InicioOpinión¿Es el sexo lésbico sexo real?

¿Es el sexo lésbico sexo real?

Publicado

lesbianas sexo 2

Historias de salida de armario hay miles, surrealistas, divertidas, duras, traumáticas, tempranas, tardías. Pero hay un sentimiento común que se refleja en las conversaciones que he tenido con muchas de las mujeres con las que he hablado. Un total desconocimiento acerca de la sexualidad lésbica, pocos referentes reales y una visión más oscura que clara de algunos aspectos que, aunque puedan parecer tontos, ni nosotras mismas acabamos de tener claros. A la cabeza me viene ahora ese tira y afloja constante que se trae la comunidad lésbica con el “yo no tengo que decir que soy lesbiana si no me da la gana, porque es mi vida”. Y el “hablar y contar, es visibilizar”.  Este post es de principio a fin mi opinión, mi visión, con años de perspectiva, de cómo estaba de liada mi cabeza por aquel entonces. Y de cómo creo que aún lo está para muchas mujeres todavía. Más de lo que nos atrevemos a decir en voz alta. Aunque, al fin y al cabo, no es culpa nuestra, porque cómo vamos a hablar de un problema que ni sabemos que tenemos. O que intuimos que está pero no acabamos de tener claro qué es.

lesbianas sexo

¿Doctora, cuándo puedo considerar que de verdad me he acostado con mi novia?

Esta frase podría pertenecer perfectamente a una tira cómica. Y tendría mucha gracia, si no fuera una pregunta que aún hoy en día no tiene una respuesta clara ni dentro de la comunidad. ¿Tras practicar sexo oral? ¿Es necesario utilizar un dildo para ello? ¿Entonces si masturbo a mi novia pero con la ropa puesta es sólo masturbarla o se puede considerar como que nos hemos acostado? Vaya chorrada, pensarán muchas. Otras dirán que qué sentido tiene hacer estas preguntas y que ellas tienen muy claro en qué momento se acostaron con su novia. A estas últimas mujeres les daré mi enhorabuena por haber conseguido la confianza suficiente en sí mismas como para considerar real lo que hacen en la cama, sin que nadie les diga que lo es. Pero la realidad es que la respuesta a la pregunta es que no hay respuesta. En lo que se refiere a “la versión oficial” ninguna nos hemos molestado en estipular, lejos de las opiniones ajenas, lo que nosotras consideramos que es tener sexo con una mujer. Se sabe y punto. ¿O no? Pues lo cierto es que no, no se sabe. Y por supuesto no tengo estadísticas para demostrarlo (aunque sería muy interesante que alguien se molestase en hacerlas). Lo que tengo son años de experiencia en debatir este tema hasta la saciedad con decenas de mujeres sin llegar a ponernos de acuerdo.

lesbianas sexo 3

Pero ¿por qué no está claro? Todas, con los años, somos muy conscientes de que cuando nos hemos acostado con una mujer, lo hemos hecho de verdad ¿no? Pues de nuevo no, no todas lo tenemos tan claro. Aún hoy en día me sigo encontrando con historias que aunque parezca increíble siguen pasando. Me sigo encontrando mujeres que me relatan con tristeza, que después de llevar un año y medio con una mujer bisexual, esta considera que en realidad no han tenido una relación. O con hombres que no consideran que su novia les engañe si se acuestan con una mujer. O con mujeres heterosexuales o bisexuales que tampoco consideran una infidelidad hacerlo. Y en este punto he de decir que no, no todas las mujeres bisexuales piensan así, ni todos los y las heterosexuales piensan de esa manera. Pero lo que sí es cierto, es que es un pensamiento que está más extendido de lo que nos gusta reconocer y que el sexo lésbico se sigue viendo socialmente como algo que quiere y no puede. Como algo en lo que uno se queda a medias y es imposible que se alcance una satisfacción plena con él. Y todavía hoy tenemos que seguir contestando a esa incesante pregunta: y las lesbianas ¿cómo lo hacéis? Pregunta que encierra un buen montón de connotaciones, la mayoría bastante negativas.

lesbianas sexo 4

Pero por qué tantas dudas y tan pocas respuestas. Por qué tanta inseguridad a la hora de establecer claramente qué es el sexo para nosotras. Por qué esa devaluación del sexo lésbico como algo que no es real del todo. Al menos no tan real como el sexo gay o el heterosexual. Y es aquí donde por fin llegamos al quid de la cuestión. Y al que en mi caso puso nombre Nuria Varela en su Feminismo para principiantes: el androcentrismo. El hombre como medida de todo, como referencia para definir el mundo que nos rodea. Por eso el sexo lésbico no se considera tan real como el sexo gay o heterosexual, porque si no hay un pene/dildo de por medio, eso no es sexo. Pero si en una relación de dos mujeres, obviamente, no hay un hombre de por medio, por qué tomamos como referencia el concepto androcentrista de las relaciones sexuales para definir la relación entre dos mujeres. Porque básicamente, no conocemos otra cosa. El sexo lésbico es el gran desconocido, el gran desplazado. Pero eso no lo hace menos real, completo y satisfactorio. Sólo lo invisibiliza y por desgracia, nosotras mismas, no hablando claramente de ello, ni estableciendo claramente lo que para nosotras es sexo, contribuimos a esta sensación de irrealidad acerca del sexo lésbico. Ya no sólo en la sociedad, si no dentro de la propia comunidad.

lesbianas sexo 5

Porque la realidad es que el concepto de sexo y de preliminares cambia radicalmente para nosotras. La masturbación y el sexo oral es nuestra forma de practicar sexo. Porque nosotras no tenemos preliminares, si no que vamos directas al grano.

Últimos artículos

#Laulia, hijas, poneos las pilas

No sé si nos habíamos visto en alguna igual, pero las bolleritas tenemos no...

Algunos tips para iniciarte en el BDSM con tu pareja

Así que, después de mucho hablar con tu chica, o bien porque las dos...

Libros lésbicos para leer en la piscina

El verano no es que haya llegado, es que se nos está pasando rapidísimo....

Despierta tus sentidos con Kushi de Iroha+

Siempre digo que las primeras veces tienen algo de especial. La curiosidad, la emoción...

Ni SuperPop, ni Bravo: llega BolloPop para ti, joven bollera

Durante muchos, muchos años, las adolescentes se dividían entre las que leían la SuperPop,...

Disfruta del placer en público con Jive 2

En los inicios de mi andadura en la juguetería erótica, We Vibe era la...

La actriz Louisa Jacobson sale del armario y presenta a su novia

Si has seguido la serie La edad dorada, te sonará su cara, y si...

Algunas películas sáficas que se estrenarán en 2024

Películas lésbicas, películas sáficas... llámalas como quieras, pero el caso es que son historias...

Apoyo constante de TENGA a la comunidad LGBTQ

Como parte del apoyo constante de TENGA a la comunidad LGTBIQ+, la marca japonesa...

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

Blake Lively en traje. Ya está, ese es todo el post

Aprovechando las últimas horas de vacaciones, y ya que está en Filmin, decidí revisionar...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...