El verano está dando sus últimos coletazos y, cuando queramos darnos cuenta, habremos dicho adiós a los días de despreocupación estival y estaremos saludando a los días otoñales con sus botas, chubasqueros y paraguas. Pero, antes de que nos empecemos a desanimar, repasemos algunas de las novedades que nos ha dejado la literatura lésbica, porque hay más de un título con el que todavía podemos tumbarnos a la bartola y disfrutar al máximo los últimos rayos de sol.

As I Descended Robin Talley, Hay una lesbiana en mi sopa

Robin Talley nos trae en As I descended el Macbeth de Shakespeare modernizado y lesbianizado. Sí, yo también estoy dando grititos de alegría. Maria Lyon y Lily Boiten son la pareja más guay del instituto, aunque por ahora sólo ellas saben esto, y quieren continuar siéndola durante sus años universitarios. Lily irá a Standford y Maria quiere acompañarla, pero sólo podrá ir también si consigue la beca Cawdor Kinglsey. Todo sería coser y cantar si no fuera porque la chica más popular del instituto, Delilah, opta también a ella y no está dispuesta a dejarse pisotear por nada ni por nadie. Puedes comprarlo aquí. 

Vendra La Noche Marta Catala, Hay una lesbiana en mi sopa

Romance y suspense se mezclan en la primera novela, y esperemos que no la última, de Marta Catalá. Durante su luna de miel en el Caribe con su marido, Laura conoce a Carol, una misteriosa y magnética mujer que también está de vacaciones con su esposo, por la que se sentirá atraída de manera inmediata. La busca, quiere conocerla y saberlo todo sobre ella, pero eso podría no ser tan buena idea. Carol esconde secretos que no deberían desvelarse, pero Laura no sabe si podrá ni si quiere parar. Puedes hacerte con él aquí. 

Georgia Peaches Other Forbidden Fruit, Hay una lesbiana en mi sopa

Este es el que está llamado a convertirse en uno de los mejores lanzamientos de la literatura LGBT este año. Georgia peaches and other forbidden fruit es la historia de Joanna Gordon, una adolescente abiertamente lesbiana cuyo padre, un evangelista y popular locutor de radio, decide volver a casarse y trasladar la familia de Atlanta a la conservadora Georgia. A pesar de que Joanna tendrá que volver de nuevo al armario durante el año que le resta en el instituto, descubre que ser heterosexual no se le da nada mal, o por lo menos no se le daba hasta que conoce a la hermana de una de sus nuevas amigas, Mary. Hazte con él aquí. 

Not Your Sidekick Cb Lee, Hay una lesbiana en mi sopa

El momento de rellenar solicitudes para la universidad ha llegado y, para que sea vistosa, es necesario adornarla con actividades extracurriculares. Jess, una don nadie en el instituto, a pesar de que proviene de una familia de superhéroes con mucho pedigrí, no puede rechazar la oportunidad que se le presenta de hacer prácticas para el peor villano de la ciudad porque son remuneradas y además, porque podrá trabajar con Abby, la chica que le gusta desde hace vida y media. El que parecía que iba a ser un año ocupado pero tranquilo, acabará con Jess metida hasta el fondo en una trama en la tanto héroes como villanos se verán involucrados. Not your sidekick mezcla superhéroes y croquetas, COM-PRO. Puedes hacerte con él siguiendo este enlace.

 

Aqui Se Quisieron Carla Y Nico, Hay una lesbiana en mi sopa

Aquí se quisieron Carla y Nico es el primer viaje juntas de la parejita, que no solas. Unos días en Gandía con amigos suena como el plan ideal para desconectar y olvidarse de todo. Habrá playa, alcohol y una habitación para ellas solas. Vamos, la diversión está asegurada (para ellas y para nosotras). La tercera novela de A. M. Irún es igual de fresca y divertida que sus anteriores, Nico, por favor y El sentido de la vida de Carla Pi, con la diferencia de que aquí podremos disfrutar de Nico y Carla juntas y revueltas desde la primera página. Puedes comprarlo aquí. 

2 Comentarios

Comments are closed.