InicioOpiniónCosas que odio como lesbianaCosas que odio como lesbiana: 25. Encargarme siempre del bricolaje

Cosas que odio como lesbiana: 25. Encargarme siempre del bricolaje

Publicado

No sé si os habéis percatado de que últimamente estoy siendo incluso más desastrosa de lo habitual: Todas mis entradas van tarde (esta incluida :D), no contesto los comentarios (¡antes lo hacía tarde pero al menos lo hacía!) y en general es todo un auténtico caos. (¡Desde aquí un beso para Emma y Marca! ¡Que Dios os lo pague!)
El caso es que esto tiene una explicación. Y no me refiero únicamente a que yo sea lo peor (que también.)
Tengo que confesar algo: ESTOY DE MUDANZA.

Intervention

Me gusta decirlo así, a modo de confesión. Rollo “intervention” y rollo AA. 
Al principio me daba vergüenza reconocer que lo estaba pasando mal con el proceso y lo mucho que me estaba costando adaptarme, pero rápidamente me di cuenta de que esto es un mal epidémico y que todo el mundo odia las mudanzas. “No es tan raro”, diréis. “Todo el mundo ha pasado por esto” “Supéralo, Ri, no es para tanto.”
Y tendréis razón.
Pero yo me he ido a vivir con una hetero.(A mí me gusta hablar de las heteros como quien habla de animales mitológicos, pues ya sabemos todas que están en peligro de extinción y ahora mismo no hay más que lesbianas everywhere.) Y no me he ido con una hetero cualquiera. Me he ido a vivir con la hetero más hetero sobre la faz de la tierra.
¿Sabéis lo que eso significa? ¡ESO SIGNIFICA QUE TODAS LAS TAREAS DE BRICOLAJE SON PARA MÍ!

Se me está poniendo la cara de este tío
Se me está poniendo la cara de este tío

Mi función en las visitas a Ikea es básicamente la de cargar (la mía y la de la pobre Srta. Lawliet, cuyo coche nos ahorró innumerables viajes y agujetas.)
Pero mi función no se limita a la de ser la mula de carga, no, una vez llego a casa me toca ponerme a montar los muebles y dar instrucciones a mi novia y mi compañera de piso (yo siempre he pensado que sería una capataz genial. A veces también pienso que me he equivocado de especialidad y tendría que haber sido cirujana: me encanta dar órdenes y se me da genial; modestia aparte.)
Yo he intentado no intervenir y dejar que lo hagan solas, pero la última vez que hice eso mi compañera de piso montó parte de la cama al revés y hubo que desmontarla y volverla a montar. (Briconsejo: SEGUID LAS PUTAS INSTRUCCIONES DE IKEA PARA EVITAR SITUACIONES COMO ESTA.) Doy gracias a mi padre desde aquí por su maravillosa caja de herramientas y sus preciosos destornilladores y, sobre todas las cosas, doy gracias a mi padre, a Dios, a la Virgen y a quien haga falta por esa maravilla de la Creación y la Tecnología (así con mayúsculas) que es EL ATORNILLADOR ELÉCTRICO.

Mi bebé
Mi bebé

No sé muy bien qué opinar de esto, la verdad; porque lo peor es que ME ENCANTA. 
Mi compañera de piso propone que yo arregle las sillas mientras ella limpia y a mí me parece MARAVILLOSO. Y ahí estoy yo, con mis trapos, mis destornilladores, mi lija, mis brochas… feliz como un regaliz. ¿Es esto normal?
Es que yo creo que esto ya es patológico, porque el otro día cuando me tocó a mí hablar con el tío de la instalación de Internet por que era la única que le entendía cuando hablaba de rosetas e historias estaba hasta contenta (otro día hablaremos de las instalaciones de Internet, porque eso sí que es odio de verdad, con la llama de mi odio podría iluminarse un continente entero, no os digo más.)

Os confieso que me está dando un poco de vergüenza este post, pero ahora no me da tiempo a escribir otro.
Y ya que estamos hoy de confesiones, os confesaré que… esta no es la primera vez que esto me pasa: En mi piso anterior siempre me tocaba arreglar cosas.
Me estoy haciendo un currículo de “arregladora de cosas” que flipas. Cisternas, teles, ordenadores, mesas, lámparas, sillas…

Vamos, que mi compañera de piso está encantadísima de haberse ido a vivir con una bollera y yo odio que me toque encargarme siempre del bricolaje ¡Y QUE ENCIMA ME GUSTE!

En la línea del bricolaje y para seguir con mi campaña. :D
En la línea del bricolaje y para seguir con mi campaña. 😀

 

 

Últimos artículos

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Hunter Schafer cuenta que estuvo saliendo con Rosalía unos cinco meses

¿Sabes cuando lees algo en Twitter de manera super insistente y crees que es...

Experimenta la doble estimulación con Ryde de Fun Factory

A pesar de que no siempre me he movido en el mundo de la...

Sarah Paulson adaptará ‘Untamed’, libro autobiográfico de Glennon Doyle

Glennon Doyle es una autora estadounidense que saltó a la fama en 2016 con...

Sandra Barneda confirma su relación con Pascalle Paerel

Ya sé que ya sabías que estaban juntas, si ya lo sé, pero el...

Obi: arte y placer en un juguete erótico

Hace unos años, cuando todavía estaba adentrándome en el mundo erótico, quise visitar la...

¿Están emparentadas Taylor Swift y Emily Dickinson?

Es más que probable que hayáis escuchado hablar alguna vez de esa casi desconocida...

¿Nueva novia para Amelia en ‘Anatomía de Grey’?

Veinte temporadas, que se dice pronto, lleva Anatomía de Grey en nuestras vidas. Algunas...

‘Strictly Confidential’ tiene una pinta lamentable (y por supuesto que la veremos)

Hay cositas que tienen su momento, y cuando su momento pasa, hay que ser...

Cinco series con croquetas para ver online

*El título es una tontería porque evidentemente vas a verlas online, no vas a...

Vuelve ‘Hacks’ más croqueta que nunca

Ha ganado un montón de premios y no es para menos, porque Hacks es...

Ester Expósito y Anna Castillo, juntas y revueltas en una serie de vampiras lesbianas

A veces la vida te da regalos, como esta noticia que combina varias de...

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...