Que tiemble la Casa Blanca, el Pentágono y las cincuenta estrellas de la bandera de Estados Unidos: Lindsay Lohan ha declarado que puede que se presente como candidata a la presidencia del gobierno estadounidense en las elecciones de 2020. Nos quedan cinco años, escasos cinco años para, o ir preparando un búnker o rezar para que en Marte ya haya alquileres asequibles, o ir dilucidando si Lindsay habla en serio o simplemente se ha unido al carro de otros famosos como el rapero Kanye West que han amenazado (sí, creo que el verbo correcto es amenazar) con ponerse al frente del gobierno de una de las inmensas e indiscutibles potencias mundiales.

Lindsay-Lohan-presidena-de-Estados-Unidos-2

Imágenes en exclusiva del primer vídeo electoral de Lindsay. 

Recapitulemos: la actriz, cantante, empresaria, modelo y ex convicta dejó caer la bomba en su cuenta de Instagram con una foto que tiene casi 50.000 me gusta (lo que me lleva a pensar en que, si se tratase de Facebook en lugar de Instagram, la publicación tendría tantos me gusta o se dispararían las caritas de pavor tan monas que nos ha regalado hace poco Mark Zuckerberg). Al principio podría haber parecido una broma, o una excentricidad de esas de los famosos de Hollywood, pero Lindsay SIGUE subiendo fotos a la red social haciendo referencia a una futura candidatura a la presidencia de Estados Unidos.

https://instagram.com/p/86x-HFJc5s/?taken-by=lindsaylohan

 

Se nos avecina un futuro incierto y apocalíptico que ni los mayas ni el mismísimo George Orwell consiguieron vaticinar: Lindsay Lohan y Kanye West podrían combatir en debates televisivos y defender sus programas electorales con sus dotes dialécticas.

Lindsay-Lohan-president-de-Estados-Unidos

Ralph Wiggum, tercer candidato a la presidencia en 2020 junto con Lindsay y Kanye en el mundo de yupi de Pepi 

En HULEMS hemos hecho un exhaustivo y arduo trabajo de investigación y parece que puede ser cierto: no se excluye a ex convictos para concurrir a las elecciones, así que los problemas con la justicia de Lindsay Lohan no serían una mancha en su expediente para llegar a la Casa Blanca. Aunque si a Bill Clinton le costó el cariño y la confianza de los estadounidenses su affair con su secretaria, Lindsay tampoco tendrá un camino de rosas si de verdad pretende presentarse como candidata en 2020. Ya sabéis: cinco años para ir trazando un plan, cinco años en los que HULEMS os seguirá manteniéndoos informadas sobre la carrera electoral de Lindsay Lohan for President.

1 Comentario

Comments are closed.