En octubre de 2018 se estrenaba el reboot de Embrujadas en CW. Igual que en la versión original, la serie sigue a tres brujas hermanas, Macy, Mel y Maggie (Madeleine Mantock, Melonie Diaz y Sarah Jeffery) que descubren su ascendencia mágica y las posibilidades que les dan sus poderes en el día a día. La serie bebía directamente de la serie original, protagonizada por Holly Marie Combs, Shannen Doherty y Alyssa Milano, y precisamente esta última ha hecho unas declaraciones muy directas sobre lo que le parece el reboot. Preguntada sobre si volverían a interpretar a las hermanas Halliwell en esta nueva versión, Milano contesta:

Creo que ese barco ha zarpado. Creo que arruinaron la posibilidad de eso por la forma en la que realizaron el reboot. El hecho de que no fuésemos incluidas desde el principio es una falta de respeto. Es triste. Creo que todas hubiésemos vuelto juntas para hacer algo. Nosotras creamos ese mundo. Habría sido increíble.

Muy contenta no parece. Pero es que, además, la serie tampoco parece que sea santo de su devoción.

Primero, quiero decir que valoro los trabajos y las oportunidades que el reboot ha creado. Pero no puedo entender qué hay de valiente, divertido o feminista en crear un show que básicamente dice que las actrices originales son demasiado viejas para hacer un trabajo que hicieron hace doce años. Espero que el nuevo show sea mejor que su marketing para que el verdadero legado permanezca

Desde su estreno en octubre, la serie ha perdido más o menos un millón de espectadores, pasando de millón y medio a 500.000 en su último episodio. Pese a estas discretas cifras, la serie ha sido renovada por una segunda temporada.

Vía: Digital Spy