En 1895, Marie Høeg (1866-1949) y Bolette Berg (1872-1944) fundaron el estudio de fotografía Berg & Høeg en Horten, Noruega. Horten era una base naval con un astillero esencial para la marina noruega, y además tenía un gran flujo de personas que buscaban fotografiarse como modo de recordar algunas celebraciones, así como para enviar a familiares.

Las dos fotógrafas, además, tomaron muchas fotos de Horten y sus alrededores, y su prolífica producción se gaurda todavía hoy en el Museo Preus, el museo nacional noruego de fotografía, situado en la antigua base naval de Karljohansvern en, precisamente, Horten. Antes de su compra por parte del gobierno en 1995 era un museo privado, perteneciente a la familia que le da nombre, Preus. Y fueron ellos quienes descubrieron, entre algunos de los 440 negativos de vidrio, una carpeta en la que rezaba «privado».

No es extraño que los fotógrafos, y todavía más en épocas pretéritas en las que hacerse una foto era algo extraordinario,  tengan fotografías privadas en sus archivos. Pero lo que hace especiales a estas fotografías es que podemos ver a Marie y Bolette jugando con los roles de género: vestidas con ropa masculina, con el pelo corto y con vestido, y yendo más allá de los retratos convencionales que se hacían a las mujeres en la época.

Høeg fue una mujer comprometida con los derechos de las mujeres, y participó en grupos como Den selskbelige Diskusjonsforening (Asociación de Discusión Social), Horten Ledd av Landskvinnestemmerettforeningen (la Rama Horten de la Asociación Nacional para el Derecho de las Mujeres a Votar), Horten Kvinneråd tilknyttet Norske Kvinnerstrad (Ciudad) Consejo de Mujeres vinculado al Consejo Nacional de Mujeres de Noruega, y Horten Tuberkulose Forening (Asociación de Tuberculosis de Horten). Bolette Berg, oficialmente su «socia en el negocio» aunque se cree que las dos eran, simplemente, pareja, se prodigó menos en sociedad. Sin embargo, debe haber estado detrás de la cámara en muchas de estas fotografías, que suponen un testimonio tangible de que la lucha por los derechos de las mujeres, así como el desapego por los roles tradicionalmente supuestos a hombres y mujeres, no es algo de antes de ayer.

Høeg y Berg se mudaron a Kristiania (actual Oslo) en 1903, y continuaron trabajando como fotógrafas profesionales allí, produciendo principalmente fotografías de uso doméstico, como retratos y paisajes. También fundaron la editorial Berg og Høghs Kunstforlag A.S., publicando libros como Norske Kvinder, sobre la historia de las mujeres noruegas.

Fotos vía: Dangerousminds