Nicole Kidman Portada

Es difícil hablar de Nicole sin que me entren calores, y sé que quizás los años pudieron haber pasado sin ser tan injustos, pero las operaciones lo fueron, y mucho, y eso ha menguado su belleza. Pero sinceramente, me da igual. Nicole a muerte, la amo, la adoro y está en mi top five de mujeres por las que lo daría TODO. Y como además el día de San Valentín me vi Moulin Rouge mi amor hacia ella volvió a crecer de forma exponencial e imparable. ¿¡Y cómo no!? Y me da igual si ahora está peor y si no se tenía que haber operado, ¡me la sopla! Y lo hace porque ella siempre será así para mí.

Nicole Kidman Satine Moulin Rouge Diamonds

¿No es lo más sexy EVER? Porque para mí lo es, con esos ojos, esos labios, esa forma de mirar que hace que sientas que te hielas y, a la vez, algo arde dentro de ti. Yo es que no puedo, me puede, va más allá de lo que es razonablemente normal para mí. Y juro que a pesar de lo que suele parecer por aquí, soy bastante normal y no voy secuestrando pelirrojas por la calle… Que me comentaron que es ilegal y que podría llevarme a la cárcel y que no son como las de Orange is the new Black. No os hablaré de su carrera, porque a estas alturas quién no sepa de ella es que ha vivido bajo una piedra, pero os diré que si no la habéis visto en Moulin Rouge, Los Otros (de nuestro español director Amenabar), Embrujada (junto a Sandra Bullock!) o Las Horas (película LGBT muy L en la que la veremos con una nariz muy fea pero besando mujeres) ya tienes plan para esta tarde de domingo.

Nicole Kidman Satine Moulin Rouge
Corred a verla ya.

Era guapa de joven, y lo será siempre. Que sí, que el botox y tal, pero yo tengo la esperanza después de haberla visto en Stoker hace poco, que se haya dado cuenta de que el botox no arregla nada y se olvide de esas tonterías, dejando que la mujer que es luzca frente a todos, con arrugas, pero sin enmascarar la intensidad que es capaz de lanzar en una sola mirada. Ains, si a mí alguien me mirase así una sola vez…

Nicole Kidman Satine Moulin Rouge eyes
No, en serio, es que no puedo… Es que no puedo.

Y no puedo decir nada más, porque tengo que ir a pillar un vuelo a Australia para ir a ver si me deja poner mis labios donde ella ha puesto sus manos y cantarle como lo hizo Ewan McGregor para ver si surge el mismo efecto y me caso con ella. ¿Qué? De sueños también se vive. ¿O era que no…?

Nicole Kidman
¡Feliz Domingo, ladies!

3 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo. Para mí el LA pelirroja.A pesar del botox. A pesar de que en teoría no es ni de lejos mi tipo. A pesar de ese marido raro que tiene (es como un Ken articulado,me da cosilla). Tiene un gusto raro para los hombres. Esta es croqueta y no lo sabe. Me apunto a ser la primera que le descubra la verdad.ya tengo los billetes para Australia.

    Una noche de insomnio y zapping descubrí «Todo por un sueño», donde susurrandome cada frase al oido, dedicandome cada mirada, cada gestowwwwedfgbe4tr7qygwefhmomentoqueretomolacompostura, me demostró que era mucho, pero muchísimo más que el fragil florero que acompañaba al flipado de Tom Cruise; que colonizar mis sueños más salvajes, que con una caida de ojos podría rendirme y hacer que le confesara hasta el pin de la tarjeta de crédito (cosa que sería un milagro, ya que jamás he conseguido aprendermelo), que si ella quisiera haría que me olvidara de que en el mundo hay más mujeres que ella…

    Querida Srta Lawliet, le concedo el privilegio de escoger lugar y arma, porque nos vamos a tener que batir en duelo al amanecer, porque Kidman solo hay una.

Comments are closed.