De los 86958476 emojis que el teclado de tu teléfono (y tu WhatsApp) tiene disponibles, ¿cuántos usas? ¿Un 10%? ¿O con la que se encoge de hombros y la flamenca ya vas servida? No, ahora en serio: en este amplio catálogo de iconitos, hay algunos de los que desconocemos incluso el significado. Pero hoy vas a conocer a un gran ignorado, y tu vida desde luego no va a ser igual.

Resulta que Ari, una chica lesbiana de Honolulu, ha descubierto gracias a su afición por el shunga, la representación de imágenes sexuales, que la máscara tengu podía utilizarse a modo de arnés para el sexo entre dos mujeres. Sí, la nariz es lo que tú crees.

La autora de este descubrimiento cree que todas tendríamos que utilizarlo con propiedad en nuestras conversaciones, y que cada vez que quisiéramos nombrar un arnés, emoji al canto. Yo estoy a favor totalmente. La máscara es nuestra berenjena. ¡Reclamémosla!

Vía: Gay star news