El runrún de un reboot de Buffy, la cazavampiros es algo que lleva sonando en las altas jerarquías de la Fox durante un tiempecito. Traer a antena de nuevo a la cazavampiros es algo que a los directivos les hace ojitos y es que no es para menos. Es una de las series más exitosas de la Fox, saben que cuentan con una fanbase sólida y fiel y que no dudarían en darles todo su apoyo si Sunnydale vuelve a abrir sus puertas.

Sin embargo, por muy jugoso que para la cadena pueda resultar un reboot, se han puesto una condición que parece inamovible: Joss Whedon, el creador, tiene que dar el visto bueno. «Cuando Joss decida que es el momento, lo haremos. Hasta que no decida que es el momento, no sucederá», han dicho. Peeeeero eso no parece que vaya a suceder ni en el futuro más próximo ni en el más lejano. Whedon no parece demasiado dispuesto a volver a Sunnydale, ha pasado página y ahora está a otras cosas.

Y no es el único. Sarah Michelle Gellar tampoco parece demasiado entusiasmada con la cuestión, sino que más bien todo lo contrario. «Tenemos que recordar que va sobre los horrores de la adolescencia y cómo se manifiestan en monstruos que son los verdaderos monstruos de la serie, y no sé en qué se traduciría eso ahora. No podemos contentar a todo el mundo y tuvimos siete temporadas increíbles. Viven todavía en los fanfics y en los cómics y novelas gráficas, y creo que es muy guay que pueda ser inmortal de esa manera. Porque ni James [Marsters], David [Boreanaz], yo misma… ninguno somos inmortales».

No es necesario ser Verónica Mars para darse cuenta de que los implicados tienen entre 0 y -10 ganas de volver a la serie. A los directivos de la Fox les quedan dos opciones como propietarios de los derechos:  O dejan a la cazavampiros quietecita y dónde está, o la traen de vuelta sin contar con el apoyo de nadie del equipo original con el previsible y consiguiente enfado de los fans.

Si te gusta lo que has leído, puedes ayudarnos en Ko-fi o Patreon. Te estaremos infinitamente agradecidas.