Han hecho falta cuatro temporadas de Orphan Black y dos nominaciones (2015 y 2016) para que la Academia se diera cuenta de la maravilla que hace Tatiana en esta serie. Por fin, en esta 68.ª edición de los premios, ¡Tatiana Maslany ha ganado el Emmy!

 

La categoría de Tatiana Maslany, mejor actriz principal en una serie dramática, es de las más complicadas de los Emmy, pues comparte nominación con, nada más y nada menos, Claire Danes (Homeland), Taraji P. Henson (Empire), Viola Davis (How to Get Away With Murder), Keri Russell (The Americans) y Robin Wright (House of Cards). El año pasado ganó Viola Davis, pero este año le tocaba a la canadiense.

https://www.youtube.com/watch?v=6MoFyyFMJHI

 

Me siento muy afortunada por estar en una serie que le da protagonismo a las mujeres

Además, también se lo agradeció al Clone Club.

Gracias al Clone Club, que nos ha apoyado desde el principio. Sin vosotros no tendríamos serie. Muchas gracias

Como podéis ver en el discurso, Tatiana tenía claro que no iba a ganar. En la entrevista posterior ha afirmado: “No me lo esperaba para nada. […] Es un gran honor. La categoría en la que estoy la conforman todas estas mujeres a las que admiro desde hace mucho tiempo y cuyo trabajo me fascina tanto…»

Conocemos a Tatiana por su trabajo en Orphan Black, pero la canadiense, que empezó bailando a los cuatro años, lleva actuando desde 1997. Hasta la fecha, ha ganado 21 premios, 14 con Orphan Black.

No solo nos alegramos por el hecho de que entre la multitud de clones que interpreta se incluya representación LGBT, que también. Nos alegramos porque Tatiana hace un trabajo impecable representando a todos y cada uno de las sestras. Ya de por sí es un mérito interpretar a personajes tan «oscuros» como Sarah o Helena, pero interpretarlos a todos con sus matices y conseguir que te olvides de que es la misma actriz se merece un Emmy y mucho más.