Pongamos por caso que estás en un museo. Y ves un Van Gogh. Y te encanta, es un cuadro precioso que no te importaría que colgara de las paredes de tu casa, no solo por su valor monetario sino porque estamos hablando de una obra de arte. Pongamos, además, que eres una estudiante de Bellas Artes con mucho talento y un gran futuro. ¿Copiarías el Van Gogh? ¿Harías una versión propia solo porque te ha encantado?

Respuesta correcta: NO.

Pues eso es lo primero que he pensado tras ver Mistresses USA, una serie que es un puedo y no quiero de la Mistresses producida, rodada y creada en Gran Bretaña. Estoy a punto de estirar el dedo meñique y hacerme una taza de té bien calentito para escribir este post, porque aviso de que me voy a poner prepotente e insoportable como pocas veces me habéis visto, pero es que la ocasión lo merece.

Mistresses USA nació a comienzos del verano como un remake de la serie originalmente creada en Gran Bretaña, pero fue asomarme a lo que podía ofrecer y no dar una patata por ella. ¿Es visible? Sí. ¿Es un producto necesario? No, en absoluto.

Insisto en la idea del Van Gogh porque nunca he entendido muy bien esa manía de los cineastas de copiar todo lo que ya está bien como está. Quiero decir que si no vas a poder mejorar algo, no tiene demasiado sentido gastar dinero y esfuerzos en hacer un producto que no aportará nada nuevo y que, encima, va a ser peor que la idea original. Hay mil historias esperando a ser contadas, mil creadores que están deseosos de que alguien les dé una oportunidad, pero en lugar de escuchar sus oraciones, Hollywood se empeña en caer en la trampa de los remakes que solo sirven para cabrear a los fans.

No quiero decir con esto que Mistresses USA no sea entrentenida. Como dije más arriba, es visible, pero pasa sin pena ni gloria ante tus ojos. Para que nos entendamos, no es un Queer as Folk, pues algunos piensan que en su remake estadounidense superó al británico, sino que es un Passion televisivo de la vida, y una manera muy cara de hacernos perder el tiempo.

Como en su versión inglesa, la americana nos cuenta la historia de cuatro amigas:

mistreses - savannahLa responsable Savannah ‘Savi’ Davis, interpretada por una maravillosa Alyssa Milano, y una de las pocas cosas que se salvan de la serie. Savannah es una abogada exitosa, enamorada de su marido, pero que echa de menos la pasión que solía haber en su matrimonio, por lo que se verá en la encrucijada de elegir entre el amor estable y la tentación de una prometedora aventura.

mistresses - kimLa terapeuta Karen Kim (Yunjin Kim), la mejor amiga de Savannah, que se verá envuelta en un problema de ética profesional con uno de sus pacientes. Y os confieso que con ella experimenté una especie de tic nervioso mientras veía la serie: ¿Por qué siempre tiene cara de asustada esta mujer? ¿No tiene otro registro interpretativo?

mistreses - jossLa burbujeante Joss Carver (Jess Macallan), hermana pequeña de Savannah y polo opuesto a ella. Joss es liberal, vehemente y vive la vida sin demasiadas exigencias a la hora de escoger un hombre al que llevarse a la cama. Ella es quien nos ocupa realmente porque su romance con una mujer en la primera temporada es lo que nos ha llevado a ver la serie.

mistresses - aprilY finalmente, tenemos a April (Rochelle Aytes), amiga de todas las anteriores. Madre, viuda, empresaria y con un oscuro pasado que nos irán desvelando a medida que pasen los episodios.

Con sus variantes, estas cuatro mujeres son los mimbres sobre los que se construye Mistresses en ambas versiones anglófonas. El problema aquí está en que mientras la versión británica es gris, lluviosa como un día en Londres, dramática y bastante oscura, la americana parece Disneylandia. Os concedo que las actrices están buenas siempre es un gustazo ver las mansiones californianas (la serie se rueda en Los Ángeles) en lugar del frío paisaje londinense. Pero eso es todo lo que nos ofrece esta nueva versión descafeinada de la serie. Por lo demás, intentan enganchar a la audiencia con la gran promesa del sexo, cuando en realidad, después del piloto, vemos más bien pocas escenas de cama y las que vemos dejarían impasible hasta al mismísimo obispo de Alcalá de Henares.

Lo único que personalmente salvo de la primera temporada es a la magnífica Alyssa Milano. No porque ya me gustara cuando era pequeña (aunque para mí es algo a tener en cuenta), sino porque con su interpretación evita que la serie se desmorone. Os diría que hace el papel de su vida, pero no soy crítica de cine y tampoco he seguido tanto su carrera para saberlo con certeza.

Así que, bueno, Mistresses USA es, para que nos entendamos, la versión blandita, predecible y soleada de su homónima británica. Exterior muy glam, contenido muy pobre, con el agravante de que la pareja lésbica no le llega ni a la suela del zapato a la británica.

mistresses-jessica-alex
Croquetas made in Great Britain.

Ya sabéis que nosotras bebemos los vientos por Anna Torv y que todo papel croqueta que interprete es siempre bienvenido en este blog, pero es que, además, la historia lésbica de Mistresses USA, aunque burbujeante y tóxica como un empacho de champán en Navidad, no tiene interés si se compara con la que Alex vivió con la fotógrafa-Torv en Mistresses UK. A lo mejor es que a mí me falla algo y es solo un problema personal, pero no fui capaz de sintonizar con el romance lésbico. Me falló la química, me fallaron los besos, me falló la única escena pasada por agua en la que las vimos juntas. Me fallaron muchísimas cosas y creo que hasta acabé enfadada en un momento dado.

alex-mistresses usa
Croquetas made in USA.

Dejaré que me salga la vena folklórica para confesaros que todo esto es para mí una pena mu grande, sobre todo sabiendo que la produce ABC, una de las pocas cadenas sensibilizada con la causa arcoiris y que ahora mismo tiene en antena todos estos shows con personajes LGBT: Rookie Blue, Modern Family, Once Upon A Time (lo sé, no es LGBT pero pleeeeease… más shippeo femslash no puede haber) y Anatomía de Grey. Aparte, los que no sabemos, pero de los que tú muy amablemente nos informarás dejándonos un comentario… hmmm… ¿por favor?

Siempre os decimos que, como lesbianas y bisexuales, nuestras exigencias están por los suelos. De veras. Es que ni siquiera me ruborizo al reconocerlo. El mundo del entretenimiento lésbico nos obliga a ser poco exigentes porque la cantidad puede que abunde, pero la calidad… es harina de otro costal y no es cuestión de ponerse exquisitas. Pero la diferencia es que en este caso sí podemos elegir. Y por eso os diré que si queréis ver Mistresses USA, adelante, no perdéis nada. Cosas MUCHO peores hemos visto y este no deja de ser un post con una opinión personal. Pero si lo que buscas es ver el Van Gogh del que hablábamos al comienzo de este post, no te lo pienses: ve directamente a la fuente original y dale al play con Mistresses UK. Disfrutarás.

[polldaddy poll=7392178]

15 Comentarios

  1. yo la vi completa, en realidad es Alissa la que salva un poco la serie, me gusta la relación que hay entre hermanas, pero que tristeza la relación lesbica ¡Es horrible!, no hay nada, nada de nada, había más química en Greys anatomy cuando Arizona engaño a Callie con Lauren

  2. Confieso que no he visto Mistresses UK pero empecé a ver la versión estadounidense especialmente por Alyssa Milano. Siempre me ha encantado esa mujer, es una de las mujeres que más me llamó la atención en mi adolescencia. Sin embargo, solamente he visto un par de episodios. No me enganchó.

  3. Eso que la version americana es visible, es «discutible»… personalmente no llegue a terminar el piloto.
    Me parecio una fotocopia mal hecha y en una maquina con problemas de toner…
    Las 3 temporadas de Mistresses UK vale la pena ver, la recomiendo para aquellas que aun no la han visto.

    saludos y gracias por la pagina, las felicito

  4. Yo me la terminé en un puro ejercicio de responsabilidad hacia el blog, pero si no creo que también la hubiese dejado a medias. Alyssa Milano es lo único que se salva, de verdad, pero dejarle ese peso no es justo. Ni siquiera ella puede levantar la serie sola. Si te animas a ver la británica, ya nos contarás.

  5. Sí, supongo que es «discutible», pero si empezamos el post diciendo «esto es un truñaco, que nos devuelvan nuestro dinero», no tiene demasiado interés jajajaja Y de todos modos, de veras pienso que hay cosas mucho peores, ¿no? Podría poner mil ejemplos sin pensarlos demasiado, pero, bueno, que lo de la fotocopia mal hecha es una gran manera de describir este fiasco.

    Gracias a ti por leernos! Un abrazo

  6. Yo creo que lo que hay que hacer con esta serie es verla como quien ve Pretty Little Liars: como una broma. El guión es caca, las actrices actúan fatal (Milano incluida, so sorry) y es todo TAN forzado que si se toma algo en serio es para acabar locatis. Y lo digo con conocimiento de causa…

  7. Sorry, en eso creo que no nos vamos a poner de acuerdo: Milano es la única que lo hace bien xDDD Respecto a lo otro, te comento más o menos lo que dije un poco en el post: la serie no es tanto el problema, el problema es que en este caso se puede elegir. ¿Para qué vas a ver la mala si puedes ver la buena? Algo así, vaya.

    Pero sí, claro que no mata a nadie verla. Hay cosas muchísimo peores. Pero MUCHO MUCHO peores.

  8. Ay, a mi me da mucha pereza, pero creo que en realidad no es ella, si no su personaje cheater. Le voy a dar otra oportunidad, que no se diga.

    Y si, si, está claro que para ver una copia mala, coge una y ve la original buena. Que con tanto que ver en esta vida, no estamos para perder el tiempo. PERO nunca está de más ver clones de Anna Torv everywhere.

    Jo. Y tanto. ¿Te acuerdas cuando veiamos todos los truños habidos y por haber… y pixelados?

  9. Pues me ha picado la vena curiosa con esta serie, además del casi acoso publicitario en dos canales de tv paga en mi pais, para tratar de ver las dos versiones, y coincido contigo, la versión edulcorada USA, no le llega ni a los pies a la británica, pareciera que los estadounidenses quisieron copiar la idea y los personajes como conceptos pero a la hora de darles vida fracasaron con una versión totalmente mal hecha de la historia. Prefiero el lienzo original, tiene un encanto inusual si.
    Y me he muerto de la risa con lo de la cara de susto de cierta actriz, ya la veo con otros ojos! jaja

  10. ¿Acordarme? Te veo muy positiva usando el pasado. Seguimos viendo miles de truñacos. Vale, ya no pixelados, pero maaaan, la industria lésbica solo puede mejorar. Vamos a quedarnos con ese pensamiento xD

  11. Me alegro de que te hayas pasado al equipo de los buenos jaja. Sí, es que siempre tiene cara de susto, ¿verdad? A mí me ponía muy nerviosa mientras estaba viendo la serie. Con la boca medio abierta y todo. Raroraroraro.

Comments are closed.