vinila von bismark - Cinco grupos femeninos que me tienen obsesionadaPor algún motivo que no alcanzo a descubrir, me gustan mucho más los grupos y cantantes femeninas que los que no lo son. ¿Será verdad ese estudio que dice que son más cercanas y más empáticas? ¿Será, simplemente, porque me resultan más agradables y ya está? Misterios del cerebro. El caso es que últimamente estoy escuchando bastante más música que antes (señal de que estoy delante del ordenador más tiempo), y hay cinco grupos formados en su totalidad, o parcialmente, por chicas de los que me apetece hablar un poco, porque siempre es buen momento para hablar de chicas y de música.

Las Chillers

Any, Belén, Adela, Rocío, Espe y Laura son Las Chillers, el grupo favorito de todos aquellos que las escuchan en directo. Este verano, en una de esas pocas veces que nos juntamos todas las de la web, fuimos a uno de sus conciertos, y no pudimos salir más enamoradas de TODO lo que vimos. Las Chillers hacen versiones muy personales de todas esas canciones que te divierte escuchar cuando sales de fiesta, y verlas es una de esas cosas que tienes que hacer, al menos, una vez en la vida. Por si fuera poco, Rocío es el 50% de Monterrosa, un dúo de technopop que me tiene enamorada con sus letras y su música, y Belén tiene un proyecto personalísimo, Belenciana, que a veces me gusta imaginar que es el que montaría yo si tuviera más talento al piano.

Cariño

Los que decían que 1. el tontipop era una mierda y 2. que el tontipop había muerto además de ser unos cutres que te cagas, deberían estar calladitos una temporada. María, Paola y Alicia hacen parecer fácil lo que es verdaderamente complicado, que no es otra cosa que armarte unas canciones con tres acordes que no pasan desapercibidas. Punto extra: las letras de amor y desamor se dirigen por igual a chicos y a chicas.

Amparito

Todas tenemos un pasado, y el mío incluye ir a conciertos a darme empujones en las primeras filas mientras llovía cerveza de las litronas. Amparito me conecta directamente con esos golpes y esos moratones producidos por las pulseras de pinchos y, la verdad, me encanta. Es mi último descubrimiento, pero ya estoy enganchada.

Tronco

Tronco son Conxita y Fermí, y aunque estos hermanos no lo sepan, han venido a este mundo a destrozarme la vida. Sus letras, llenas de esa melancolía que todas tenemos en el paso de la juventud a la menos juventud, esa angustia existencial, ese aferrarte a las pequeñas cosas como un jersey azul, como no hacer las mismas cosas que has estado haciendo aunque sepas que no puedes seguir haciéndolas, me encoge el corazón y el estómago, y pese a todo los escucho de manera compulsiva y ya son parte de mi.

Vinila von Bismark

Spotify no suele acertar casi nunca con lo que me recomienda, pero con esto ha hecho una excepción. El último disco de Vinila, que tiene ya un par de años, es una mezcla curiosísima de casi todo lo que me gusta, desde la copla/flamenco a los sonidos orientales, y me ha sorprendido muchísimo este coctel musical.