La estancia de Barack Obama en la Casa Blanca empieza la cuenta atrás, y es posible que el dirigente de Estados Unidos se despida de sus dos mandatos con otro hito en su currículum presidencial: Obama va a aprobar el primer monumento nacional en reconocimiento a la lucha del colectivo LGBT, según informó The Washington Post. La conmemoración se situaría en el barrio de Greenwich Village, la zona neoyorkina en la que comenzaron los famosos “disturbios de Stonewall” que macaron el inicio de la lucha de los derechos del colectivo LGBT el 28 de junio de 1969.

gay_for_obama

Primero hay que hacer una matización: un “monumento nacional” no es un monumento como tal, no van a erigir ninguna construcción por la lucha LGBT. En Estados Unidos, un monumento nacional es una “tierra o un lugar histórico” protegido, una distinción similar a los famosos Parques Nacionales. El monumento en honor a los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales abarcaría parte del barrio de Greenwich Village, y sería el primer monumento nacional de Estados Unidos situado en una zona urbana, más concretamente en pleno Nueva York.

Stonewall

Las autoridades federales se reunirán la semana que viene para detallar la propuesta, que, por otra parte, ha sido complicada de llevar a buen puerto precisamente por tratarse de un monumento asentado en un área urbana con propiedad privada de por medio. Pero si todo sale según lo previsto, Barack Obama declarará oficialmente monumento nacional los alrededores del pub Stonewall el mes que viene, en junio. La designación coincidiría con el mes del Orgullo LGBT y ya se teoriza sobre que la fecha elegida será el 26 de junio, en el aniversario de la aprobación del matrimonio igualitario en todo el territorio de Estados Unidos por el Tribunal Supremo.

Vía: The Washington Post