Rain of Love Shunga

Shunga es la casa de referencia de la cosmética erótica. Me arriesgaría a decir que sus productos son inimitables por su alta calidad y por la dedicación que tiene hacia sus consumidores. Siempre que entro a una tienda erótica y veo el despliegue de todos los artículos de Shunga me siento atraída por algo que no sabría ni definir. Hace un tiempo me ganó la curiosidad y me metí en su página web. Descubrí que Shunga significa “imagen de primavera” y que es una manera refinada para hacer alusión a las relaciones sexuales. Además, Shunga también es el nombre que se le otorga a un tipo de arte japonés en cual se representaban escenas eróticas entre los siglos XVI y XVIII. Ay, queridas lectoras: Thais una apasionada del arte y no puede evitar declararse fanática incondicional de la cosmética erótica de Shunga.

Hoy vengo a hablaros de uno de sus productos: Rain of Love. Se trata de una crema para estimular el punto G y hacer que se vuelva más sensible al tacto. El punto G es una zona erótica situada en nuestra vagina, entre el hueso púbico y el cuello del útero. Con su estimulación se pueden alcanzar orgasmos múltiples e incluso llegar a la eyaculación femenina.

Punto G

Rain of Love viene en una caja preciosa e incluye, además de la crema de 30 ml., una guía que explica qué es el punto G, cómo encontarlo y cómo utilizar el producto. Su aplicación, a pesar de ser sencilla, requiere concentración y algo de paciencia: tenemos que ponernos un poco de crema en los dedos e introducirlos en nuestra vagina. Una vez localizado el punto G, lo masajeamos y nos aseguramos de untar bien la crema. También se puede utilizar un vibrador especial para el punto G. He probado ambas cosas y no me parece un procedimiento muy cómodo. Es complicado atinar y que la crema no se pierda antes de llegar al punto G, por lo que pienso que sería recomendable que idearan un aplicador o algo similar. Pero que esto no os desanime, es probable que vosotras tengáis más maña que yo.

No se tarda mucho en notar la sensación intensa de frescor de Rain of Love. Una vez llegamos a este punto, podemos jugar en solitario o en pareja. En solitario: seguimos con la estimulación del punto G, masajeándolo hasta alcanzar el orgasmo o bien utilizando un vibrador. En pareja las opciones son infinitas; ¿qué tal si las dos probáis la crema y luego os ayudáis de un dildo doble? Una experiencia inolvidable, os lo aseguro.

El efecto de la crema dura entre unos veinte y treinta minutos. Si todavía no habéis tenido suficiente podéis utilizar un poco más de crema. Aunque el frescor se pase, es probable que sigáis notando la excitación, así que no me extrañaría que Rain of Love también actuara como afrodisíaco.

Os recomiendo que le deis una oportunidad a Rain of Love y a Shunga. Pronto os traeré más productos de esta casa, pero por ahora el primer contacto con uno de sus artículos ha sido excelente.

Lo mejor: Que cunde mucho y el envase da para usarlo bastantes veces.

Lo peor: La aplicación, pero con la práctica deja de ser un problema.

Para comprar Rain of Love, haz clic AQUÍ.

4 Comentarios

  1. remarco en negrita lo de “la aplicacion” aunque tengo truquitos que puede que te interesen…..er…..no espera….eso ha sonado a proposicion indecente XDDDDDDD

Comments are closed.