Saturday Night live lleva un año glorioso en el que convierte sábados random en navidad. A principios de año, KStew le decía al mundo en general, y a Trump en particular, que era muy gay. Este sábado pasado, el programa no sé si superó ese momento, pero desde luego que lo igualó y nos regaló un beso que no sabíamos que queríamos tanto hasta este momento. El beso de la chica que nos robó el corazón este verano, Gal Gadot vestida de Wonder Woman, besando a la que hizo lo mismo el año pasado, Kate Mckinnon.

El sketch, además de para alegrarnos el lunes, que oye siempre se agradece porque, en fin, lunes, quiere poner de manifiesto lo frustrantes que son el 99’9% de los blockbusters cuando perteneces a alguna de las letras del alfabeto LGBT+. En pleno 2k17, en el mejor de los casos, nos dan un poco de subtexto con el que jugar y entretenernos creando las tramas que los guionistas no se atrevieron a mostrar.

Una de estas películas es Wonder Woman, donde hay poco subtexto lésbico en el que rascar. Un poquito hay, pero si pestañeas te lo pierdes. No es como si Diana viviese en un isla paradisíaca rodeada de mujeres musculosas y guapísimas donde mostrar relaciones lésbicas hubiera quedad de manera muy natural. No es el caso, no, qué va. Cof.

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems