A este 2020 no le hace falta nada más, de verdad. Si algo nos ha enseñado es que hay que disfrutar mientras se pueda, siempre con las precauciones necesarias. Así que hace falta probar nuevos productos por mis lectores de Los secretos de Thais se prueban, aunque los envases den algo de miedo. Aunque reconozco que por encima de eso estaba mi curiosidad…

Triple X viene de «Próxima experiencia extrema». Y ya ves si es extrema. Te acordarás de Secret Play porque ya había probado su Vibrador líquido e incluso el que tiene efecto calor, pero Triple X es algo nuevo. Es estimulación elevada a la máxima potencia: las sensaciones se concentran en tus genitales durante un buen rato y no puedes pensar en nada más.

IMG 2973, Hay una lesbiana en mi sopa

¿Qué promete? Efectos. No uno, ni dos, sino tres, además por orden. Primero un frescor que es como un soplo de aire fresco, luego efecto calor picante (como si fuera muy especiado) y, por último, la vibración que caracteriza a estos productos de Secret Play. Los dos primeros efectos se notan progresivamente y, al final, se fusionan los tres.

Basta una gota para llevarte al límite. La primera vez me puse demasiado poco y la segunda una pulsación, que resultó ser too much. Mi consejo es que pruebes con media pulsación, el tamaño de una lenteja, y lo esparzas por la zona que deseas estimular. Es una especie de crema de color rosa que se extiende fácilmente. El efecto se nota de forma inmediata, es que no pasa ni un minuto hasta que comienzas a sentir el frío.

IMG 2980 1, Hay una lesbiana en mi sopa

Percibirás la explosión de los tres efectos entre veinte minutos y media hora. A partir de los treinta la vibración empieza a descender hasta que desaparece. El resultado: unos genitales muy sensibles al tacto, perfecto para jugar en solitario o en pareja. Es un buen complemento para utilizar si llevas puesto un arnés y quieres sentir algo de estimulación mientras penetras a tu amante. Sin embargo, las posibilidades son, como siempre, muy variadas. A mí me gusta utilizarlo mientras escribo para ponerme a tono o para ir calentando el terreno. Desde luego que es imposible ponértelo y ser inmune. Por eso no recomiendo Triple X si tienes clítoris muy sensible u otros productos similares te parecen demasiado intensos. Lo último que queremos es que se convierta en una molestia.

No obstante, si has probado estimuladores parecidos y te gusta el efecto o disfrutas de emociones fuertes en cuanto a cosmética y juguetería erótica, es para ti. Disfrutarás de la sensación durante minutos que se harán eternos y efímeros al mismo tiempo. Hubo un momento en el que estaba casi desesperada por la magnitud de la estimulación y llegué a pensar: «se me va a romper el coño». Te alegrará saber que sigue intacto.

IMG 2979 1, Hay una lesbiana en mi sopa

Como la mayoría de los productos Secret Play, Triple X viene en un envase airless para no desperdiciar contenido y que se conserve lo mejor posible. Son 15 ml. que te darán para muchas sesiones, porque es potentísimo y solo usarás un poco cada vez. Está hecho en España, es 100 % natural, no testado en animales y apto para veganes.

En definitiva: esto es más que un producto de cosmética erótica, es prácticamente una poción mágica. Potente e infalible, no te olvidarás de él. Ni tú ni tus genitales ni tus zonas erógenas, porque puedes probarlo también en otros lugares del cuerpo. Ahora solo te queda saber si esta experiencia extrema es para ti…

Hazte con Triple X AQUÍ.