Bajo una premisa que irremediablemente nos recuerda a cierta presentadora del ente público se presentaba Pulsaciones, la nueva serie de Antena 3. Ésta era, más o menos, ¿puede una persona trasplantada recibir el alma del donante?, y nos contaba la historia de Álex, un neurocirujano ambicioso y trepa que, tras recibir el corazón de Rodrigo, un periodista que ha fallecido en misteriosas circunstancias, comienza a tener visiones sobre el pasado de éste. Presa de la curiosidad, y acompañado de Lara, la colega del periodista, intentará descubrir qué pasó con Rodrigo.

Precisamente de Lara (Meritxell allvo) es de quien vamos a hablar. Periodista vocacional y con un tremendo afán investigador, su sueño era trabajar con Rodrigo Ugarte, a quien ella, como otros muchos, consideraban el mejor en lo suyo. Su muerte, acontecida mientras investigaba una trama criminal, se tiene por un accidente, pero Lara está convencida de que esto no es así, y de que hay un trasfondo relacionado con lo que había descubierto.

Conforme el personaje se va desarrollando, vemos que Lara vive con alguien, y ese alguien es una mujer. Lo descubrimos en una escena cargada de tensión, pero con final feliz.

El sobresalto de Lara no es casual ni fortuito. Ella sabe que se está metiendo en un jardín peligroso al intentar esclarecer la muerte de su amigo. Pero con lo que no contaba es con que se iba a convertir en un objetivo, así como su novia.

Lo que nos gusta de Lara es que un personaje fuerte, y que está guiado por la convicción de que hace lo que tiene que hacer, ni más ni menos. Los guionistas han sabido dotarla de personalidad propia, y, además, algo que valoramos siempre, que es que su orientación sexual no sea el eje de su trama, como no lo es en los personajes heterosexuales. Tiene novia, vale, pero su guión no va sobre el drama de salir del armario, ni sobre enamorarse de alguien. Ella va a lo suyo, que es intentar averiguar qué pasó con Rodrigo. Y oye, la serie está bastante bien: de momento llevan emitidos cinco episodios de un total de diez, y si os apetece algo de ciencia ficción con tintes detectivescos made in Spain, puede ser una buena opción. Que tenga croqueta es el empujón que os faltaba.