Primero vamos a ponernos en contexto. Bueno, mejor dicho, os voy a poner en contexto con mi teoría conspiparanoica sobre cómo fuimos robadas en Merlí. Esta serie de TV3 tiene como protagonista a un profesor de filosofía de instituto. Explica la filosofía relacionándola con la vida de sus alumnos, de forma que estos (y nosotras) la comprendan y aprendan a pensar y a ser críticos con la realidad. Una de las tramas principales de la primera temporada es cómo Bruno, el hijo de Merlí, empieza a experimentar con el chico que le gusta, Pol, y finalmente asume su sexualidad.

Pero no he venido a hablar de Brunol, sino de Berta y Mònica. Berta comienza la serie siendo la novia de Pol y, si no recuerdo mal, tiene dos arcos importantes en la serie: cuando Pol la deja y empieza a mentir para que no la dejen sola (esto está horrible pero luego se da cuenta de que está mal y la perdonamos) y cuando descubre que quiere estudiar Bellas Artes. Por su parte, Mònica tiene un arco muy importante desde la segunda mitad de la primera temporada hasta la mitad de la segunda, su relación con Joan.

¿A dónde quiero llegar con esto? Desde la mitad de la segunda temporada, hasta el final de la serie, ninguna de las dos tiene un arco propio. Sus personajes estaban «libres» para que les escribieran una pequeña (si es que yo ya me conformo con poco) historia. Vale, ahora estaréis pensando «muy bien, pero solo por eso no las van a liar, no tendría sentido». Y estoy de acuerdo, no habría tenido sentido de no ser porque lo estaban dejando a huevo. Es que parecía que estaban preparando el terreno desde la segunda temporada.

Procedo a explicar los sucesos que me llevaron a pensar que algo iba a pasar entre Berta y Mònica. Para mí, el desencadenante clarísimo fue la fiesta de pijamas que hicieron las chicas en la segunda temporada. En ella, tras comentar que Berta besaba muy bien, Oksana le planta un señor morreo. Que vamos, bien podría haber sido este el ship, pero no, solo fue el hecho catalizador. A partir de aquí, según mi conspiteoría, Berta se empieza a replantear cosas. Por su parte, Mònica que también estaba en la fiesta, tenía una relación con Joan. Aunque esta estaba empezando a complicarse porque Joan estaba empezando a ser un poco posesivo y controlador.

Más tarde en la serie vemos cómo Mònica y Berta tienen una conversación sobre ese beso y sobre experimentar cosas nuevas (cosa que la serie ya ha ejecutado con la relación de Pol y Bruno). Comparten coñas, miradas, se esperan a la salida de clase. Mònica deja definitivamente a Joan, que estaba totalmente insoportable.

Llega el final de la segunda temporada, la fiesta en el instituto, las dos sin compromisos ni novios a la vista. Se van juntas al baño y Berta le dice a Mònica que no se quiere liar con Iván. Es que era el momento, lo estaba pidiendo la escena a gritos. Bueno, quizá en el baño no, que entre que Iván estaba escondido en un baño, y Coralina, con traumatismo craneal en el otro, igual no hubiera quedado bien. Pero vamos, en la fiesta sí, que al día siguiente amanece una al lado de la otra (no juntas, vale, pero al lado).

Berta y Mònica hubieran destronado a Brunol

Quiero pensar (yo y mi buena fe) que esta trama no se metió durante la serie por falta de tiempo. De haber sido una relación, tendría que haber tenido un desarrollo, y la tercera temporada bastante desarrollo tuvimos con Pol y Tània. Y quiero seguir pensando bien y que no hicieron que fuese solo un lío para no hacer las cosas a medias. Quiero pensar.

Tengo una última queja sobre cómo trataron a los personajes y es que además de tener poca trama en la temporada final, no me gusta cómo cierran sus personajes. En el salto en el tiempo del final, vemos a Berta, que estudió Bellas Artes, y «no llegará a vivir del dibujo pero no dejará de dibujar». ¿Qué mierdo de cierre es ese?. A Mònica lo que le depara el futuro es conocer a Pau, el hermano de Marc y enamorarse de él. O sea, ¿qué es eso?, ¿de dónde se sacan eso? Con lo bien que habría estado con Berta.

Y hasta aquí mi indignación de hoy. La verdad que me gustaría saber si a alguna más se le había pasado esta relación por la cabeza. O si simplemente os hubiera gustado. O si quizás veo demasiadas series y se me está yendo la pinza (si es esto último, por favor, no me lo digáis).