La literatura Pulp es como Teruel: existe. Y os lo dice una aragonesa (y a mucha honra). Pero con las novelas pulp supongo que existen dos tipos de lectoras: las que huyen de ellas como alma que lleva el diablo y las que la abrazan como lo que realmente es: un género más, aunque sea de esos con los que desearías haberte puesto una gabardina y unas gafas de sol  gigantes para evitar ciertas miradas en la cola de la librería.

La mejor parte de leer literatura «pulp» lésbica es que aquí puedes encontrar de todo (guarrete, me refiero). La peor es que casi en muchas de ellas los personajes acaban rendidas en los brazos del protagonista, porque en la época tenían que pasar la censura si querían vender estos libros.

He de reconocer que no he leído niguno. Pero esa no es la razón de este post. La razón es que por sus portadas podemos ver ya la evolución de la literatura de género LGBT hasta llegar a nuestros días y constatar que algunas cosas no han cambiado (seguimos viendo esas portadas de mujeres semidesnudas), pero por lo menos ya no se escriben historias cuyos títulos y subtítulos rezan: la anormal historia de… la inmoral historia de… el pecado de… el diablo era una lesbiana… el tipo de amor incorrecto… etc, etc, etc.

¿Te atreves a que les echemos un vistazo juntas?

A Woman’s Woman

a woman's woman

«Sandra intentó amar a los hombres… pero no puedo resistirse a sus mujeres», reza su portada. Sandra, hija, no sabes cómo te entiende la mayoría de nuestras lectoras. O no, claro. Y aunque no sabemos si Sandra es la que está de pie, fumando en actitud dominante o la que se sienta a sus pies dejándose hacer, está claro que la pasión de estas dos se siente desde el primer vistazo, ya véis. 50 sombras de Sandra.

All The Gay Girls

all the gay girls

Marta estaba interesada en tres cosas: poder, dinero y mujeres jóvenes y guapas. Francamente, estoy confusa con este libro. ¿Todas las chicas gays? ¿Pero no le interesaban sólo las jóvenes y guapas? Está todo muy mal explicado. Pero hay una cosa que nos ha quedado clara: algunas croquetas no tienen reparo por la desnudez.

Anything Goes

anything-goes

Y más mujeres ligeras de ropa. Si en algún momento te preguntaste de dónde vino esa moda del despelote en las portadas de ficción lésbica, creo que hemos encontrado la respuesta. En cuanto al libro, esta es la inmoral historia de una tentadora hambrienta de amor y sus insaciables deseos.

Female Convict

Female convicts

La historia interna de una prisión de mujeres. Antes de Orange is the New Black, las croquetas del mundo ya tenían claro que las cárceles son sitios a tener en cuenta.  Aunque la mujer de la portada parece que va a sacarte los ojos con la cuchara más que a otra cosa, pero bueno.

Flying Lesbian

Flying lesbian

Su retorcida pasión la condujo a malas acciones mientras se procuraba placer en los brazos de mujeres. Creo que es mi título favorito de la historia. ¡La lesbiana voladora! Sabía de la existencia de una monja voladora, pero esto es nuevo para mi. Si tengo que adivinar cuál de las tres es la que tiene la facultad de volar, digo que la de la capa: la otra solamente agita los brazos en señal de alegría por verla. Aunque más parece que le esté haciendo un pase torero que otra cosa.

Forbidden Love

forbidden_love

«La sociedad tiene una fea palabra para estas mujeres: Diferentes». El libro nos cuenta el devenir cotidiano de dos croquetas de la época.

Hot Butch Lover

Hot butch lover

«¡Para cada mujer hay un hombre y otra mujer!» Y también va a haber un corsé dentro de poco, porque esa postura tiene que ser incomodísima para casi todo, incluído quitarse las bragas.

I Prefer Girls

iprefer_girls

Una historia de amor crepuscular con celos y odio. La protagonista prefiere a las mujeres. Eso nos había quedado claro.

Lesbian Gym

Lesbian gym

«La historia de una virgen que fue seducida por el tipo equivocado de amor». Alguien debería decirle que, aparte del tipo equivocado de amor, lleva el tipo equivocado de calzado. Al gimnasio no se puede ir con tacones, amiga croqueta.

Lesbians in White

lesbians in white

«Debajo de sus uniformes blancos nuevos arden pasiones sobre las que sólo se puede susurrar». Atención a lo que han hecho los recortes en Sanidad: ya no se les puede dar camisón a los enfermos, y las pobres enfermeras no tiene para comprarse sujetadores. Desgarrador.

Lesbo Nurse

lesbonurse

«La violenta historia de una enfermera que curaba de día y satisfacía sus extrañas lujurias por la noche». Seguimos con los recortes: por el día trabaja duramente, y por la noche no puede descansar, ha de tener otra ocupación. ¿Es esto admisible? No es un pájaro, no es un avión, es… ¡lesbonurse!

No Adam for Eve

no adam for eve

«En una profesión de sofisticadas mujeres no había Adán para Eva».

Pagan Lesbians

pagan-lesbians

Lesbianas paganas. El comienzo del fin.

Return to Lesbos

return-to-lesbos

Retorno a Lesbos. Los cruceros por el Mediterráneo están baratísimos, yo no las culpo si quieren volver.

Satan Was a Lesbian

satan was a lesbian

El diablo era lesbiana. ¡Lesbiana! ¡Una lesbiana con barba y bigote! (y con látigo…. que no se os olvide el látigo).

Strange Nurse

Strange nurse

«La hambrienta enfermera y la encantadora técnico de laboratorio abrieron nuevas fronteras de lujuria y pasión… en los brazos de la otra». ¿Alguna enfermera en la sala que nos pueda confirmar si el índice de lesbianas se incrementa en su profesión? Porque ya vamos por el tercero…

Strange Thrists

Strange thirsts

La historia de una actriz de renombre cuyos deseos incluían tanto a hombres como mujeres. Si es que ya se veía venir, que eso de Hollywood es un caldo de cultivo de croquetas.

Student in Lesbos

student in lesbo

Pasiones primigenias las atrajeron a tierras lejanas de lujuria. Creo que el ilustrador de esta portada 1) No ha estado nunca en su vida en Lesbos, 2) No sabe donde está Lesbos, 3) Cree que Lesbos tiene selva. O igual es la opción 4) la estudiante de Erasmus que se va a Lesbos y tras una noche de bar en bar acaba en el lustroso jardín de la casa de una croqueta. Cosas extrañas pasan entre ellas y los cepillos de rastrillar.

Suzy needs (and gets) a man

suzy needs a man

Suzy necesitaba un hombre. Suzy consiguió un hombre. Suzy era, obviamente, bisexual.

Tha Kind of Girl

That kind of girl

Buscando un escape de las pasadas frustraciones sexuales, ella se vio atrapada en un vortex de amor prohibido. Esa clase de chica puede referirse a varias cosas: desde a esa clase de chica que se da baños en cola-cao para tener ese moreno extrañísimo de piel a esa clase de chica que duerme con tacones.

The Abnormal Ones

The abnormal ones

«Una novela adulta que revela tanto el extasis como la agonía de aquellas mujeres cuyas costumbres sexuales son tachadas de anormales». La lesbiana #1 rompe la cuarta pared para decirnos con la mirada  «Sí, me la voy a hacer y todas lo sabéis». Muy sutil.

The Gay Nurses

the gay nurses

«Sus gorras blancas y uniformes almidonados ocultaron cuerpos que sufrían por ardiente amor prohibido». Qué gran profesión la de enfermera, de verdad. Yo me voy a cambiar de rama profesional tras haber visto esto. El ramo de flores estratégicamente colocado es una alegoría de que la enfermera (lo sabemos porque lleva cofia) le va a entregar su flor a la vecina que la mira de manera provocativa. De uniformes almidonados no sabemos nada.

The Leather Girls

The leather girl

«Ella tenía la cara de un ángel, el cuerpo de un demonio… ¡y las pasiones de una lesbiana!». Madre mía, madre mía, ¿dónde está esa mujer? ¿Dónde?  Este libro, escrito por Una Mujer (sí, ese es el nombre, no invento nada), nos desvela las pasiones de una lesbiana, así, en general. Pasiones que, por lo visto, incluyen látigos y transparencias.

Lesbian Triangle

the-lesbian-triangle

Triángulo lésbico. Ella, ella, y la cama. Lo vemos. Lo aprobamos.

Women’s Barracks

womens-barraks

«La honesta autobiografía de una soldado francesa». Esta es la portada de la primera novela pulp de la historia. Francamente, me encantaría que fuese la biografía de esta soldado que combatió en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial, aunque cada una en un bando porque, bueno, se enfadó con Francia. Hay cabreos muy peligrosos.

Hasta aquí el recopilatorio de hoy. ¿Te has encontrado con alguna de estas novelas? ¿La has leído? ¿Qué tal fue la experiencia? Cuéntanosla. Asómbranos.

20 Comentarios

  1. Oro puro. Me están entrando ganas de leérmelas todas. ¿Por qué me hacéis esto? Por qué, que no tengo tiempo de na!!!

  2. De este género he leído «Soy un bicho raro», de Ann Bannon! Y la portada http://www.pasionmanderley.com/uploads/imagenes/libro/portada/201207/portada-soy-un-bicho-raro_grande.jpg no tiene nada que ver con la temática xD

    Va de una chica que acaba de empezar en la universidad, la típica universidad americana que tiene su residencia, y todo eso. Y se enamora de su compañera de habitación, y etc, etc, etc. No me disgustó, pero tampoco es de lo mejor que he leído. La protagonista cuando avanza el libro es muy muy odiosa.

  3. Marca, no te cambies de profesión que solo vas a llevarte desilusiones! jajajaja
    Ahora de verdad, esto debe de ser por el mito de la enfermera sexy, porque lo que es en la vida real… doy fe de que no hay tanta croqueta en mi profesión. (O de 60 tias en clase, 3 son muchas y no me he enterado…)

  4. No conocía ninguna de las novelas. Pero qué risa me ha dado leyendo los títulos y viendo las portadas. Dos cosas las tengo muy claras:

    1) En efecto, las portadas de libros lésbicos con mujeres semi desnudas se remontan a décadas atrás. No había (y lamentablemente, aun hoy en día) mucha creatividad y el enfoque de la portada estaba más en lo superficial, en ser «provocativa».

    2) Lo mismo con los títulos: Hot Butch Lover, Lesbian Gym (¿En dónde queda, para apuntarme?), Lesbo Nurse, Pagan Lesbians, o mis favoritos: Lesbians In White, The Gay Nurse y Flying Lesbian. xD

    Pero qué risa.

    ¡Gracias por el artículo! Ahora me puedo ir a dormir (¡que aquí son las 4:40 am ya!). 🙂

  5. Estoy que literalmente me meo con este artículo! es tremendamente gracioso ajjaja me mata la descripción de cada portada, tremendo como pintan a las bollers! fuck! ni que estuviesen hablando de vampiros o extraterrestres joderrrr!!! jajaj pero bueno detrás de este estilo de novela se encierra mucho prejuicio que aún hoy existe, de todos modos prefiero reírme con lo que han escrito chicas JAJAJ por cierto que lo de las enfermeras es puro mito!

  6. De hecho este es el link de el libro un bicho raro y la autora Ann Bannon explica porque las portadas de los libros y esas frases ridículas eran así, es una carta interesante al comienzo del libro como introducción, que por cierto me encanto y como no quiero escribirles más para que lo lean por ustedes mismas. http://www.scribd.com/mobile/doc/205181285. Hay una lesbiana en mi sopa, por favor no borren tan rápido el comentario si es necesario por los derechos de autor o alguna cosa más ahhh y Marca es un buen comienzo para que leas un libro Pulp aunque se que los has leído pero eres de las que le da vergüenza admitirlo.

  7. Lo confieso, yo soy la autora bajo el seudónimo de «Una mujer» (acabo de cumplir los 85, pero me conservo de maravilla). Bah, no, es broma, no lo soy. Pero, Marca, creo que me has inspirado para mi próxima novela: «En ocasiones veo mujeres en ropa interior». Todo un best seller, aviso (y atentas a la portada… Srluppp, ya estoy babeando solo de pensarlo).

    Enerfe, pues no sé qué decirte. Yo conozco a una enfermera bollera…. no, espera, son dos… ¡Ah, no, y también está esta de…! Huy, y esta que…. ¡Cielos, creo que ya tengo en mi cabeza la segunda parte!: «En ocasiones también veo enfermeras bolleras (en ropa interior bajo bata blanca)». Uf, con esta arraso fijo.

    ¡Qué dices, Berenice! «101 razones para odiarla» es de lo mejorcito que ha salido recientemente. Yo, sin ir más lejos, tengo planeado cargarme a su autora porque la considero una competidora muy, muy dura. No he visto tanto talento al servicio de una historia lésbica desde hace mucho, mucho tiempo. Evidentemente, es cuestión de gustos, pero ya te digo yo que no tiene nada que ver con la Pulp Fiction (tal vez, con la zoofilia, por el factor vaca de la historia. Pero… nah, tampoco. La vaca es inofensiva, de verdad. ¡Ah, Clorinda, momento épico! (¡¡¿¿por qué no se me ocurriría a mí en alguna de mis novelas??!! Nada, lo dicho, que me la tengo que cargar. Hay que ver, qué trabajo da la competencia, leche).

  8. ‘En ocasiones veo mujeres en ropa interior’, la dramatica historia de una croqueta que, tras sufrir un accidente en el laboratorio en el que trabaja, adquiere la facultad de la visión de rayos X en los ojos, rayos que son incapaces de traspasar la última capa de ropa. Rayos X de los 50s, vaya.

  9. Y eso no es lo peor. Nuestra heroína (llamada Flastafludemul. Me ha salido potente, ¿eh?) descubre, horrorizada, los dramáticos efectos secundarios del accidente: ¡¡¡SE LE DESPEGAN LOS PEZONES!!!

    ¿Qué ocurrirá con nuestra heroína? ¿Renegará de sus súperpoderes? ¿Se resignará a una vida sin pezones? ¿Serán las tetinas de biberones el sustituto ideal? ¿Rechazarán sus tetas el injerto?

    ¡No se pierdan el próximo capítulo! (y no olviden vitaminarse y mineralizarse, de paso).

  10. Se os olvida uno de los mejores: THE BIG BOOK OF LESBIAN HORSE STORIES

    https://www.google.es/search?hl=es&site=imghp&tbm=isch&source=hp&biw=1366&bih=665&q=big+book+of+lesbian+horse+stories&oq=big+book+of+lesbian+horse+stories&gs_l=img.3…685.15270.0.15428.70.31.12.26.0.6.741.9349.5j8j6j1j5j5j1.31.0….0…1ac.1.42.img..46.24.2708.cfB2RlTtfaY#facrc=_&imgdii=_&imgrc=AFv15GbiDjKcbM%253A%3BZFcbdLhiubl_-M%3Bhttp%253A%252F%252Foranchak.com%252Fbook-lesbian-horse-stories.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Foranchak.com%252F%253Fpaged%253D3%3B400%3B631

  11. ¡Oh, un artículo de novelas pulp lésbicas! Llevo esperando esto como agua de mayo 😀 las novelas en sí son bastante basurilla, muchas están llenas de clichés ofensivos que te dan ganas de tirar el libro al fuego (suerte que una servidora se los lee online, que sinó…). Lo divertido, eso sí, es que comparas ciertos clichés con los de hoy en día y te das cuenta de que no han cambiado tanto al fin y al cabo (todavía tengo por encontrar una serie en la que aparezca una bollera y no termine por liarse con un chico, hasta ahora sólo he visto Arrow y Chicago Fire. Por no hablar de la falta de personajes butch que hay representados en los medios), además, de vez en cuando te encuentras con una que vale la pena, como las de Soy un bicho raro (parte de la saga de Beebo Brinker, son cuatro libros si no recuerdo mal), Twilight girl (nada que ver con crepúsculo ni vampiros que brillan. El libro está en inglés pero está bastante bien, aunque tiene un mal final. Pero al menos no es el típico de «oh, se volvió hetero y todos felices») y Spring Fire, que fue de los primeros y también mola bastante. En resumen, que tienes que ir con cuidado al elegir qué lees, pero el género tiene sus joyas.

  12. ¿La lesbiana voladora?!?! ay mi madre!!!!! me van a salir alitas?!?!?! aspas de helicoptero en el moño?!?! si estornudo saldré volando???? es contagioso???me van a dar el carné de piloto?? me van a dejar volar a mí?!?!que yo tengo vértigo, por Dios!!!!!!! si tengo un accidente quiero aterrizar en la isla esa de las bolleras paganas!! por cierto… ¿cómo se sujetarán las estrellitas esas tan monas en los pezones?yo quiero un par!pon una enfermera satánica pagana en tu vida!

  13. Marca un lujazo la nota, pero creo q seguire resistiendome al genero 😛
    Clara, definitivamente es un placer leer todo lo q escribes, hasta los comentarios. Y lo de Clorinda es que es mucha Clorinda, no te hagas mala sangre…

  14. El mérito no es todo mío, tuve ayuda de la señorita Mars, pero como es así como es, no quiso acreditarse…

  15. Tatana, gracias. Toda la culpa, todita, de mi cabeza. Y todavía no tengo muy claro si eso es bueno o malo. Fíjate que le estoy dando barra libre a la doña para la columna, así que en menos que canta un gallo me están echando de aquí, verás tú (entre lo que les mando, que no sé inglés y digo «guau» en vez de «wow» me veo metida en un ERE croquetil).

    Tema Clorinda: no me hago mala sangre, vale, pero… ¿y leche? ;O)

  16. jajaja Clara definitivamente sigue sin tomar la pastilla q te sienta a las 1000 maravillas.
    Tu no te preocupes ni por el ingles, ni por un posible ERE (aunque hoy por hoy todos pasamos caminando de puntillas a ese respecto…), ni por sangre, ni leche, ni uva, es mas aparca a «Clorinda»; si insistes mucho podemos inventar a «Anacleta», una simpatica cerdita (es q recien llego de Zamora y Salamanca, de vacaciones y me he comprado unos cerditos de barro muy monos 😉 )

  17. Que alguien me mande un correo con estas novelas porfaaaaaavarrr!!! Que hay dias que me pico los ojos de tanta basura que ya no quiero ni leer ni ver, pero estos libros que son una joya!
    ahi va mi correo kika6996@hotmail.com 😉 y gracias!

Comments are closed.