InicioOpiniónCosas que odio como lesbianaCosas que odio como lesbiana: 22. Los vestuarios públicos

Cosas que odio como lesbiana: 22. Los vestuarios públicos

Publicado

Supongo que en realidad esto es una cosa que puedes amar u odiar según tu carácter.

Tengo una amiga que adora ir a vestuarios públicos y exhibirse y pasearse por ahí desnuda y a la que le encanta mirar e incluso tontear si se presta la ocasión. EN UN VESTUARIO PÚBLICO.

A mí esto es algo que me parece inconcebible.

Para empezar a mí el estar desnuda en una habitación es algo que ya de por sí me incomoda, pero, se me ocurre una situación peor: estar vestida y que venga alguien totalmente desnudo a hablar contigo. No entiendo que consiga ligar así, con lo incómodo que tiene que ser.

Quiero decir, ¿CUÁL ES EL PROTOCOLO EN ESTE TIPO DE SITUACIONES? ¿A DÓNDE MIRAS?

Porque seamos realistas, la cabra tira al monte y los ojos se van donde se van.

ES INEVITABLE.

Yo cuando veo que mi amiga consigue ligar en unos vestuarios públicos
Yo, cuando veo que mi amiga consigue ligar en unos vestuarios públicos

Yo en cambio, que soy una persona tímida y pudorosa, pues no sé qué hacer.
Así que acabo mirando al suelo y cambiándome muy rápido sin mirar a nadie demasiado fijamente y desviando la mirada si alguien me mira.

Es lamentable.

Y bueno, si esto en sí es patético, mejor no os empiezo a contar lo que pasa cuando me acompaña alguna amiga que sabe de mi condición sexual.

Es como: NO MIRES A NINGÚN LADO Y SOBRE TODO NO LA MIRES A ELLA. NO MIRES A NINGÚN LADO Y SOBRE TODO NO LA MIRES A ELLA. NO MIRES A NINGÚN LADO Y SOBRE TODO NO LA MIRES A ELLA.

Y es un poco como “no pienses en un elefante rosa”.

Acabas mirando y acaba siendo incómodo porque no quieres que se note que estás mirando Y ACABAS PARECIENDO BIZCA.

No mires. No mires.
No mires. No mires.

Me pregunto por qué yo no puedo ser como mi amiga.

Porque claro, yo tengo un pánico constante a que mis amigas crean que me gustan y que las miro. A ella le da igual. A ella le encanta mirar y le encantan los vestuarios públicos y en general cualquier situación en la que pueda mirar y, como dice ella, “disfrutar de las vistas”.

Como si yo no tuviera suficiente con lo mío, encima me toca sufrir por ella:

¡Van a notar que las miras! digo yo aterrada y mirando en todas direcciones por si alguien nota algo.
¡Igual les gusta!

Es desesperante.

Evidentemente, esto es algo que me ocurre en todo tipo de situaciones.

Me sé de memoria los libros que tienen en la habitación mis amigas de tanto mirarlos mientras se cambian. No sé, me sorprende que no me llamen a preguntar sobre su biblioteca personal, podría ser su catálogo particular.

Si voy a la playa o a la piscina miro a todas partes menos a mis amigas, no vaya a ser que se crean que estoy apreciando cómo les queda el bikini.

Mi viaje de fin de carrera fue a Riviera Maya y no pude pasarlo peor. TODO EL DÍA EN TENSIÓN. Tuve que tomarme unos días de descanso después porque tenía el cuello agarrotado de tanto no mirar.

Y no hablemos de cuando sales de fiesta y se te acerca una chica con escote pronunciado y tú intentas no mirar y no mirar.

Es horrible.

Otra vez situación "elefante rosa"
Otra vez situación “elefante rosa”

Y más horrible aún es cuando te pillan mirando (porque alguna vez te pillan, la vida es así) y tú sabes que ella sabe y ella sabe que tú sabes que ella sabe y tú sabes que ella sabe que tú sabes que ella sabe Y ES INCÓMODO (además de lioso.)
Pero lo peor no es eso (en serio, puede haber algo peor), lo peor es cuando te lo preguntan directamente:

¿Me estabas mirando?

Y respondas lo que respondas, sabes que va a ser la respuesta incorrecta.

Si respondes que sí eres una puta pervertida que estaba mirando, pero si respondes que no, además de ser mentira puede que en un giro absurdo del universo te pregunten que por qué no, que si no son guapas, que si te podrían gustar, que si no crees que haríais buena pareja o cualquier otra que se le ocurra en ese momento Y AHÍ SÍ QUE ESTÁS TOTAL Y COMPLETAMENTE JODIDA.

No hay manera posible de salir de esa situación sin liarla pardísima: o acabas siendo ofensiva y provocando un enfado cojonudo y dañando su ego o acaba pareciendo que te gusta y que te liarías con ella en cualquier momento con la incomodidad y tensión que eso acaba produciendo.

Y ya como te guste de verdad y hayas sido tan gilipollas de enamorarte de tu amiga hetero pese a la regla número uno de las lesbianas ni te cuento.

Y por eso, para evitar este tipo de situaciones, yo miro al suelo de los vestuarios, a las bibliotecas de las habitaciones y al cielo cuando hay bikinis y escotes.

Últimos artículos

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Hunter Schafer cuenta que estuvo saliendo con Rosalía unos cinco meses

¿Sabes cuando lees algo en Twitter de manera super insistente y crees que es...

Experimenta la doble estimulación con Ryde de Fun Factory

A pesar de que no siempre me he movido en el mundo de la...

Sarah Paulson adaptará ‘Untamed’, libro autobiográfico de Glennon Doyle

Glennon Doyle es una autora estadounidense que saltó a la fama en 2016 con...

Sandra Barneda confirma su relación con Pascalle Paerel

Ya sé que ya sabías que estaban juntas, si ya lo sé, pero el...

Obi: arte y placer en un juguete erótico

Hace unos años, cuando todavía estaba adentrándome en el mundo erótico, quise visitar la...

¿Están emparentadas Taylor Swift y Emily Dickinson?

Es más que probable que hayáis escuchado hablar alguna vez de esa casi desconocida...

¿Nueva novia para Amelia en ‘Anatomía de Grey’?

Veinte temporadas, que se dice pronto, lleva Anatomía de Grey en nuestras vidas. Algunas...

‘Strictly Confidential’ tiene una pinta lamentable (y por supuesto que la veremos)

Hay cositas que tienen su momento, y cuando su momento pasa, hay que ser...

Cinco series con croquetas para ver online

*El título es una tontería porque evidentemente vas a verlas online, no vas a...

Vuelve ‘Hacks’ más croqueta que nunca

Ha ganado un montón de premios y no es para menos, porque Hacks es...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...