Emma-Donoghue-006

Si alguien le hubiera dicho a Emma Donoghue hace unos años que iba a estar nominada al Óscar, hubiera preguntado cómo de fuerte fue el golpe en la cabeza, porque ni ella misma daba un duro por una carrera literaria que, aunque extensa y reconocida por los críticos, se sostenía a duras penas. Hasta el año 2010, a pesar de haber recibido el premio Lambda por Stir-fry, una divertida novela sobre una joven que está descubriendo su sexualidad, y el Stonewall, por Hood, sobre dos chicas adolescentes que se enamoran en un internado católico en el Dublín de los 70, su carrera se había caracterizado por unas ventas moderadas y escaso reconocimiento fuera del círculo LGTB.

Con la publicación de La habitación, en el 2010, todo cambia. El libro, basado en el caso de Josef Friztl, hombre austríaco que encerró a su hija durante 24 años, a quien sometió a continuas violaciones y con quien llegó a tener 7 hijos, le valió el reconocimiento que llevaba años buscando. Sus protagonistas, Jack, un niño de 5 años, y su madre, Ma, encerrados en un sótano sin más acceso al mundo exterior que una televisión y las visitas de su captor, la llevaron a lo más alto de las listas de best-sellers, le consiguieron buenas críticas everywhere y nominaciones para el Man Booker y Orange Prize. Ahí es nada.

la-habitación-emma-donoghue

La adaptación del libro, en la que ella se encarga del guión y protagonizada por Brie Larson, fue tan bien recibida como la novela y le dió a Emma un BAFTA y una nominación a los Óscars, además de conseguir otras en las categorías de mejor película, mejor actriz principal y mejor dirección. Este año, que no puede empezar mejor para la irlandesa, porque nunca nada superará el poder pasear por la alfombra roja entre tanta actriz guapísima y emperifollada, terminará con la publicación de su nueva novela, The wonder, ambientada en la Irlanda rural de 1850 y de la que ya se ha revelado la portada y parte de su primer capítulo.

emma-donoghue-01

Desde aquí le rezaremos a los dioses del Olimpo para que Emma se lleve al tío Óscar a su casa (y si no, Nick Hornby también me vale).