“One Million Moms” es un grupo de madres estadounidenses, una división de American Family Association, de progenitoras que “están cansadas de la influencia negativa con la que  sus niños están forzados a lidiar en los medios de comunicación”. Entre “sus logros”, se jactan de “conseguir” que la serie de la CBS protagonizada por Jane Lynch, Angel From Hell, fuese cancelada a los cinco episodios, y una de sus actuales campañas pretendía que la serie de Nickelodeon The Loud House no mostrase a los primeros padres gais de la cadena, aunque parece que no lo consiguieron, porque finalmente el programa infantil hizo historia.

El caso es que, esta agrupación que también ha tenido en el punto de mira a otras cadenas como Disney, ha dirigido sus fuerzas ahora al último anuncio de la marca H&M, She’s A Lady, porque, según explican, “incluye lo que parece ser un hombre vestido como una mujer en un segmento, otra mujer con ropa interior escasa, y termina con dos chicas adolescentes besándose debajo del agua”.

Vamos por partes, que la cosa tiene miga: “el hombre vestido de mujer” que ha escandalizado a las puritanas madres es Fatima Pinto, boxeadora de la modalidad tailandesa del deporte o muay thai. Fatima es una chica muy musculosa, en efecto, pero, oye, que no es transgénero, e, irónicamente en el comercial sí que aparece una modelo trans, Hari Nef, aunque las ‘One Million Moms’ no han parecido ni inmutarse de su presencia. La versión yankee de Hazte Oír se ha puesto, una vez más, en evidencia.

fatima-pinto-y-hari-nef-anuncio-hm

Y venga, que después de tanto haterismo os merecéis ver el anuncio otra vez:

Vía: PinkNews