real. Por otro lado, no todo en las películas tiene que ser 100% real. Sinceramente creo que la gente se clava mucho cuando se trata de sexualidades, toca nuestras fibras más sensibles.

  48. Yo también creo que muchos tíos han visto la peli sólo buscando las escenas porno, es más, esas escenas ya aparecen insertadas desgraciadamente en muchas páginas porno de internet o incluso el vídeo entero de 10 minutos se puede encontrar fácilmente si se quiere ver porno lésbico. Esta película está pensada sólo para hacer las delicias de muchos pajilleros. Como decían en otro comentario, es triste vernos reducidas en esas escenas a lo de siempre: meros objetos sexuales para el placer masculino, y más triste aún es que un director de cine, sabiéndolo, se haya aprovechado de ello para sacarle partido, y encima luego lo niegue y diga que no, que su película va más allá del porno y que era necesario mostrar tijeras y todo tipo de posturas para justificar la pasión. A mí me indigna mucho este argumento. Y también el de muchos críticos que intentan justificarlo y defenderlo. Yo veo puro y gratuito morbo, en lo demás la historia no destaca por nada, no cuenta nada especial. Si sustituimos a una de las chicas por un chico, la película habría pasado completamente desapercibida.

  49. Denigrante el uso (más bien abuso) que se hace del sexo lésbico en esta película, con el fin de dar que hablar… pero está visto que en este mundo lo único que hace falta son palmeros a tu alrededor que te digan que lo que haces está bien… qué pena.

  50. Vamos, no nos hagamos los suecos. Cuando una película se estrena, el principal reclamo es necesariamente el director, los actores, la calidad de la misma o la recaudación obtenida en otros países. Nada de eso concurre en el caso de esta película, puesto que todos sabemos muy bien cuál ha sido el reclamo: la temática lésbica y las escenas de sexo, y así lo han aireado en todos los periódicos, artículos y críticas. Afirmar que la importancia o el éxito de “La vida de Adèle” se debe a otros motivos es cuando menos de hipócritas.

  51. Las propias lesbianas somos tan críticas con esta película precisamente porque nos vemos reducidas a una fantasía absurda de un hombre heterosexual, posturas ridículas y una actitud como de “vosotras tocaos hasta la extenuación que yo filmo”. Teniendo una historia tan maravillosa como la que tenía, con un temazo a desarrollar, un punto de partida estupendo en la obra original para trabajarlo y unas actrices entregadas y convincentes para darle vida, Kechiche ha malgastado sus 180 minutos de película en tijeras cunnilingus. A “La Vida de Adèle” le falta verdad y le sobran erecciones. En su cómic, Julie Maroh quiere dar visibilidad a las dificultades con las que se encuentra un adolescente durante el proceso de aceptación de su diversidad sexual, además de presentar una historia de amor excelente, bien cuidada, respetuosa, estética. Pero la prioridad de Abdellatif Kechiche ha sido ejercer de dictador. Él quería sostener la lupa como un voyeur dándose el lujo de exigir todas sus fantasías desde el lugar más privilegiado. No nos extrañe pues que Maroh haya denominado a esta película “pornografía para mentes masculinas”.

  52. Estoy de acuerdo con Delatte. Y conste que en ningún momento se discute sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado, como por ejemplo sucede en el cómic. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica. Podía haber sido una escena de sexo rodada con respeto, buen gusto, erotismo y sensibilidad y no quedarse en el puro morbo de un director tiránico que parece regodearse en las tijeras y el cunnilingus mientras filma para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como otra cosa. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre dos mujeres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual y obsesivo.
    Por ejemplo, una película como Nymphomaniac es bastante más honesta que ésta en cuanto a propósitos y objetivos, ya que no miente al presentarse a sí misma: “FORGET LOVE” es su frase de presentación y en ningún momento reniega de sus escenas pornográficas o de sexo explícito. Pero Kechiche hace todo lo contrario, muy hipócritamente: rueda escenas claramente pornográficas y de bastante mal gusto y nos las quiere hacer tragar no sólo como necesarias sino como demostración de la pasión más auténtica. Pues por eso yo no paso, lo siento mucho, no quiero que se me tome por idiota. Lo que ha rodado este hombre es porno, se ha recreado en él y en las actrices y ha querido hacerlo así para llenar más salas, crear más audiencia y alimentar más morbo (sobre todo el masculino).
    Si habéis leído el cómic (que os recomiendo para que veais por vosotras mismas la diferencia), comprobaréis que las escenas de sexo no tienen nada que ver. Son explícitas, sí, pero no se recrean injustificadamente ni ofrecen morbo gratuito no resultan tópicas o insultantes. Son naturales, sugerentes y estéticas. En la película no veo más que tetas bamboleantes y posturas ridículas propias de un vídeo de Youporn.

  53. Vergüenza ajena es lo que da esta película y su director, que ha demostrado con creces ser un cerdo onanista y un aprovechado.
    Fui a verla muy ilusionada porque el cómic me había encantado y creía que
    iba a ser igual de maravillosa pero en qué hora!! Me encontré con algo
    burdo, zafio, facilón y mal construido. Salí indignada. Me pareció una
    basura, la auténtica falta de respeto la ha cometido Kechiche hacia las
    actrices, las mujeres, las lesbianas y la propia película. Lo siento
    pero es lo que pienso. Y os pregunto: ¿de verdad consideráis, todos los
    que pensáis que esta película es lo nunca visto con respecto al amor
    universal, que era necesario y está justificado un sexo tan explícito o
    se insertó precisamente para conseguir polémica y audiencia? ¿Por qué no
    se recreó igualmente en la secuencia de cama con el chico o más
    adelante, en su infidelidad heterosexual? ¿Cuántos orgasmos era
    necesario presenciar para comprender (porque el espectador es estúpido
    según Kechiche y hay que mostrárselo todo mascado) la pasión entre las
    protagonistas? ¿No creéis que la postura del director ha sido, como bien
    dice este artículo, la de un tirano únicamente preocupado por mostrar
    sus propios deseos y después escudarse en la siempre recurrente
    “necesidad” artística o finalidad realista? Sinceramente, no cuela. La
    estrechez de miras es más aplicable a quienes no sois capaces de valorar
    todo esto, y resulta preocupante.

  54. Este bodrio, o, perdón, como muchos se empeñan en afirmar, la muestra suprema del amor universal jamás filmada en el séptimo arte, es una verdadera estafa. He llegado a desarrollar un verdadero odio visceral por esta película, por su director y por los críticos que la alaban, porque si algo me ofende en esta vida es que intenten hacerme comulgar con ruedas de molino. Con la grandísima historia que tenía entre las manos, este vulgar onanista sólo ha parecido preocuparse por filmar tijeras y cunnilingus en el espectáculo más zafio, repulsivo y facilón jamás visto, para luego querer venderlo como arte. Los críticos babeando, los pajilleros encantados, los palmeros aplaudiendo y todos contentos. Si Kechiche hubiera dirigido “Brokeback Mountain” en lugar de Ang Lee, Ledger no habría demostrado que sí era actor en la escena en la que abraza deshecho la camisa de su amor muerto, pero los primeros planos de 10 minutos del más “artístico” sexo anal y oral en la tienda de campaña entre él y Gyllenhaal les hubieran valido a los tres la Palma de Oro, ¿no?.
    Y si yo fuera la autora del cómic, que me pareció maravilloso, habría iniciado una guerra sin cuartel.

  55. Estoy viendo la peli y la verdad no me esperaba ver la escena porno entre las protagonistas, entonces entré en internet para conocer un poco de la actriz. Es que mi estrechez mental provoca que me escandalice que una actriz convencional (no porno) y de tan sólo 19 años, haya rodado semejantes escenas. La verdad no me imagino un actor hombre masturbando a otro y practicándole sexo oral porque lo exige el guión.
    Y entonces me encuentro con todos estos comentarios volcados por féminas que me reafirman en lo que venía sospechando, la película está hecha desde una mentalidad absolutamente machista. Y el hecho de que haya ganado el premio Palma de Oro demuestra la falsa, ignorante e hipócrita apertura de los heteros respecto de otras orientaciones sexuales.

  56. Soy lesbiana y ver esta película me ha producido un profundo asco y rechazo de ver cómo un cabrón morboso nos reduce tristemente a lo mismo de siempre: meros objetos de morbo. Aquí no hay ninguna profundidad, ningún guion brillante, ninguna trama ni problemática trascendente…. nada más que 15 minutos de sexo salvaje para dar morbo y ganarse a la crítica masculina, y vender una película que no es más que pornografía fácil y gratuita disfrazada de la historia de amor más increíble jamás contada. De haber sido dos hombres los protagonistas (o un hombre y una mujer), el director jamás se habría recreado así en una escena sexual entre ellos y la película no habría sido tan brillante para los críticos. Esta peli no ofrece nada más que el morbo de la homosexualidad femenina y, sobre todo, las imágenes explícitas que lo corroboran. Si la pareja hubiera sido heterosexual y si el sexo realista hubiera sido tratado de manera más sutil, de esta película ni se habla. Y mucho menos se la premia. Pero claro, a los críticos heterosexuales les ha gustado mucho y por eso ganó Cannes. Qué asco y qué pena.

  57. Trabajo en COGAM, he leído mucha bibliografía y visto mucho material audiovisual (series, películas, documentales, etc.) de temática LGTB y produce mucha rabia y frustración ver cómo un vulgar director reduce un material original fantástico (en el cómic se tratan múltiples temas: el amor, la amistad, las relaciones familiares, laborales y sociales…) a lo que parece interesarle únicamente: las variadas formas y posturas en que pueden montárselo dos lesbianas en la cama. Esta visión tan triste y reduccionista (no se dedica apenas atención a la lucha interior de la protagonista, a los conflictos con sus padres y amigas ni la solución a los mismos, no se incide en la necesidad de una mayor visibilización y normalización, etc.) busca sólamente la excitación y el morbo de la crítica, hombres heterosexuales en su mayor parte. Como siempre, se visibiliza a las lesbianas sólo para la consecución del placer masculino; se las muestra como objetos sexuales en la pantalla con la hipócrita excusa de que es necesario ver esas escenas pornográficas para entender la vida de la protagonista. Y así la vida de Adèle se queda reducida a “La vida sexual de Adèle”. Una película zafia, vulgar, pornográfica, con todo lo que podía haber dado de sí. Quien tenga un mínimo de sensibilidad y empatía entenderá el porqué de la lástima que produce esto.

  58. Esta película es tan absurda y ofensiva como ver a Ingrid Bergman follando a cuatro patas en Casablanca. Seguro que ganó Cannes por su profundísimo guión y trascendentales diálogos. Las tijeras y las tetas bamboleantes no tuvieron nada que ver.

  59. Una habitación con vistas. La cámara gira hacia el interior y se ve a un tío en la cama.

    Es Abdellatif Kechiche tocándose la polla y hablando por teléfono con su mejor amigo y consejero espiritual.

    – Tío, no paro de pensar en tías en bolas, en plan rollo bollo.

    – Pues nada, móntatelo a lo Medem: haz una peli que vaya de bollos, y que estén bien buenas. Y de paso que te pajilleas tú se pajillea media humanidad, que el rollo bollo tiene mucho público.

    – Ya, pero si hago lo que estoy pensando va a parecer que hago porno. Y yo tengo un nivel, tío.

    – No hay problema. Haz que hablen de vez en cuando y que digan cosas poéticas. Tú eres Kechiche, no haces porno, haces poesía.

    – Ya, pero sólo con eso no va a colar. Pienso tenerlas un montón de rato en bolas, necesito algo más.

    – Bueno, puedes alargar la película indefinidamente con muchos primeros planos, así por mucho tiempo que las tengas en pelotas siempre podrás decir que también les sacas la cara de vez en cuando. Un primer plano de los mocos mientras la protagonista llora puede ser la hostia.

    – Y eso para qué?

    – Para nada; eres Kechiche, un poeta, un artista de la imagen, un creador. No tienes que dar explicaciones. La gente se preguntará el porqué de cada plano y harán sesudos análisis y se olvidarán de lo de las tías en bolas.

    – Jo, tío, eres un crack. Me has salvado la vida. Mira que estaba como el pico una plancha con el tema éste.

    – Pos nada, haz la peli. Oye, y de paso me haces un favor. Conozco a una nena que está buenísima, la jodida se llama Exarchopoulos, toma ya, Adèle de nombre. He intentado tirármela de todas las maneras posibles, pero nada, no consiente la hijaputa. Como tiene ínfulas de actriz, si la contratas por lo menos la podré ver en pelotas y pegarme un meneíllo. Qué me dices, chaval?

    – Hostia, tío, eres el puto amo. Y ahora que lo pienso, me gusta el nombre de tu nena. Voy a titular la peli en su honor “La vida de “Adèle”.

    – Ah, pues de puta madre. Un gran detallazo por tu parte. Oye, no estarás intentando tirártela, no? No te lo perdonaría en la vida. Pero bueno, si te la tiras luego me la pasas… y pelillos a la mar. Qué dices, hace el apaño?

    Y así fue como el bueno de Abdellatif, con el fin único y exclusivo de echarse unas pajillas, nos la metió doblada y ganó la Palma de Oro en Cannes, además de un montón de aclamaciones de críticos que han sabido muy bien justificarle.

Comments are closed.