Katarzyna Zillmann 750x422 , Hay una lesbiana en mi sopa

Estos Juegos Olímpicos están trayendo bastantes alegrías en un verano atípico. Ya son varias las personas abiertamente LGBT que han ganado medallas para sus respectivos países, pero la historia con Katarzyna Zillmann es completamente diferente, por varios motivos. Ayer, tras quedar segunda en su prueba de remo, la polaca dedicó su medalla a su novia, y tras la reacción de sorpresa de la prensa, contó lo siguiente.

Las conversaciones con prensa después de la carrera por las medallas no son nuevas para mí. Ya he hablado de ello en entrevistas antes, pero por alguna razón, no se publicó

B81658026ef94645f0db0f279d62, Hay una lesbiana en mi sopa

Polonia es uno de los países europeos con más rechazo a la comunidad LGBT. Dentro de la deriva de odio al colectivo que está teniendo lugar, varias poblaciones se han proclamado como ‘libres de LGBT’, en un gesto que asombra a la comunidad internacional, pero que, a la par, tampoco suscita ningún otro tipo de reacción. Al respecto de nombrar a su novia en público, Katarzyna comentó también que:

Sentí la necesidad. Hasta ahora, sin embargo, mi voz no era tan fuerte como ahora. Volviendo a Kasia Skorupa (deportista polaca abiertamente lesbiana), realmente aprecio lo que hace, al igual que aprecio a todos los atletas polacos que hablan sobre estos asuntos. Sé que así ayudaré a los demás. Fue suficiente que apareciera con una camiseta con las palabras “Deporte contra la homofobia” y recibí algunos mensajes de chicas jóvenes practicando remo. Una de ellas se abrió conmigo, me describió su difícil situación en el hogar y me confesó que la ayudé mucho con mi actitud. Uno de esos mensajes es suficiente para olvidarse por completo de miles de comentarios de odio y caras de disgusto.

Vía: Advocate