Después de un año y medio viviendo en Inglaterra, después del frío, los días grises y lluviosos, el tráfico, todo ha tenido su recompensa y es que ayer, por el Red Nose Day pude presenciar la boda que siempre había deseado y que no sabía que necesitaba hasta ayer.

La cadena inglesa BBC emitía una programación especial para recaudar fondos para la lucha contra la pobreza (Red Nose Day) y no lo podía hacer de mejor manera que creando la secuela de una de las películas británicas más míticas: Cuatro bodas y un funeral. Ya os avisamos hace meses de este acontecimiento donde veríamos la boda entre las hijas de Charlie (Hugh Grant) y Fiona (Kristin Scott Thomas) quienes serían interpretadas por Lily James y Alicia Vikander. El cortometraje dura 13 minutos y nos aferramos al refrán que dice: Lo bueno si breve dos veces bueno porque desde su emisión no he podido dejar de verlo en bucle.

Claro que sabía que el corto me iba a encantar desde el primer momento que se supo el reparto pero lo que no sabía es que sería un momento HISTÓRICO en mi vida. Quizá penséis que estoy exagerando y puede que lo esté haciendo PERO es la primera vez que una pareja lésbica aparece en una cadena pública y en un tipo de evento con semejante difusión, ya que el programa recaudó más de 63 millones de libras, así que es motivo doble de celebración.


El cortometraje solo se puede ver en la plataforma digital de la cadena inglesa, pero muchos fragmentos están navegando por el maravillos mundo de Twitter y es que, desde luego, no he sido la única en gritar, llorar, reír, y sobre twittear este momento tan maravilloso.

 

¿Podré superar este momento? Aún no lo tengo claro pero lo único que pido es que el año que viene podamos ver a otras dos de nuestras actrices favoritas casándose y el que viene, y el que viene, y el que viene…