A Crueles Intenciones le está pasando un poco como a Las Amistades Peligrosas, la novela escrita por Pierre Chorderlos de Laclos en la que está basado el largometraje: los dos parecen envejecer estupendamente bien, y 18 años después de su estreno todavía seguimos hablando de esta adaptación moderna a la gran pantalla. ¿Tenía defectos? Todos los del mundo. ¿Nos encanta igualmente? Nos encanta igualmente.

Una de las escenas más memorables de la cinta vino de la mano de Selma Blair y Sarah Michelle Gellar, cuando el personaje interpretado por la última, Kathyrn, da un paso más en su empeño por pervertir a la dulce Cecile, y le enseña a besar. Precisamente de esa escena han hablado las dos actrices en la historia oral de la película que han contado para para Entertainment Weekly. El artículo es de obligada lectura, aunque aquí te extraemos los fragmentos croquetos.

Selma: Yo nunca había besado antes a una chica, y recuerdo pensar “¿Qué pasa si beso fatal?”

Cuando su madre vio la escena, fue muy directa con ella.

De verdad, Selma, ¿tenías que usar tanta lengua? La pobre Sarah… parece tan delicada, y tú pusiste a Goliat en su boca.

Pero, aparentemente, a Sarah Michelle no le pareció lo mismo, y es más: está encantada con el beso.

Recuerdo pensar: podría besar a Selma todo el día. Su piel era tan suave… Mi piel es muy sensible, así que cuando beso mucho rato delante de una cámara, se irrita.

Suponemos que no sucedió en ese beso. Es realmente llamativo que, después de tantas películas lésbicas y no lésbicas, después de tantos besos entre dos chicas como hemos visto, y habiendo pasado tanto tiempo desde que viéramos Crueles intenciones, sigamos recordando el beso entre Selma y Sarah Michelle. ¿Será por las protagonistas? Seguramente tenga mucho que ver. Pero hay momentos que marcan a una generación, y este es uno de ellos.

Vía: EW