Last Tango In Halifax3, Hay una lesbiana en mi sopa

El martes por la noche regresó a las pantallas inglesas Last Tango in Halifax, una de las series revelación de la temporada a la que los americanos están deseando hincarle el diente. Y nos complace poder deciros que lo ha hecho más en forma que nunca, hasta el punto de que, al verla, comprendes hasta qué punto la has echado de menos. Son también buenas noticias ver que la audiencia de la serie está asegurada —seis millones de espectadores y subiendo—, porque eso significa que tendremos Last Tango in Halifax para rato. Dos, tres o cuatro temporadas. Si el show mantiene la calidad que ha tenido hasta ahora, todo nos parecerá poco.

Gran parte de la «culpa» de esta brillantez la tienen los diálogos, en torno a los cuales se construye la serie y que los personajes usan para darnos más detalles sobre su vida. En Last Tango in Halifax hay muchas escenas en las que aparecen dos, tres, cuatro personajes charlando sobre lo que ocurre. Y lo hacen de una manera larga y detallada, casi como si fuera teatro. No es que ocurra mucho, pero el espectador se ve inmediatamente transportado en el espacio y tiempo, como si estuviera asistiendo, en vivo y en directo, a la conversación que mantienen todos ellos. Así que no deja de ser fascinante que algo tan complicado de hacer se nos presente de una manera tan sencilla. Por eso y por no haber perdido su esencia, un 10 para el guión de Last Tango in Halifax.

Last Tango 2x1 4, Hay una lesbiana en mi sopa

Como no podía ser de otra manera, el regreso de la serie ha girado en torno a la recuperación de Alan, que ha salido del hospital (casi) en plena forma. El susto hará que se precipiten los planes de boda con Celia, así como el resto de su existencia. La pareja principal sabe que siguen en la cuenta atrás y las 24 horas del día saben a poco para hacer todo lo que tienen en mente. También vemos a las hijas, Caroline y a Gillian, metidas de nuevo en esa espiral de amor/odio que tanto nos gusta. Gillian ha decidido ser sincera y confesarle a Caroline su desliz con su exmarido, lo cual reaviva las llamas de la aversión que se profesan mutuamente. Awww… todo vuelve a su sitio. Se aborrecen. La tensión se masca en el ambiente. ¡Todo va acorde al plan!

Last Tango 2x1 2, Hay una lesbiana en mi sopa
«Me acosté con tu exmarido».
Last Tango 2x1 1, Hay una lesbiana en mi sopa
«¿UH?»

Respecto a la parejita lésbica, ya estamos viendo cómo van dando pequeños pasos para afianzar su relación. Caroline le ha pedido a Kate que haga las maletas y se mude con ella. Puede sonar a cliché (chica conoce a chica, se enamoran, y en menos de un día tiene hechas las maletas, ¿cierto?), pero no lo es, porque todo forma parte de un elaborado plan con la esperanza de que el exmarido de Caroline comprenda por fin la indirecta y desaparezca de sus vidas para siempre. Sabiendo cómo es John, más pene que cerebro, vemos complicado que sus neuronas entiendan que ya es hora de irse. Pero los milagros ocurren. No perdamos la esperanza.

Last Tango 2x1 3, Hay una lesbiana en mi sopa

En cuanto a Caroline, me gustaría declarar públicamente mi amor por este personaje. Comenté en una reseña anterior que me parecía uno de los personajes LGBT más interesantes que nos ha dado la televisión. Ahora me reafirmo al respecto. Mi admiración por ella crece con cada episodio y el regreso de la segunda temporada no me ha decepcionado en este sentido. Si acaso, lo único que pido es que le den un poco más de cancha a Kate, porque con las escasas líneas que tiene en cada episodio, el tandem que hacen estas dos se inclina siempre hacia un lado. Está un poco desequilibrado y a lo mejor por eso emocionalmente no acaba de enganchar como otras parejas.

La única pega que tenemos que ponerle a este maravilloso regreso de la serie inglesa es, quizá, lo que se avecina la próxima semana. En el avance del final del episodio, vemos cómo Kate y Caroline tendrán una discusión por tener un hijo. Kate quiere ser madre. A Caroline le parece una locura. Y a nosotras no se nos ocurre un cliché más grande que un embarazo para conducir una relación lésbica en la pequeña pantalla. Nos daría pena que Last Tango in Halifax cayera en este recurso tan manido, que han usado infinitas series antes, especialmente porque, hasta el momento, han planteado la historia de Caroline y Kate de una manera refrescante. Pero, por ahora, todo son especulaciones. Tendremos que esperar a la próxima semana para ver qué pasa.

¿Y a ti? ¿Qué te ha parecido el regreso de la serie?

3 Comentarios

  1. Hola! quería agradecerles por recomendar esta serie, es muy buena! Una pregunta, saben dónde puedo ver/bajar el cap 1 de la segunda temporada? Muchas Gracias, Sa

Comments are closed.