Shonda Rhimes, Hay una lesbiana en mi sopa

Si sois seguidoras de algunos de los tres shows que Shonda Rhimes tiene actualmente en antena, es decir, Anatomía de grey, Scandal, o How to get away with murder, os habréis dado cuenta de que la diversidad en los personajes es abrumadora. Los tres tienen personajes LGBT recurrentes, y abundan los episódicos. Los tres pasarían de sobre el test de Bechdel, porque sus personajes femeninos son, en su mayoría, protagonistas con interesantes historias. Los tres tienen representación de todas las razas, credos, y todo lo que os podáis imaginar. Es casi imposible no sentirse identificada con alguno, por la más variopinta razón. Que las tramas sean, en ocasiones, bastante locas, es otro asunto. Aquí hablamos de personajes.

Pero Shonda, mientras recogía un premio a «Aliada por la igualdad», ha hecho las siguientes declaraciones:

Es sólo algo más. Algo especial indica que es raro. La diversidad…como si hubiese algo inusual sobre contar historias sobre mujeres o gente de color o LGBT en televisión. Yo tengo una palabra diferente. Lo llamo normalización. Estoy normalizando la televisión. Estoy haciendo que la televisión sea como el mundo. Las mujeres, la gente de color, las personas LGBTQ, suman más del cincuenta por ciento de la población. Lo que significa que no están fuera de lo común. Tú deberías encender tu tv y ver tu tribu. Tu tribu puede ser cualquier tipo de persona, alguien con el que te identifiques, alguien que sienta como tú, que te haga sentir como en casa, que se siente de verdad.

Y nos da la clave sobre de qué es exactamente sobre lo que escribe: la soledad.

No sé si alguien se ha dado cuenta, pero sólo escribo de una cosa: estar solo. El miedo de estar solo, el deseo de no estar solo, los intentos que hacemos para encontrar nuestra persona, para mantener a nuestra persona, para convencer a nuestra persona de que no nos deje solos, la alegría de estar con nuestra persona y no solos, la devastación de ser abandonado. La necesidad de escuchar las palabras: tú no estás solo.

Parece que lo ha dejado bastante claro, ¿no? Realmente es uno de los deseos que compartimos todos los humanos, el de sentirnos acompañados, confortados, comprendidos. Shonda, sigue haciéndolo así: vas por el buen camino.

Vía: Huff post

2 Comentarios

Comments are closed.