En 1941 Alfred Hitchcock se alzaba con su único Oscar. La película que mereció tal galardón fue Rebecca, una adaptación de la novela publicada en 1938 por la escritora británica Daphne Du Maurier, y que ahora, ochenta años después, Netflix planea readaptar para su plataforma con un reparto de lujo: Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas.

La historia de Rebecca es la de una mujer joven, recién casada con un apuesto viudo, y su nueva vida en Manderley, la mansión de la familia, donde el recuerdo de Rebecca, la anterior esposa, aún está muy presente en todas partes, y sobre todo en la memoria de la Señora Danvers, el ama de llaves.

Kristin Scott Thomas ha confirmado que será, precisamente, la señora Danvers, un papel que ha dado siempre pie a múltiples interpretaciones, pero que parece que todas conducen a que estaba enamorada de Rebecca, algo que se puede intuir por la manera en la que habla de ella. Hay una escena en la película original que no deja, creo, lugar a dudas, y que incluso se cita en The celluloid closet como armazón de esta teoría.

El director Ben Wheatley comenzará a rodar este verano en Estados Unidos y Francia, y el guión, adaptado, viene de la mano de la escritora de Kingsman Jane Goldman. En 1940, la adaptación preeminente de Rebecca fue producida por David O. Selznick y protagonizada por Lawrence Olivier y Joan Fontaine. A ver si le sienta bien el re-styling. Con una adaptación tan buena, lo van a tener difícil para superarla, pero la historia es lo suficientemente consistente como para que pueda resultar un buen trabajo.

Vía: THR